Ideas para ahorrar en la compra de comestibles

Muchas familias compran demasiada comida. Otras no compran la suficiente. Para reducir los gastos de comida de una familia, hay que tomar en cuenta dos elementos básicos: la cantidad y calidad de alimentos.

Publicado el
Un rubro en el que más se gasta si no se sabe controlar la familia, es en los alimentos
Un rubro en el que más se gasta si no se sabe controlar la familia, es en los alimentos

La Guía para controlar sus gastos, de Larry Burkett, propone algunos consejos para ahorrar en este rubro:

Elaborar una lista escrita con alimentos necesarios antes de ir al mercado. Hay que tratar de ahorrar combustible comprando comida para un período más largo, y en mayores cantidades.

Es recomendable evitar salir de compras cuando se tenga hambre, especialmente si le gustan los alimentos dulces. Si es posible, utilizar una calculadora para ir controlando el total de gastos a medida que realiza las compras.

Lea también: Cinco pasos para manejar sus ingresos este año

Reducir o eliminar el uso de productos desechables: platos, vasos o servilletas de papel, preferir los platos de loza o plástico, servilletas de tela o vasos de vidrio.

Evaluar dónde conviene comprar los productos de higiene personal como el champú, el enjuague bucal. Generalmente se pueden conseguir a mejor precio en las ofertas especiales que tienen las cadenas de grandes supermercados y farmacias.

Evitar los alimentos precocidos y procesados, como comidas para el horno de microondas, alimentos congelados, pasteles, porque son más caros.

Ver cuáles son los cortes más económicos de carne, y pedirle al carnicero que los corte. Sin embargo, a veces resulta económico comprar carne empaquetada en oferta en los supermercados.

Los supermercados hacen gran publicidad con algunos productos que colocan a muy bajo precio, para atraer clientes y venderles otros productos a precio regular. Aprovechar estas ofertas y comprar esos productos con descuento. No olvidar comparar el precio de las demás compras.

Lea también: Seis consejos para usar bien su dinero

No comprar frutas y verduras que están fuera de temporada. Si están en el supermercado es porque han tenido que pagar costos de refrigeración o de importación y probablemente estén más caras que en temporada.

Tratar de comprar alimentos al por mayor. Si hacen un fondo común entre tres o cuatro familias, pueden comprar cantidades más grandes de alimentos a los precios que lo pagan los vendedores de las calles o los  mercados minoristas.

Preparar en casa las papillas para su bebé, pasando alimentos normales por la licuadora.

Y algo importante: dejar a sus hijos en casa, al cuidado de alguien, a fin de evitar presiones innecesarias cuando sale de compras.

Lea también: En diciembre, ¡ahorre!