Se escucha su melodioso murmullo

Guatemala  celebra hoy el  Día de la marimba, fecha legalizada como tal por el decreto legislativo 66-78, el cual reconoce a este instrumento como símbolo patrio. 

Hoy se celebra el día de la Marimba (Foto Prensa Libre: Edwin Castro)
Hoy se celebra el día de la Marimba (Foto Prensa Libre: Edwin Castro)

En 1999, con el decreto 31-99  se declaró a todos los 20 de febrero como Día Nacional de la Marimba. “Con esto se le da el lugar que se merece y que no debe perder bajo ningún motivo”, opina el compositor y arreglista guatemalteco Léster Gódinez.

Los homenajes para la marimba este mes no han cesado: el pasado 12  la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció a la marimba guatemalteca  como Patrimonio Cultural de las Américas. “Este reconocimiento es sumamente importante para nuestro país, porque es un serio compromiso por promover el aprendizaje, ejecución y divulgación del instrumento patrio”, recuerda Godínez.

La Casa de la Cultura Marquense promueve la marimba. (Foto Prensa Libre: Genner Guzmán)

Suenan las notas en occidente

 Por Genner Guzmán

San Marcos cultiva una rica tradición de enseñanza de la marimba. Entre sus compositores han destacado los maestros Marcos Baudilio Bautista Sánchez, Ulisis Fuentes Orozco, Augusto Rolando Orozco, Leonso Sánches Fuentes y Marco Antonio Castillo Barrios.

En la actualidad, múltiples escuelas se dedican a la enseñanza del instrumento patrio, entre ellas  las diferentes Casas de la Cultura.

 Sello  marquense

La escuela de la Casa de la Cultura Marquense obtuvo su instrumento  gracias a  Adesca.

“A pesar de la limitaciones económicas y de infraestructura, esta escuela alberga  a los futuros intérpretes de este instrumento”, comenta Evelio Barrios de León, vicepresidente de la organización.

En el municipio de San Pedro, San Marcos, existe otra escuela de marimba, la cual nació por  iniciativa de Marco Vinicio Godínez, en el 2013. En este  proyecto se imparten clases  gratuitas  a niños,  adolescentes y jóvenes.

En el municipio de Tejutla,  en  el 2003 se instaló la escuela de La Marimba de la Casa de la Cultura, de aquel lugar, la cual dirige  Marco Aurelio Paz de León.

La organización logró el apoyo de Adesca, que les donó un instrumento con el cual imparten   clases gratuitas. El proyecto está   a cargo del instructor Geovany  Bámaca.

“Pertenecer a una escuela de marimba nos permite desarrollar nuestra vocación musical,  y  en el caso de Tejutla fue una gran satisfacción ir a representar a Guatemala a un festival marimbístico. Este  se celebró   en febrero de 2012 en la ciudad de Chiapa de Corzo, México”, dice uno de sus estudiantes,  Henry Paz Castro.

 El maestro Francisco García, marimbista y compositor, es el fundador de una escuela de marimba particular de San Marcos y se interesa en la formación relacionada con este instrumento desde el 2008.

En estas organizaciones se imparten cursos de marimba e interpretación de música  académica, folclórica y popular.

Durante lo que resta de este mes, diversas organizaciones estatales y privadas ofrecerán conciertos, charlas y conferencias sobre la marimba.

 En la capital

En la ciudad de Guatemala existen varios conjuntos que, gracias a su profesionalismo, han impulsado el sonido de las teclas morenas guatemaltecas en el mundo.

 Entre ellas está la Marimba Femenina de Conciertos, que fue creada por la profesora Amparo Arana Torres, en 1992, y desde entonces ha participado en diversas actividades culturales, con conciertos y recitales. En el 2001 se integró al Ministerio de Cultura y Deportes y adoptó el nombre de Marimba Fenemina de Conciertos Ixoquib´ Ajq´ Ojomab.

Existe también la Marimba de Conciertos del Palacio Nacional de la Cultura, fundado en 1998 por el maestro Léster Godínez, como una forma de proyectar al instrumento patrio en actos oficiales. Desde ese entonces ha participado en múltiples conciertos y encuentros musicales en el país y el extranjero.

Otro conjunto que ha destacada es la Marimba de Conciertos de Bella Artes, creada por iniciativa del Maestro Léster Godínez. Su primer director musical fue  Rubén Alfonso Ramírez, y  en 1992 se fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación. 

En este edición también se incluyen algunas  escuelas de marimba en la provincia que, pese a sus limitaciones, dedican su tiempo y creatividad para fomentar la enseñanza de la interpretación de este instrumento.

Jóvenes se cultivan en el arte de la marimba. (Foto Prensa Libre: Édgar René Sáenz)

Guían en las teclas morenas

Por: Édgar René Sáenz

En Sololá funcionan cuatro escuelas de marimba que pertenecen al Ministerio de Cultura y Deportes, con el apoyo de las comunidades en las que se encuentran y que en algunos casos deben proveer el local donde funcionan.

Marta Chopen, directora de la Escu

ela de Marimba que pertenece al centro regional de arte Bacilio Eliseo de León Rosales,  de Sololá, dice que actualmente tienen inscritos a 25 estudiantes de diferentes  edades. 

Ellos asisten a sus clases durante tres días a la semana en distintos horarios, ya  que solo hay un maestro,  debido a limitaciones  presupuestarias.

La escuela funciona en dos aulas que cedió la escuela oficial rural mixta Molino Belén, del barrio San Bartolo de la cabecera departamental. La escuela de marimba  comenzó sus actividades en el 2005. De sus aulas han salido múltiples marimbistas que ahora forman parte de grupos que amenizan eventos en el país.

Eduardo Palax Guarcax, maestro de la academia, opina que u

na de las limitaciones fuertes que tienen es la falta de un sitio adecuado, pues a veces deben dar sus clases en el patio de la escuela. “El lugar es muy pequeño  y no caben todos los grupos”, expresa.

Entre sus logros destaca que esta escuela participó el  pasado 13 de junio en un ensamble de nueve marimbas, en el Teatro Nacional.

Cosechan talento

Otras tres escuelas similares funcionan en los municipios de Santa Clara La Laguna, San Pedro La Laguna y San Lucas Tolimán.

 Estas tienen como objetivo principal rescatar el instrumento  nacional, que también es un símbolo patrio, para que  la juventud sienta interés y dediquen sus talentos artísticos a la ejecución del teclado de hormigo.

Niños trabajan fuertemente para aprender a interpretar la marimba (Foto Prensa Libre: Octavio Girón)

 Muestran la ruta de la marimba

Por Octavio Girón

Dos escuelas de la marimba forman a los futuros ejecutantes del instrumento autóctono, y se constituyen como  un semillero de marimbistas de Coatepeque, en Quetzaltenango.

En esta población, la Escuela Municipal de la Marimba se fundó hace seis años, y está bajo la dirección del maestro marimbista y compositor Ernesto López Barrios.

Los estudiantes practican tres veces por semana en la municipalidad, en la que  tienen un  área para estudio.

La escuela alberga unos 60 nuevos ejecutantes, en su mayoría niños, aunque  hay algunos adultos que se han interesado por aprender a ejecutar el instrumento.

La escuela de la marimba cuenta con su propio instrumento llamado Voz de las Gardenias.

Tradición musical

En el mismo municipio también funciona la Escuela de la Marimba Guillermo de León Ruiz, nombre del destacado compositor nacional oriundo de Coatepeque, razón por la que la escuela  le hace un reconocimiento a su trayectoria de parte de la Asociación Centro Cultural de Coatepeque.

Esta asociación está  integrada por personas amantes del arte y la cultura, y uno de sus primeros objetivos fue formar la escuela de la marimba “Guillermo de León Ruiz”, sueño que se hizo realidad el  22 de septiembre del 2012.

La marimba recién cumplió sus primeros dos años de actividad y está a cargo  de los maestros Julio Bautista y  Moisés Rodríguez, este último   director y coordinador de la escuela.

“En los dos años han desfilado por la escuela 178 niños. Actualmente el grupo de alumnos es de 30, entre las edades de 7 a 23 años”, dice Rodríguez

“La marimba nos la donaron gracias a gestiones que realizamos  junto a la Asociación Centro Cultural de Coatepeque”, ,agrega.