Cómo el color de su ropa refleja su estado de ánimo

Su estado de ánimo puede verse influenciado por los colores. Al momento de vestirse debe cuidar las tonalidades que elige para no reflejar sentimientos contrarios.

El color de la vestimenta refleja su estado de ánimo. Escójalo según sus sentimientos. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El color de la vestimenta refleja su estado de ánimo. Escójalo según sus sentimientos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Los colores de su vestimenta reflejan cómo se siente y cómo es su personalidad. Para usar los tonos adecuados debe considerar la situación y las circunstancias.

En una reunión importante de negocios, si usted busca evocar seguridad, buen humor, confianza y control, sería un error utilizar colores llamativos o prendas con estampados dinámicos. Lo contrario pasaría si su reunión llegara a efectuarse en un lugar semiformal, sería un desacierto vestir tonalidades apagadas y tristes.

Las tendencias en la moda también son clave para describir su sentir. Vestirse con ropa de inspiración étnica refleja un sentimiento de paz, espiritualidad y tranquilidad, mientras que las tendencias urbanas y deportivas reflejan dinamismo, jovialidad y movimiento, asegura Damaris de Shoenbeck, asesora de imagen.

Los colores incluyen valores positivos y negativos, todo depende de cómo se sienta al momento de seleccionarlos. La dualidad en las distintas tonalidades también cuenta. Con el rojo, la tonalidad enfurece, pero estimula. Esto explica por qué en determinado día un color le parece más encantador y llamativo que otro, comenta Rita Polo de Ponciano, psicóloga clínica y terapeuta familiar.

El azul relaja, pero enfría y ensombrece a la vez. (Foto Prensa Libre: Pixabay).

En esta edición encontrará qué proyectará a las demás personas según el color que elija para su atuendo.

Naranja

Es un color extrovertido y extravagante. Su intención es brillar y alegrar la vida. Refleja entusiasmo, creatividad, éxito y optimismo. Si un día se levanta con mucha energía, sin duda se inclinará por este color con el cual transmitirá buen humor y optimismo.

Utilice este color en su vestimenta para los días en los que su estado de ánimo es alegre y optimista. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Azul

En tonos oscuros transmite independencia, seriedad, sobriedad y lealtad. Cuando es más claro, celeste, refleja jovialidad, entusiasmo e imaginación. Es un color que atrae e inquieta. Refleja melancolía y frialdad, pero potencializa la generosidad y solidaridad. Va de la mano con un estilo práctico, clásico o profesional y es el favorito de quienes tienen un buen control de sus emociones.

El azul es un color que atrae e inquieta. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Verde

Es el color de la naturaleza, renovación, vitalidad y relajación. Transmite esperanza, equilibrio y estabilidad. Es ideal para vestirlo en un día de reuniones difíciles y tensas porque ayuda a alcanzar la serenidad y la paz. Las personas analíticas y con un carácter sereno optan por el tono verde-azulado.

Utilice prendas de vestir verdes para días con demasiada carga laboral. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Negro

Si su carácter es fuerte y poderoso, este será uno de sus colores favoritos. Transmite firmeza, disciplina, elegancia y seguridad. Pero cuidado, pues también es símbolo de tristeza, dolor, melancolía y desesperación. El dramatismo, la perfección y la soberbia se hacen presente al portarlo. Si lo combina con tonos neutros como el blanco o gris, disminuye su intensidad.

El negro puede usarlo para entrevistas de trabajo o reuniones importantes. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Amarillo

Si desea darle a su día un toque de luminosidad elija este color, el cual le ayudará a reflexionar, expresar y crear. Denota alegría, espontaneidad y dinamismo. Además, es considerado el color de la sonrisa. Por otro lado, suele transmitir ira y envidia. Debido a su variabilidad no es recomendable utilizarlo si quiere reflejar seguridad.

No olvide que las prendas amarillas puede usarlo para momentos especiales que le darán felicidad y entusiasmo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Rojo

Es el color más fuerte de la gama. Es muy apropiado para una personalidad dominante, extrovertida y dinámica. Transmite determinación, impulsividad, fuerza, pasión, valor y fuego. Es recomendable utilizarlo en días decisivos y determinantes porque brinda energía, ánimo y firmeza. Las tonalidades más intensas son el rojo anaranjado y el rojo azulado.

El tono vino es autoritario y elegante, úselo para cenas románticas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Blanco

Es la ausencia del color. Es puro, luminoso y fresco, pero a la vez silencioso e impersonal. Transmite inocencia y simplicidad, acentúa la figura, pero de una forma sutil, discreta y delicada. No representa ninguna forma, más que ligereza y volatilidad. Está asociado al vacío y al silencio.

EL blanco suele ser característico de personas muy refinadas, según los expertos. (Foto Prensa Libre: Servicios).
0