¿Será que los TNF transformarán los tatuajes en arte rentable?

Los mejores tatuadores son cotizados. Su obras se exponen en la piel de los más famosos, pero no hay forma de hacer una exposición en una galeria. Por ello, están decididos a cambiar eso.

Publicado el
El artista tatuador Scott Campbell abrirá All the Best, un mercado en línea en el que se venderán diseños de tatuajes como tokens digitales. (Rebecca Smeyne/The New York Times)
El artista tatuador Scott Campbell abrirá All the Best, un mercado en línea en el que se venderán diseños de tatuajes como tokens digitales. (Rebecca Smeyne/The New York Times)

Los mejores tatuadores son muy cotizados, pues su obra se expone en algunos de los espacios más visibles del mundo: los hombros de LeBron James, la espalda de Scarlett Johansson, el rostro de Post Malone.

Sin embargo, no se pueden montar tatuajes en una galería, ni subastarlos en Sotheby’s. Viven y mueren con su propietario, a menos que se los quiten antes. Esto también significa que los tatuadores más solicitados siguen cobrando por hora, tal como lo hacían muchos durante su etapa de aprendices, cuando decoraban los bíceps de marineros y motociclistas.

Los artistas no suelen cobrar por hora, dijo Scott Campbell, de 44 años, tatuador de Los Ángeles que ha tatuado a Robert Downey Jr., Jennifer Aniston y Marc Jacobs. “Los músicos no cobran por el tiempo que les toma componer una canción. Jamás irías a una galería y pensarías: ‘¿Cuánto tiempo le tomó al artista pintar esto? Le voy a pagar por su tiempo’”.

Campbell, en colaboración con otros compañeros tatuadores como Mark Machado (conocido como Mr. Cartoon) y Brian Woo (Dr. Woo), quiere cambiar esta ecuación.

Un tatuaje geométrico realizado por Scott Campbell, quien espera que su mercado en línea, All Our Best, sea una gran ayuda para los tatuadores, que actualmente cobran por hora. (Vía The New York Times)

Esta semana, Campbell abrirá un mercado en línea, All Our Best, donde los tatuadores podrán ofrecer sus diseños como productos permanentes y comercializables en forma de TNF.

Por si no lo recuerdan: un TNF, que significa token no fungible, en esencia es una estampa digital de autenticidad que se puede comprar, vender o comerciar como criptomoneda en una cadena de bloques. Esto no tiene nada que ver con el mundo de los tatuajes, donde el límite máximo de ganancia para los mejores de este arte es de más o menos 1000 dólares la hora por sesiones de una a tres horas, incluso cuando trabajan con estrellas de Hollywood.

En este nuevo mercado, los clientes comprarán los derechos exclusivos del diseño del tatuaje, en lugar de la realización del tatuaje. “Voy a vender una idea, en lugar de solo horas de mi vida”, explicó Campbell, quien viene difuminando la línea entre los tatuajes y las artes plásticas desde hace años, ya que ha presentado sus esculturas y pinturas inspiradas en tatuajes en galerías y ferias de arte. “Los TNF básicamente son una tarjeta de béisbol digital”.

Como un beneficio de propiedad, los compradores obtienen una sesión garantizada con el tatuador, algo que no es poca cosa, ya que puede ser casi imposible reservar una cita con uno de los mejores tatuadores si no eres una celebridad.

Aunque esto no es obligatorio. Algunos propietarios tal vez prefieran conservar su piel intacta.

En teoría, los propietarios de tatuajes TNF podrían pedirle a otro tatuador que realice el diseño en su piel sin perder el derecho a afirmar que el tatuaje es una obra original certificada (las copias de tatuajes sin el permiso del artista es un problema que se ha salido de control).

En un inicio, All Our Best solo contará con la participación de un puñado de artistas reconocidos: Campbell, Mr. Cartoon, Dr. Woo, Grime, Sean from Texas y Tati Compton. Campbell planea ampliar la cartera y con el tiempo abrir el mercado para que cualquier tatuador pueda vender su trabajo.

No es el único tatuador que ha notado las oportunidades que ofrece la cadena de bloques. Por ejemplo, un artista de Portland, Maine, llamado Brad Wooten está vendiendo fotografías de tatuajes diseñados digitalmente como TNF.

Las ganancias potenciales son considerables. Los precios para la ronda inicial de tatuajes TNF en All Our Best oscilarán entre 1000 y 10.000 dólares. La tecnología de cadena de bloques también les permite a los artistas obtener un 10 por ciento de regalías cada vez que se revende una de sus obras.

Los clientes también pueden aspirar a obtener ganancias si la obra se revaloriza, a diferencia de la dinámica actual en la que “lo único que obtienen de la experiencia es una publicación en Instagram y el derecho a presumir el tatuaje”, comentó Campbell. “Ahora tienen algo que en realidad pueden conservar y heredar a sus hijos, que tiene una vida más allá de ser una cosa en el brazo que de todas formas en 10 años se verá quemado por el sol o deslucido”.