Cuando él es quien se queda en casa y cuida a los niños

En la época moderna, por diversas circunstancias, es la madre quien sale a trabajar y es el padre quien se queda en casa, en algunos casos. Esto es en función de las necesidades de cada familia.

Publicado el
Al quedarse en casa, el padre debe asumir sus distintas responsabilidades. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Al quedarse en casa, el padre debe asumir sus distintas responsabilidades. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Por mucho tiempo, se ha creído que la madre debe estar en casa al cuidado total de los hijos y dedicarse a roles específicos. De igual forma, el padre ha sido quien sale a trabajar y comparte menos tiempo en casa. Sin embargo, esto ha ido cambiando en la época moderna, pues dichos ‘roles’ han dejado de ser parte de un esquema estructurado.

Esto se debe a las necesidades de cada familia. Hay ocasiones en las que la madre es quien puede proveer las necesidades económicas del hogar con un empleo que le impide estar todo el tiempo en casa. De igual forma, existen otros trabajos que los padres asumen desde el hogar, como trabajar en línea, por ejemplo. Ahora, la economía del hogar es una responsabilidad de ambos.

En ocasiones, es el padre quien debe quedarse en casa al cuidado de sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Por esas u otras circunstancias, las familias dejan de funcionar de la forma convencional. De acuerdo con Gabriela Ramos, psicóloga clínica, la familia no está obligada a asumir los roles establecidos por la sociedad, sino trabajar de la manera que mejor satisfaga sus necesidades. Para ello, la comunicación juega un papel muy importante.

¿Cómo hacerlo funcionar en pareja?

Según Stephanie Martínez, psicóloga clínica, una pareja es un equipo complementario y deben funcionar de esa manera. ‘Por ello, es importante que entre los dos decidan qué hará cada uno, formar un plan antes de la llegada de los hijos y, de esta manera, ahorrarse conflictos’, explica.

Los padres deben tomar las decisiones en conjunto. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Así que ‘no tengamos miedo de romper los estereotipos que nos impuso la sociedad. Hagamos lo mejor para nuestras familias y normalicemos que podemos compartir las tareas, que hay familias diferentes y no está mal’, expresa Ramos.

Para Sara Chinchilla, psicóloga clínica, lo importante es que, si el padre está en casa y la madre es quien trabaja fuera de ella, sea bajo un acuerdo mutuo. ‘Cuando alguno de los padres no está de acuerdo, se provoca un conflicto y esto crea una confusión en los niños’, expresa. Asimismo, Chinchilla dice que ambos padres deben asumir la responsabilidad del ingreso económico para el hogar y el cuidado de los hijos con tiempo de calidad.

Un padre debe ofrecer tiempo de calidad a sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Que el padre esté en casa representa algunas ventajas para todos

Si la situación ha sido acordada en paz, dice Chinchilla, y ambos padres cumplen sus funciones, entonces los niños recibirán amor, comprensión y los cuidados que requieren, como la alimentación adecuada. ‘Hay padres que se quedan en casa, pero no cumplen ni una ni otra función. El padre debe estar conectado afectivamente con la familia’, explica.

El padre debe procurar pasar tiempo de calidad con sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, Chinchilla explica que la presencia del padre es importante para los hijos, ya que representa una figura de seguridad, protección y confianza para la familia. La psicóloga añade que el padre aporta el 50% de la estabilidad emocional de la familia, y el otro 50% lo aporta la madre.

Por lo tanto, tener un padre presente en casa fortalecerá ese vínculo paternal entre padres e hijos, satisfará las distintas necesidades de los niños y, como otra ventaja, al tener mayor disponibilidad de tiempo, puede apoyarlos en sus actividades extracurriculares.

Un padre representa estabilidad emocional para sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para Ramos, es importante normalizar los diferentes tipos de familia, pues las hay con madres solteras, padres solteros y abuelos que cuidan de sus nietos. ‘Cada familia es como es, cada una es diferente y eso es bueno’, dice. Asimismo, Ramos invita a los padres a asumir los retos y satisfacer las necesidades que corresponden a sus propias familias. ‘Hay que hacerle saber a los pequeños que, aunque sean una familia diferente, está bien’, añade.

 

Contenido relacionado:

>Consejos para trabajar en casa y lograr más efectividad

>13 consejos para hacer más fácil el proceso de adaptación de un perro adoptado

>El arte como terapia expresiva para el bienestar de las personas