Día Mundial del Riñón: Cuidar los órganos es una tarea diaria

El segundo jueves de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón, actividad que intenta poner la atención en las múltiples enfermedades renales que afectan a la población mundial, además de los cuidados que se deben tener.

Los riñones mantienen al cuerpo libre de toxinas por medio de la orina y regulan la presión arterial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los riñones mantienen al cuerpo libre de toxinas por medio de la orina y regulan la presión arterial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las personas más propensas a padecer las enfermedades renales son aquellas que presentan hipertensión y diabetes, por lo que resulta muy importante la realización de controles para un diagnóstico precoz.

Entre los padecimientos más comunes en el istmo centroamericano se encuentra la Nefropatía mesoamericana, el cual es un tipo de enfermedad renal crónica que afecta, desde hace aproximadamente dos décadas, a los agricultores jóvenes masculinos, que laboran en cultivos a lo largo de la costa pacífica de Centroamérica. La cual es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un padecimiento de gran importancia a enfrentar en la región.

A diferencia de la enfermedad renal crónica común, que puede surgir en una persona debido a la diabetes, hipertensión arterial, edad avanzada u obesidad entre otros, la nefropatía mesoamericana es de causas desconocidas y continúa siendo un enigma para la medicina actual.

 

“Se ha dado un aumento en la cantidad de casos de insuficiencia renal crónica, en el mundo, por lo que el cuidado de los riñones debe ser fundamental en toda persona, ya que estos eliminan las sustancias de desecho o toxinas producidas por nuestro cuerpo, como sales y agua, en sus funciones normales.”, señala la doctora Rosario Espinoza, gerente médico de Roche Centroamérica y Caribe (CAC).

Espinoza agrega que estos órganos son el reservorio de glucosa de nuestro metabolismo y liberan tres hormonas importantes: la eritropoyetina, que estimula la producción de glóbulos rojos; la renina, que regula la presión arterial, y la forma activa de la vitamina D, que permite mantener el calcio dentro de los huesos

Un riñón saludable mide entre 10 y 13 centímetros. Si el órgano tiene una medida menor es un indicio de que su funcionamiento no es el adecuado. (Foto Prensa Libre: Servicios)

 

Esta nefropatía se presenta en las regiones costeras de los diversos países de Mesoamérica -desde el sureste de México hasta Panamá- y mantiene un patrón bastante constante y creciente en cada uno de estos. Según la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC) y el Servicio de Nefrología del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), un 78 por ciento de la población en hemodiálisis de la Costa Sur, que atiende el Seguro Social, sufre la enfermedad renal crónica de origen desconocido.

La nefropatía mesoamericana es una enfermedad de carácter laboral que impacta a los agricultores del pacífico del país, quienes realizan trabajos pesados en condiciones climatológicas de calor extremo. Suele presentarse en hombres jóvenes, entre los 30 y 50 años de edad, y según estudios, los más afectados son los trabajadores de cultivos propios de las regiones costeras.

Enfermedad de impacto mundial

  • Más del 17 % de la población mundial mayor de 20 años, padece de una enfermedad renal crónica.
  • Cada año se diagnostican cerca de  250 mil nuevos casos de enfermedades o insuficiencia renal crónica terminal, en el mundo.
  • Actualmente, más de un millón de personas son tratadas con diálisis, debido a este padecimiento.
  • La insuficiencia renal crónica provoca alrededor de 2.4 millones de muertes, por año, a nivel global.

Contenido relacionado:

> Conozca cómo el amor y esperanza unen a madres a hijos con discapacidad
> El tabaquismo materno daña los riñones del bebé
> ¿Se le hinchan los pies? ¡Cuidado! Puede ser señal de algo más grave