En el #DíaContraelCancerdeMama le explicamos cómo prevenir esta enfermedad

El 19 de octubre de cada año se conmemora en todo el mundo el Día Contra el Cáncer de Mama, con el fin de informar y concienciar acerca de  la importancia de prevenir  esta enfermedad, diagnosticarla a tiempo y tratarla efectivamente.

Hoy se conmemora el Día contra el Cáncer de Mama, el tipo que más afecta a las mujeres.
Hoy se conmemora el Día contra el Cáncer de Mama, el tipo que más afecta a las mujeres.

Se calcula que el cáncer de seno  afecta anualmente a  1 millón y medio de mujeres en el mundo, y es el cáncer más frecuente en la mujer —representa el 25 por ciento de los casos de cáncer en las féminas—.

Aunque en Guatemala es complicado contar con estadísticas exactas, el Instituto de Cancerología Dr. Bernardo Del Valle S. (Incán), de la Liga Nacional contra el Cáncer, reporta entre 450 a 500 casos nuevos de cáncer de mama cada año.

“Eso representa el 12 por ciento de los cánceres que llegan al hospital en el país”, dijo el martes el patólogo y oncólogo Walter Guerra, exdirector del Incán, en El Consultorio, que se transmite por las plataformas digitales de Prensa Libre.


El especialista indicó que pese al aumento de casos, en la actualidad han mejorado los pronósticos debido a que las mujeres se informan mejor y pueden detectarlo tiempo.

En esta edición, se incluyen algunos aspectos que Guerra expuso en el programa.

Prevención

Llevar un estilo de vida sano es clave para evitar el desarrollo de cualquier tipo de cáncer”, indicó Guerra. Todos debemos practicar actividad física diaria, evitar el tabaco y reducir el consumo de comida chatarra y alcohol. Hay que aumentar la ingestión de verduras, vegetales y frutas. Todas las mujeres deben efectuarse el autoexamen (palparse los senos a fin de detectar alguna protuberancia o cambio de color en el área) una vez al mes. Si detectan algo extraño,  consultar de inmediato al médico.

Diagnóstico

La detección del cáncer de mama se efectúa de diferentes maneras. Primero que todo, si una mujer tiene un factor de riesgo alto —antecedentes familiares, por ejemplo—, debe evaluarse  cada año por medio de una mamografía, a partir de los 35 años. Todas las mujeres deben practicársela cada año, a partir de los 40. Los exámenes pueden consistir en mamografía, resonancia magnética de mamas, ecografía, biopsia, tomografía computarizada o por emisión de positrones  y biopsia de ganglio linfático.

Tratamiento

Por lo general, los tratamientos contra el cáncer de mama incluyen sesiones de quimioterapia y radioterapia. Sin embargo, cada caso se aborda de distintas maneras.

“Los tratamiento se basan en protocolos. Todo es según como sea el tumor y su tamaño”, explicó Guerra. “En un abordaje conservador se descarta hacer mastectomía clásica —extirpar el seno—, y solo se  extirpan elementos internos que pudieran estar afectados. En otros casos, sí se quitan los ganglios de la axila, por ejemplo”, agregó.

Factores

Según explicó el oncólogo Walter Guerra, los factores de riesgo documentados que presdisponen a padecer de cáncer de mama son: la herencia —alguien de la familia ya lo padeció—, haber tenido una cirugía  en un seno durante la juventud  o tener una ventana estrogénica grande. Esto último, en palabras de Guerra, sucede por “no haber tenido un embarazo o no haber dado lactancia”, lo cual acorta un poco esa ventana.

Testimonios

Nina grimaldi, 22 años

“El cáncer me lo diagnosticaron en abril  y fui operada a principos de mayo. Ya terminé la quimioterapia y gracias a Dios solo me quedan siete sesiones de radioterapia. El tumor lo detecté sola, viendo TV, y luego fui a consulta. Por eso es importante saber hacerse el autoexamen”.

Claudia medrano, 40

“Me  diagnosticaron el cáncer a los  36 años, justo a tiempo para hacer una cirugía que no fue radical. Después de 3 años puedo decir que soy sobreviviente y me siento muy positiva. Gracias al apoyo de mi familia pude vencer el cáncer. Invito a todas las mujeres a practicarse el autoexamen”.

Mónica De Berreondo, 49

“Vencí el cáncer hace 7 años. Estaba acostada y sentí dolor en el seno izquierdo, y me  toqué una bolita. Eso me llevó a la consulta y me lo detectaron. Mi familia me acompañó en todo el proceso; siempre hay un angelito. Todas las mujeres deben hacerse el autoexamen”.