¿Familiares o amistades contagiados de covid-19? Así puede ser solidario con ellos

Debido a que el covid-19 es una enfermedad nueva, se crea un estigma social y discriminación hacia quienes lo han sufrido. La mejor forma para impedirlo es solidarizándose con ellos, informarse y mantener las medidas de precaución establecidas.

Las personas infectadas con covid-19 sufren de estigma social por la falta de información y empatía de la sociedad. (Foto Prensa Libre: Pixabay).
Las personas infectadas con covid-19 sufren de estigma social por la falta de información y empatía de la sociedad. (Foto Prensa Libre: Pixabay).

En los últimos meses, los casos de covid-19 dejaron de ser solo un número más y pasaron a ser familiares o amigos. Poco a poco el virus ingresó a nuestro círculo social cercano y hemos visto como personas conocidas han sido afectadas por esta enfermedad. Los expertos indican que la mejor muestra de empatía que puede tener es continuar con las medidas de precaución y tratar de ayudar desde casa.

“Debido a que los casos positivos han aumentado, el virus se ha acercado más a nuestros círculos sociales. Hemos escuchado que una tía, primo, amigo o, incluso, nuestros papás se han enfermado de este coronavirus. Cuando se trata de alguien que no vive con nosotros, lo primero que hay que preguntarse es si hemos mantenido relación próxima, menos de 2 metros de distancia, en los últimos días”, comenta Aracely Hernández, infectóloga.

Si tiene un contacto estrecho o directo, entonces se debe proceder a la cuarentena domiciliaria. No salir de casa por, al menos 15 días, tiempo en el que se podrían presentar síntomas de covid-19. Si presenta alguna molestia, debe acudir al médico y realizarse la prueba correspondiente. En caso contrario, de no haber tenido contacto en las últimas semanas con la persona, es recomendable quedarse en casa y salir solo si es necesario.

¿Estigma por covid-19?

De acuerdo con Unicef, existe un estigma social hacia las personas que han dado positivo a covid-19. “En el contexto de la salud, un estigma social es la asociación negativa entre una persona o un grupo de personas que comparten ciertas características y una enfermedad específica”, indica en la publicación el estigma social asociado con el Covid-19.

Esta asociación puede significar que las personas sean etiquetadas, estereotipadas, que se les discrimine, se les trate por separado y/o que experimenten una pérdida de estatus debido a una percibida conexión con una enfermedad. El trato discriminatorio también se observa en quienes cuidan al enfermo, familiares, amigos y comunidades.

El estigma puede debilitar la cohesión de la sociedad y llevar al posible aislamiento social de ciertos grupos, lo cual contribuye a una situación en la que sea más probable que el virus se extienda porque al sentirse discriminados, las personas podrían no comentar que están enfermos, impedir que alguien más busque atención médica o hacer que no adopten los comportamientos saludables correspondientes.

Unicef considera que para abordar el estigma social se debe construir confianza en los servicios y consejos de salud seguros, mostrar empatía hacia quienes están afectados, comprender la enfermedad en sí y adoptar las medidas y prácticas eficientes para que las personas puedan ayudar a mantenerse a sí mismos y a sus seres queridos a salvo.

La forma en que nos comunicamos sobre el covid-19 es crucial para apoyar a las personas a emprender acciones eficaces que ayuden a combatir la enfermedad y para evitar alimentar el miedo y la estigmatización.

Estos son algunos consejos acerca de cómo abordar la estigmatización social:

  • Las palabras importan

Cuando se habla del coronavirus hay palabras, como “caso sospechoso” o “aislamiento” y cierto lenguaje que pueden tener significados negativos para las personas y alimentar actitudes estigmatizantes. Pueden perpetuar presunciones o estereotipos negativos existentes, fortalecer asociaciones falsas entre la enfermedad y otros factores, crear miedo generalizado o deshumanizar a quienes tienen la enfermedad. Lo cual puede llevar a que las personas eviten ser examinadas, testeadas y puestas en cuarentena.

Se recomienda que al hablar sobre covid-19 no se vincule a ubicaciones o etnias y que se diga “personas que tienen coronavirus” o “personas que están siendo tratadas por covid-19” y no referirse como víctimas. Además, indicar que son “personas que podrían tener covid-19” y  no “casos sospechosos”.

Es importante también hablar de forma precisa y del riesgo del nuevo coronavirus en base a datos científicos y a los consejos de salud oficiales más recientes. Además, hablar en tono positivo y hacer énfasis en la efectividad de las medidas del tratamiento o prevención, ya que hay que motivar a que es una enfermedad que puede superarse.

  • Poner de su parte

Es necesario ser conscientes y considerados al momento de comunicarse por las redes sociales y otras plataformas de comunicación, mostrando comportamientos de apoyo en torno a la enfermedad del nuevo coronavirus.

Mantener las medidas de precaución de contagio, como el lavado de manos frecuente, es muestra de solidaridad hacia las personas infectadas. (Foto Prensa Libre: Pixabay).

Para enfrentar actitudes estigmatizantes es importante estar informado acerca de cómo se transmite, se trata la enfermedad y se previene la infección. Además, de las áreas afectadas, grupos vulnerables, opciones de tratamiento y a dónde acceder a atención médica.

  • Mensajes para la comunicación

La “infodemia” de desinformación y rumores se puede diseminar más rápido que el brote epidémico del covid-19. Esto contribuye a que haya efectos negativos, incluyendo la estigmatización y discriminación de personas provenientes de áreas afectadas por el brote epidémico. Se necesita solidaridad colectiva e información clara y practicable para apoyar a las comunidades y personas afectadas por este nuevo brote epidémico.

Los conceptos erróneos, los rumores y la desinformación contribuyen a la estigmatización y discriminación, que dificultan los esfuerzos de respuesta. Por eso se debe promover la importancia de la prevención, las acciones que salvan vidas, la examinación temprana y el tratamiento de la enfermedad.

Como muestra de solidaridad colectiva, comparta narrativas compasivas o historias que humanizan las experiencias y luchas de los individuos o grupos afectados. Comunique apoyo y ánimo para quienes están en la primera línea de respuesta.

Por solidaridad, quédese en casa

Para Hernández, una muestra de solidaridad con las personas que tienen coronavirus es quedarse en casa y salir solo cuando realmente es necesario. De esta forma muestra apoyo para que el virus no se continúe propagando y menos personas resulten infectadas.  Y siga con las medidas del lavado de manos  frecuente.

Además, si la persona vive sola, puede ayudarla con algunas compras del supermercado o productos necesarios, pero dejándoselos en la puerta de su casa. Evite el contacto hasta que la persona haya superado el covid-19.