¡La ciencia avanza!, hombre se cura de VIH

Un británico de 44 años, portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) se convirtió en el primer ser humano que se logró curar por completo de la enfermedad.

A pesar de los avances aún no se puede garantizar que sea la cura, ya que se trata de los primeros experimentos realizados.
A pesar de los avances aún no se puede garantizar que sea la cura, ya que se trata de los primeros experimentos realizados.

Es el primero de 50 personas que se sometieron a un tratamiento diseñado por las universidades de Reino Unido, Oxford, Cambridge, Imperial College de Londres, University College de Londres y Kings´College de Londres, según informó el diario británico The Times.

Este nuevo método fue creado para localizar y destruir el virus en todo el cuerpo, incluyendo las células donde el VIH no se encuentra activo y evade todos los tratamientos conocidos hasta el momento.

“Este tratamiento ha sido específicamente diseñado para limpiar el organismo de todas las células con VIH, incluso las pasivas”, indicó Sarah Fidler, médico especialista de la Imperial College London.

La nueva terapia consiste en dos etapas. En la primera, una vacuna ayuda al cuerpo a reconocer las células infectadas con VIH. En la segunda, un nuevo medicamento llamado Vorinostat activa las células T para que ayude al sistema inmunitario a desechar las células infectadas.

La noticia fue expuesta por Fidler, del Imperial College de Londres quien, a pesar de hacer un llamado a la cautela, se ha mostrado muy positiva en sus declaraciones al Sunday Times, al que ha explicado los resultados de la terapia en este hombre de 44 años, que parece haber ganado la lucha que tantos otros han perdido ya.

Los últimos análisis de este paciente parecen mostrar que no existe ningún rastro del virus en su sangre, pero aún así será necesario repetir las pruebas.

Ian Green, gerente ejecutivo de la organización Terrence Higgins Trust, indicó: “Todavía no hay cura para el VIH, pero damos la bienvenida a este ambicioso estudio que busca erradicar el virus por completo, en lugar de inhibirlo”. 

Si esta revolucionaria técnica se declara exitosa, podría cambiar la vida de las 37 millones de personas infectadas en todo el mundo. Anteriormente, el estadounidense Timothy Ray Brown fue considerado como la primera persona que se curó de la enfermedad, al ser sometido en el 2007 a un tratamiento poco convencional de cambio de médula ósea realizado en Alemania.

Sin embargo, los médicos atribuyeron esta cura a los efectos de una rara mutación genética que no puede ser considerada como la cura a este mal.