Parejas “vitamina” son la clave de una relación exitosa

Para que una relación funcione hacen falta dos componentes, la atracción física y psicológica y la admiración. Conozca los cuatro pilares que sustentan una relación y trabaje en ellos.

Publicado el
Parejas “vitamina” las claves de una relación exitosa
Cuidar y mimar la relación amorosa es fundamental para las parejas. Foto Prensa Libre: StockSnap en Pixabay

La profesional describe las claves para que esos elementos se mantengan, cuidando y mimando la relación, desde la más idílica y fácil hasta la más compleja.

La psiquiatra Marian Rojas Estapé llama ‘personas vitamina’ a quienes nos fortalecen y reconfortan, alivian la sensación de aislamiento y nos impulsan a superar un reto difícil, siendo una fuente de apoyo, inspiración, crecimiento, confianza y salud. Una pareja exitosa también puede ser una vitamina para nuestra vida.

“Una pareja que funciona se sustenta en cuatro pilares que nunca hay que descuidar para que la relación tenga éxito y perdure a lo largo del tiempo, tras el enamoramiento inicial: trabajar la comunicación, analizar nuestra sensibilidad, controlar la imaginación y cuidar los detalles”, según Rojas Estapé.

Parejas “vitamina” las claves de una relación exitosa
El amor es la mejor medicina. Foto Prensa Libre: Maira Gallardo/EFE

Señala esta psiquiatra que las parejas tienen una evolución natural y un desgaste que, a veces, lleva a un punto de incomodidad.  Entonces conviene retomar las riendas y esforzarse, mirarse a la cara y decir ‘nos queremos, nos entendemos, tenemos ganas de que esto siga y hacernos felices’.

“¿Por qué hay personas que nos generan confianza y cuya sola presencia nos reconforta? Se trata de ‘personas vitamina’, aquellas que sacan lo mejor de ti, te inspiran, te apoyan y con ello mejoran tu sistema inmune”, señala la psiquiatra Marian Rojas Estapé.

“Las personas vitamina contribuyen a aliviar la tensión, cuyo abrazo bien dado puede ayudarnos a sobrellevar un momento complicado, cuya mirada de confianza puede impulsarnos de modo decisivo a superar un reto difícil, y cuyas palabras de ánimo pueden romper la sensación de aislamiento”, según esta reconocida psiquiatra y escritora.

La doctora Rojas Estapé (Madrid, España, 1983) trabaja en el Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas, IEIP , es profesora invitada de la escuela de negocios IPADE en México y se centra en tratamiento de personas con ansiedad, depresión, trastornos de personalidad, trastornos de conducta, así como en terapias familiares

Parejas “vitamina” las claves de una relación exitosa
La médico psiquiatra Marian Rojas Estapé. Foto Prensa Libre: Editorial Planeta

Es autora del libro ‘Cómo hacer que te pasen cosas buenas’, que fue uno de los más vendidos en 2019 y acaba de publicar ‘Encuentra a tu persona vitamina’, donde analiza la estrecha relación que existe entre nuestra felicidad y nuestras buenas relaciones con aquellos que nos rodean.

Estamos diseñados para vivir en familia y en sociedad, para relacionarnos y querernos. Las relaciones humanas nos fortalecen o nos debilitan o pueden hacernos sentir vulnerables. Gran parte de la calidad de nuestra vida depende de cómo nos relacionamos, de cómo somos capaces de querer y de recibir el afecto de otros, según Rojas Estapé.

Y la pareja es una de las relaciones fundamentales de nuestra vida,  según esta experta, para quien “el amor, la pasión, la atracción, el deseo, el romanticismo son distintas fases y momentos de la relación entre dos personas donde se genera un vínculo afectivo, físico o de pareja especial”.

UNA RELACIÓN EN PERMANENTE EVOLUCIÓN

“Partiendo de la base de que hemos elegido con acierto a nuestra pareja y estamos con una persona que nos conviene, podemos mejorar las posibilidades de éxito de la relación, más allá del enamoramiento inicial, y transformarla en una ‘pareja vitamina’, que al igual que las ‘personas vitamina’, sea una fuente de crecimiento personal, confianza, inspiración, apoyo y salud”, indica la especialista.

“Para que una relación funcione hacen falta dos componentes: la atracción física y psicológica y la admiración”, según Rojas Estapé.

Explica que una pareja evoluciona por los mil avatares de la vida, pero para que siga existiendo ese pegamento que mantiene unido el afecto “es necesario que estos elementos se mantengan o se sigan fomentando”.

Parejas “vitamina” las claves de una relación exitosa
Una relación exitosa es como una vitamina. Foto Prensa Libre: IMEO

Añade esta psiquiatra que las parejas tienen una evolución natural y lógica que no siempre es aceptada y “a veces lleva a un punto de incomodidad, por un desgaste natural. En ese momento conviene retomar las riendas y esforzarse en pelear por el otro”.

“Necesitamos volver a mirarnos a la cara y decir ‘nos queremos, nos entendemos, tenemos ganas de que esto siga, pero nos hemos desgastado, nos hemos convertido en personas que a veces nos hacemos sufrir en vez de hacernos felices”, puntualiza.

“Para conservar una relación, desde la más idílica y fácil hasta la más compleja, debemos querer cuidarla y querer mimarla”, recalca.

“El éxito de una relación radica en cómo ambos miembros saben salir de los conflictos, en la generosidad a la hora de ceder y perdonar y en cómo se comunican entre ellos”, según Rojas Estapé, quien describe cuatro claves que en los momentos de dificultades en la pareja pueden ayudarnos a descubrir si estamos descuidando alguno de los pilares de un amor sano.

Parejas “vitamina” las claves de una relación exitosa
Una relación amorosa es como una vitamina. Foto Prensa Libre: IMEO

LOS CUATRO PILARES DE UNA PAREJA QUE FUNCIONA

1.- Trabaje la comunicación

Esta experta recomienda prestar atención a cómo hablamos, nos comunicamos y expresamos lo que sentimos, evitando “sacar la lista de agravios y de heridas del pasado”.

Advierte que, en los enfados, el cerebro saca a luz los golpes heridas, daños, ofensas, desaires y desprecios que la otra persona nos ha hecho, ya que “uno necesita transmitir y manifestar su dolor y su rabia por tantos momentos malos”.

En esos momentos “cuide sus palabras, ya que tienen un impacto directo en la otra persona, en usted y en la consolidación de la relación”, recalca.

2.- Analice su sensibilidad.

“¿Cómo le afectan las cosas? ¿Es de los que se toma todo a pecho? ¿Le das vueltas a cualquier comentario negativo? ¿Sufre de forma desproporcionada ante una mala cara o un hecho insignificante?” pregunta esta psiquiatra.

Recomienda dar a las cosas que nos pasan el valor que verdaderamente tienen: “un consejo que nos ayudará en todos los temas de la vida”, según asegura.

3.-Cuidado con la imaginación.

“El 90% de las cosas que nos preocupan jamás suceden. No son reales, son fruto de la imaginación, pero tienen un impacto directo en nuestro cuerpo”, según Rojas Estapé.

“Seguro que le gusta otro/a”, “me ignora”, “los niños no le importan”, “se olvidará de la fecha de nuestro aniversario”, “no quiere estar conmigo, prefiere estar con sus amigos/as”, son algunos ejemplos de diálogos internos tóxicos y perjudiciales, según la experta.

Por eso recomienda a los integrantes de una pareja que, cuando estén bien, en un momento pacífico de la relación, escriban una carta o una nota en el móvil describiendo todo aquello que les mueve a seguir con la otra persona”.

En las etapas malas, releer ese documento se convertirá en un bálsamo para la mente “que nos recuerda lo bueno que tiene el otro y nos aleja de los pensamientos negativos”, asegura.

4.- Preste atención a los detalles.

“El amor se nutre de detalles”, señala esta psiquiatra que aconseja demostrar nuestro cariño y afecto a través de mensajes, caricias, mimos, delicadeza y abrazos.

“Manifestar lo que sentimos, a través de un detalle culinario, unas flores, una nota en la cama, un emoticón, una sorpresa, un rato de calma y paz juntos en un lugar inesperado o una conversación agradable, son alimentos para la relación”, destaca.

“El que no sabe expresar afecto puede llegar a tener un problema para mantener la relación. Si nota que es algo que no le gusta o le cuesta, pida ayuda, lea al respecto o hable con alguien cercano. Seguro que poco a poco puede vencer esa barrera”, concluye.