Por qué se inflaman los ojos al llorar y cómo reducir ese efecto

Los ojos producen lágrimas naturalmente para mantenerse lubricados. Cuando lloramos, estos se inflaman. Conozca por qué sucede y cómo podemos desinflamarlos.

Publicado el

Archivado en:

llorarojosVista
(Foto Prensa Libre: Servicios).
(Foto Prensa Libre: Servicios).

Las lágrimas son un líquido producido para mantener lubricados nuestros ojos y, de acuerdo con Jorge Hernández, oftalmólogo, esto funciona gracias a sus tres componentes: la mucina, que está en la conjuntiva, en la parte más cercana de la córnea y que atrae al a siguiente capa: la acuosa.

“La capa acuosa es producida por la glándula lagrimal y, encima, está la capa oleosa, que es producida por las glándulas de meibomio, cuyo papel es evitar que la lágrima acuosa se evapora”, explica Hernández, y agrega que la segunda es importante porque lleva proteínas y lubrica los ojos.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Generalmente, estas lágrimas son producidas todo el tiempo sin hacer algún esfuerzo y que “las nutrimos todo el tiempo a través de las glándulas accesorias, que tapizan la parte interna de los párpados”, explica Fernando Noriega, oftalmólogo.

A veces no lagrimean

Hay enfermedades que hacen que las lágrimas se produzcan menos y hacen que los ojos se sientan irritados e hinchados. De acuerdo con Hernández, cuando la irritación es por alergia, es porque la conjuntiva está irritada y se produce moco, lo que hace que la lágrima sea menos funcional y agrega que “cuando hay alergia, los pacientes se quejan de ardor y comezón, por lo que el ojo debe ser lubricado”.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, Hernández explica que, cuando se trata de rosácea, el problema está en la parte oleosa de la lágrima, lo cual hace que esta se evapore. “En el caso de artritis y enfermedades autoinmunes, el ojo es seco porque los problemas están en la glándula que produce la capa acuosa”, agrega.

Los ojos que no lagriman deben ser lubricados con gotas recetadas por médicos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Por lo que el oftalmólogo Jorge Hernández recomienda que, cuando sienta alguno de estos síntomas, se diagnostique con un experto y reciba el tratamiento adecuado a sus necesidades, según la parte de la lágrima que esté afectada.

¿Qué pasa cuando lloramos?

Las lágrimas son un líquido producido para mantener lubricados nuestros ojos, pero, cuando lloramos, nuestros párpados se inflaman, se ponen rojos y tenemos mucosidad en la nariz. Esto podría ser un inconveniente cuando no queremos que los demás se enteren de que algo ha pasado, así que, lo único que queremos es desinflamarlos de inmediato.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Al llorar, se hinchan los ojos porque se congestiona el sistema vascular de los párpados, dice Noriega, y agrega que el frotarlos incrementa la vascularización de estos; “no se puede evitar, es un fenómeno natural”, y agrega que, al despertar después de haber llorado, la inflamación se da “porque, al estar cerrados, genera más circulación”.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Según Hernández, cuando lloramos, las lágrimas son producidas por la glándula lagrimal y “hay un nervio que hace que produzca más lágrima acuosa; por eso chorrea y drena la nariz, produciendo mocos, que es la misma lágrima”, explica el oftalmólogo.

¿Cómo podemos aliviarlo?

De acuerdo con Noriega, para desinflamar los ojos, cualquier cosa fría nos puede funcionar, ya que esto hace que los vasos sanguíneos se pongan delgados, por lo que se resta el efecto de hinchazón.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Entre lo que puede aplicar sobre los ojos, sin dañarlos, es hielo, té de manzanilla y pepinos, todo frío “para que los vasos sanguíneos se cierren y quite el edema”, agrega Noriega.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Otra manera por la que algunas personas optan es usar vasoconstrictor, que estrecha los vasos sanguíneos. “El problema es que dilata las pupilas y, al hacer esto, puede causar dolor porque se bloquea la salida del humor acuoso y sube la presión del ojo, lo cual podría provocar una crisis de glaucoma agudo”, explica el médico.

 

Contenido relacionado:

>Uveítis, la enfermedad que causa inflamación y enrojecimiento de los ojos

>Un trasplante que devuelve la visión

>Ojos y pantallas: 2 consejos que pueden ayudar a los padres a prevenir la miopía en sus hijos