¿Por qué son importantes los cuidados prenatales?

Tener cuidados prenatales permite un mejor desarrollo del feto durante el embarazo; es una manera de asegurarse de que su hijo nazca saludable para un buen inicio de su vida.

El embarazo es una decisión que no se toma a la ligera, debido a las responsabilidades que implica. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El embarazo es una decisión que no se toma a la ligera, debido a las responsabilidades que implica. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Idealmente, ser padres es una decisión basada en el amor, en ese deseo de formar una familia, pero también conlleva tomar la responsabilidad de una nueva vida. Por ello, los padres deben prepararse desde antes de la concepción, ya que esto asegurará que los hijos crezcan y se desarrollen en un ambiente adecuado y saludable.

‘La pareja debe estar lista emocional y psicológicamente y, en el caso de la madre, también físicamente’, dice Mario Salazar, obstetra. Es decir que la paternidad debe ser una decisión para que los padres tengan la capacidad de satisfacer las necesidades de sus hijos y que estos se desarrollen de la mejor manera posible. Entonces es fundamental que se tomen medidas antes, durante y después del embarazo.

Ser padres debe ser una decisión responsable y en pareja. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Según Ana Lucía Diez, pediatra neonatóloga, parte de preparar el ambiente para el desarrollo del bebé, es que la madre se realice chequeos con su ginecólogo antes de la concepción y asegurarse de que no exista alguna infección en su organismo.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estado nutricional de la mujer es fundamental antes y durante el embarazo, ya que esto influirá en el crecimiento y desarrollo fetal. ‘Un estado nutricional deficiente en el periodo previo a la concepción y al comienzo del embarazo (hasta las 12 semanas de gestación) puede aumentar el riesgo de desenlaces adversos’, dice la OMS. Así que, al considerar esto y ponerlo en práctica en la salud de la madre, aumentarán la probabilidad de un desarrollo positivo del embarazo.

La preparación para tener hijos debe iniciar antes de la concepción. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cuidados prenatales

Exámenes de laboratorio

Luego de haber tomado la decisión de la maternidad y de haber seguido las medidas adecuadas de salud, es importante realizarse una serie de exámenes con médicos especialistas para conocer el estado de salud de la madre, una hematología, un examen de azúcar en ayunas y asegurarse de que no tenga enfermedades que puedan causar molestias al feto.

Los exámenes con especialistas le asegurarán el bienestar del feto en el vientre de la madre. (Foto Prensa Libre: Servicios).

De acuerdo con Salazar, uno de los primeros exámenes que debe realizarse la pareja cuando la madre está embarazada es el del factor Rh, el cual permite conocer la compatibilidad de los padres. Según un artículo publicado en Kids Health, el factor Rh es una proteína que la mayoría de las personas llevan en la sangre, por lo tanto, son positivas; en el caso de que no la lleven, son negativas.

Al no ser compatibles la madre con el hijo, y en el caso de que la madre sea Rh negativo y el hijo sea Rh positivo, lo que sucederá es que los anticuerpos de la madre identificarán el facto Rh del bebé como una sustancia extraña, entrarán al torrente sanguíneo y atacarán las células que lo contenga. Esto podría dar lugar a malas formaciones en el bebé, explica Salazar.

Nutrición de la madre

Otro factor fundamental para la madre es su alimentación. Para ello, debe llevar el acompañamiento de especialistas que le indiquen cuál es la alimentación adecuada y los suplementos específicos que necesita, sobre todo para la salud del bebé. ‘Queremos un bebé saludable y, lo que no se le aporte en su momento por medio de la nutrición, podría incidir en la situación de la no formación normal’, agrega Salazar.

El ácido fólico no debe faltar en la alimentación de la madre embarazada. (Foto Prensa Libre: Servicios).

‘De ahí la importancia de las vitaminas, inclusive el ácido fólico adicional, el cual ayuda a la formación del cerebro y el sistema nervioso del bebé’, expresa el médico. De igual forma, Diez enfatiza sobre el consumo del ácido fólico, pues ‘permite reducir riesgos de algún defecto del tubo neural en un 70% de los casos. Este problema es cuando la columna vertebral o el sistema nervioso central no se terminan de formar bien’, explica.

La alimentación es clave para el bienestar del feto. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Aunque las cantidades de ácido fólico que debe consumir se receta a partir de las evaluaciones, Diez recomienda que incluya, por lo menos 400 microgramos a su dieta. ‘Algunos prenatales lo contienen, pero esto valdría la pena evaluarlo con un profesional’, dice la experta. Asimismo, hay algunos alimentos que tienen un buen aporte de esta vitamina como los cereales, el pan, la pasta, el jugo de naranja y verduras de hojas verdes.

Los suplementos le permitirán un mejor desarrollo al feto. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para evitar complicaciones…

Además de los cuidados previos al embarazo y de la nutrición, es importante estar al tanto de la presión arterial de la madre. Cuando se eleva la presión arterial, se da la ‘preeclampsia’, que ‘puede desencadenar complicaciones graves, incluso mortales’, tanto para la madre como para el bebé, dice la Clínica Mayo. Algunos signos de alerta son dolores de cabeza, exceso de proteína en la orina, náuseas, vómitos y cambio en la visión, entre otros.

La decisión de ser padres implica la responsabilidad de cuidar de la salud de la madre y del hijo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Así que es importante detectarlo a tiempo para evitar complicaciones en el desarrollo del feto como la restricción del crecimiento fetal, parto prematuro, desprendimiento placentario y enfermedad cardiovascular, entre otras.

No olvide controlar los niveles de azúcar ya que, al tener diabetes, ‘el bebé puede ser muy grande pero inmaduro, puede no crecer bien, o tener problemas de azúcar’, dice Diez. Por lo que hay que detectarlo de forma temprana.

No deben faltar las consultas regulares con médicos especialistas en el embarazo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Tampoco es recomendable el consumo de tabaco y alcohol, pues a la madre se le podría diagnosticar el síndrome de alcoholismo fetal, lo cual desarrolla problemas neurológicos, discapacidad intelectual, problema en los riñones y huesos. ‘Beber alcohol hace que el bebé no crezca adecuadamente y tenga el riesgo de muerte súbita del lactante’, agrega Diez.

Salazar recomienda que realice ejercicios de relajación y de respiración, así como ejercicios aeróbicos que no requieran de mucho esfuerzo para oxigenar tanto a la madre como al bebé.

La madre embarazada debe realizar ejercicios aeróbicos para oxigenar a su hijo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La pediatra neonatóloga recuerda la importancia de consultar con médicos especialistas, pues el embarazo se trata de una etapa muy vulnerable. En estos casos, debe asegurarse de poder consumir ciertos medicamentos y de tomar los suplementos necesarios para el buen desarrollo de su embarazo.

 

Contenido relacionado:

>Cómo la depresión durante el embarazo puede afectar a los bebés cuando crecen

>Por qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más compleja de lo que parece

>Todo lo que debe saber sobre la donación de leche materna

0