Semana de la lactancia: ¿covid-19, embarazo, lactancia y vacunación?

¿Es recomendado vacunarse mientras se está embarazada o dando lactancia? Esto responden los expertos.

Publicado el
La vacunación es recomendada para las mujeres embarazadas y lactantes.  (Foto Prensa Libre: Negative Space/Pexels).
La vacunación es recomendada para las mujeres embarazadas y lactantes. (Foto Prensa Libre: Negative Space/Pexels).

Este 1 de agosto comienza la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2021.  Este año el tema es “Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida”.

La Organización Panamericana de la Salud, (OPS), explica que el embarazo y la lactancia se convierte en un momento vulnerable para las mujeres trabajadoras y sus familias. “Las mujeres embarazadas y lactantes requieren protección especial para prevenir daños a su salud o a la de sus bebés, y necesitan tiempo suficiente para dar a luz, recuperarse y amamantar a sus hijos. Al mismo tiempo, también necesitan protección para garantizar que sus puestos de trabajo no se ven amenazados por el embarazo o la licencia de maternidad”, dice el comunicado.

Además, habla sobre la lactancia en el tiempo de pandemia, El comienzo de la lactancia debe ser una hora después del nacimiento y se convierte en un alimento exclusivo hasta que los niños tienen seis meses de edad y luego hay una continuación de lactancia y alimentos complementarios hasta los dos años de edad o más.

La recomendación de los expertos es apoyar a las madres y a los bebés para que permanezcan juntos y practiquen contacto piel con piel y/o el cuidado de canguro, independientemente de que ellos o sus bebés tengan o no una infección por el virus covid-19 sospechosa, probable o confirmada. Se debe proporcionar asesoramiento sobre lactancia materna, apoyo psicosocial básico y apoyo práctico de alimentación a todas las mujeres embarazadas y madres con bebés y niños pequeños.

¿Se debe suspender la lactancia si ha sido confirmada con covid-19?

La recomendación es que en el momento que una madre ha sido diagnosticada se le continúe dando lactancia al bebé. La Organización Mundial de la Salud ha publicado que el virus activo causante del covid-19 no se ha encontrado en la leche materna. Hasta la fecha no se ha detectado la transmisión de esta enfermedad a través de la leche materna ni el amamantamiento. No existen motivos para evitar la lactancia materna ni interrumpirla.

Se ha comprobado que la lactancia materna mejora la supervivencia de los neonatos y lactantes y les proporciona beneficios de salud y desarrollo que duran toda la vida y además mejora la salud de las madres.

Es importante que la madre se lave frecuentemente las manos con agua y jabón, o bien con gel.  Además de utilizar la mascarilla durante todo contacto con el lactante, en especial mientras lo amamanta.  También es necesario que se limpie y desinfecte todas las superficies que se toquen.

Sustituya la mascarilla médica en cuanto empiece a humedecerse y deséchela inmediatamente. No se debe reutilizar la mascarilla ni tocar su parte frontal.

Si la madre está demasiado enferma o tiene otras complicaciones es necesario evaluar la manera de dar leche materna al bebé.  Entre las opciones están los sacaleches o leche procedente de donantes.  La lactancia artificial debe considerarse como última opción.

Sobre la vacunación

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, (CDC por sus siglas en inglés), explica que las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente tienen más probabilidad de enfermarse a causa de covid-19 en comparación de sus pares que no están embarazadas.

Se sugiere la vacuna durante el embarazo y/o la lactancia para evitar enfermarse gravemente.  Además, las personas embarazadas tienen mayor riesgo de parto prematuro y podrían tener riesgo de presentar otros resultados en comparación de otras mujeres embarazadas sin covid-19.

(Foto Prensa Libre: cottonbro/Pexels)

El infectólogo guatemalteco Carlos Grazioso explica que las asociaciones médicas de múltiples lugares se han mostrado proclives a vacunar a mujeres embarazadas porque se ha visto que el covid-19 podría producir ser más agresivo en ellas, causar pérdidas, lesiones en el feto y otras situaciones.  “Esto se conoce desde el 2009 con el AH1N1 o gripe porcina  en que se vio que más mujeres embarazadas estaban en los intensivos y se diagnóstico que la influenza y otros virus pueden causar cuadros más graves en las madres embarazadas, es por esto que el interés en vacunarlas ha estado más alto”, dice el médico.

En general se recomienda que se haga no antes de las 13 semanas de gestación porque antes se están formando los órganos.  Se hace la observación que todas las asociaciones que todavía está en etapa experimental y lo mejor es que la madre debe decidirlo con su médico.

Si tiene dudas considere su nivel de riesgo de exposición al virus, los beneficios de la vacunación y hable con su médico para tomar la decisión.

Sobre la lactancia se recomienda que las madres se vacunen de forma temprana.  “Se ha observado que vacunar a las madres durante el embarazo o incluso después de que nace el bebé a través de la lactancia aumenta la producción de los anticuerpos que se transmiten al bebé y esto se convierte un nuevo tipo de protección en ellos”, agrega Grazioso.

Podría interesarle: Coronavirus: Las madres lactantes que han sido vacunadas con Pfizer transmiten anticuerpos a sus hijos

La página de Facebook El rincón de la Lactancia-Latinoamérica por la Semana de la Lactancia está presentando historias de mujeres en esta etapa que se han vacunado, o bien de que han sido diagnósticadas con la enfermedad y cómo ha sido su experiencia, además de dar a conocer algunas páginas de estudios recientes sobre los beneficios de la leche materna en esta época de pandemia.

Recientemente compartieron la historia de Sully Herrera, de 34 años y mamá de dos niñas.  La más pequeña de 2 años 11 meses.

El 8 de febrero dio positivo a la enfermedad.  Ella siguió dando lactancia bajo la recomendación médica.  “Estoy 100% segura que haber mantenido la lactancia fue la mejor decisión ya que inmunizó a mi bebé” expresa la  madre, quien ya se vacunó.

Sully Herrera comprte su historia a través del sitio del Rincón de la Lactancia-Latinoamérica. (Foto Prensa Libre: El rincón de la Lactancia Latinoamérica).

Se están realizando o planificando ensayos clínicos que estudian la seguridad de las vacunas contra el covid-19 y cómo funcionan en personas embarazadas. Los fabricantes de vacunas también están recopilando y revisando datos de personas en los ensayos clínicos completados que recibieron la vacuna y se embarazaron.

Los estudios en animales que recibieron la vacuna de Moderna, Pfizer-BioNTech o J&J/Janssen antes o durante el embarazo no detectaron problemas de seguridad en los animales embarazados y sus crías, según la publicación del CDC.