2019 será el año de “la guerra del streaming”, estos son los nuevos rivales de Netflix

Algunos de los grandes nombres de la industria del entretenimiento y la tecnología se están preparando para sumergirse este año en el servicio de videos en línea.

Archivado en:

Netflixstreaming
Netflix cuenta con unos 140 millones de suscriptores en 190 países. (Foto Pixabay).
Netflix cuenta con unos 140 millones de suscriptores en 190 países. (Foto Pixabay).

El rey del streaming, Netflix, verá este año cómo otras compañías se interesan en el mercado que lidera. Se espera que Apple haga el 25 de marzo un anuncio sobre sus planes, que contemplan un presupuesto de unos mil millones de dólares y la participación de estrellas como la actriz Jennifer Aniston y el director J.J. Abrams.

El grupo Disney ya había anunciado que lanzará su nuevo servicio Disney Plus este año, al igual que WarnerMedia, la nueva división de medios y entretenimiento de AT&T.

Los recién llegados, que se espera sean aún más, podrían representar un gran desafío para Netflix, que cuenta con unos 140 millones de suscriptores en 190 países, y para otras plataformas como Amazon y Hulu.

“Realmente cambiará la industria”, dijo Alan Wolk, cofundador de la consultora TVREV, que se ocupa del sector. Wolk anticipó que ve a siete u ocho plataformas de streaming coexistiendo, lo que llevará a una “enorme competencia por los nuevos programas y los programas exitosos”.

Los nuevos rivales llegan a un sector transformado por el espectacular crecimiento de Netflix y por una creciente preferencia de los consumidores por la televisión a demanda que se transmite por plataformas de internet.

Sólo en Estados Unidos se estima que seis millones de consumidores dejaron de estar suscritos a la televisión por paga desde el 2012, mientras crecieron los servicios a demanda, según Leichtman Research, una firma especializada en la investigación y consultoría de empresas relacionadas a la industria del entrenamiento.

Netflix estará asediado por los nuevos rivales y por la pérdida de contenido de Disney y Time Warner. (Foto Pixabay).

Pérdidas

Así como Netflix desestabilizó a la televisión tradicional, sus rivales quieren desequilibrar a Netflix, que estará asediada, no solo por los nuevos rivales, sino también por la pérdida de contenido de Disney y Time Warner. Estas compañías “tienen grandes archivos, así que el costo de su contenido es mucho menor de lo que será para Netflix, que deberá pagar por todo su contenido”, dijo Laura Martin, analista de Needham & Co.

WarnerMedia lanzará un servicio este año que combina el contenido de su canal premium HBO, que emite Game of Thrones, y del amplio archivo de programas y películas de Time Warner.

El servicio de Disney contará con sus filmes y programas televisivos, así como con el archivo que está por adquirir a 21st Century Fox, un negocio que se cerrará en los próximos días. Allí están incluidas las franquicias de Star Wars y de los superhéroes de Marvel, así como el contenido televisivo de la ABC.

La analista Alexia Quadrani, de JP Morgan, anticipó que Disney eventualmente crecerá hasta alcanzar a Netflix, o convertirse en algo mayor, con hasta 45 millones de suscriptores en Estados Unidos y 115 millones a nivel internacional.

Alan Wolk pronostica que “la gente se suscribirá a un servicio para ver un programa y luego se hará fácil cancelar para ir hacia otro”.

Los analistas considera que Netflix debería dejar de focalizarse en la taquilla y mejorar el control de sus contenidos. (Foto: Pixabay).

Sin entrar en pánico, por ahora

Algunos analistas consideran que Netflix no tiene razones para entrar en pánico, al menos por ahora.

“Netflix entendió este negocio, sabe lo que quieren los consumidores”, dijo Dan Rayburn, analista en streaming de Frost & Sullivan. De todas formas, Rayburn consideró que, con el tiempo, los rivales podrían aprovechar su base de usuarios e infraestructura para eliminar la ventaja de Netflix. “¿Qué posee Netflix? Nada”, remarca.

Aún así, apuntó que cualquier compañía que quiera desafiar a Netflix necesita ser “rápida y ágil” y que está por verse si los grupos históricos pueden hacerlo.

“Los medios tradicionales perdieron su oportunidad de competir con Netflix, y otras plataformas tecnológicas, salvo que de verdad estén dispuestos a meterse a fondo”, señaló Richard Greenfield, de BTIG Research, en un estudio reciente. Para el analista, esto significa que deberían dejar de focalizarse en la taquilla y mejorar el control de sus contenidos.

“Disney está enfrentando un dilema clásico de los innovadores, que les dificulta dirigirse directamente al consumidor, sin olvidar que ellos y el resto de los medios tradicionales no aprecian realmente la importancia de la tecnología para tener éxito en el streaming directo al consumidor”, escribió Greenfield.

Daniel Ives, de Wedbush Securities, dijo que Apple podría convertirse en el comodín, pero que para volverse un peso pesado debería adquirir a un proveedor de contenido como CBS o Sony Pictures.

Apple “está realmente rezagado en esta carrera por el contenido”, considera Ives, y destacó que las adquisiciones de la empresa “no están en su ADN”.

Contenido relacionado

0