¿Cómo desintoxicarse de las redes sociales?

Si considera que las redes sociales se han convertido en un problema, puede solucionarlo si las utiliza con moderación y prudencia.

Archivado en:

Redes Socialessmartphone
El uso excesivo y sin control de las redes sociales puede convertirse en una adicción y dañar sus relaciones con otras personas. (Foto Prensa Libre: Servicios)
El uso excesivo y sin control de las redes sociales puede convertirse en una adicción y dañar sus relaciones con otras personas. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Si usted está acostumbrado a navegar por las redes sociales antes de dormir o al levantarse, le da ansiedad no tener el celular cerca, aprovecha cualquier momento en la oficina para revisar los mensajes o fotos de sus amigos y utiliza el móvil cuando está con otra persona, es recomendable que uno de sus propósitos de este año sea desintoxicarse un poco del mundo digital.

Más allá de los beneficios que ofrecen las redes sociales, como el permitir estar comunicados en cualquier momento, la inmediatez y la actualización de temas diarios, hay muchas personas que comienzan a cansarse de ellas, ya que su uso excesivo puede provocar soledad, depresión o ansiedad.

Los efectos nocivos de las redes sociales pueden llegar a afectar su salud mental, física y espiritual. Que usted mantenga una interacción constante con sus seguidores no siempre es positivo, ya que se dará cuenta que poco a poco disminuirá sus relaciones interpersonales por dedicar más tiempo a las redes.

Además, de acuerdo con Emelyn Barahona, experta en redes sociales, en muchas plataformas se transmite el discurso de odio, por lo que estar percibiéndolo en exceso puede afectar al usuario espiritualmente. Las repercusiones también llegan al sistema nervioso. “Cada vez que sus oídos escuchan una notificación, el sistema nervioso se activa y comienza la ansiedad de querer contestar. Por lo que, si no se pone un límite, puede tener consecuencias”, explica.

¿Cuándo alejarse?

Reconocer que se tiene un problema es el paso más difícil, pero al mismo tiempo el más valiente cuando se tiene una adicción a las redes sociales. De acuerdo con el psicólogo Mario Annibal Hernández, aceptar el problema lo llevará a estar consiente que algo afecta su vida personal y buscará ayuda. Entre los aspectos que pueden indicarle que es momento de hacer una desintoxicación digital es aceptar que pasa más de cinco horas al día en las redes. A pesar de que sus labores se basen en el uso de internet, debe aprender a crear horarios para el trabajo y para el ocio.

Los problemas de concentración mientras realiza otras tareas por estar revisando el celular cada cierto tiempo es un síntoma que revela que debe alejarse de las redes. “Sentir que vibra el celular constantemente y revisarlo, no permite que nos concentremos bien en lo que hacemos. Por eso lo mejor es dejar el dispositivo lejos para no caer en la tentación”, indica la psicóloga Isabel Flores.

Por otro lado, para Hernández el cambio de humor por no estar conectado o por no tener tiempo prudente para estar en las redes sociales también son señales de la adicción que se tiene. Además, irritarse por no recibir reacciones a lo que se publica o el simple hecho de no publicar, deben ser considerados como alertas del problema.

También beneficia a niños

Someter a niños a sesiones de reiki puede traer una serie de beneficios en ellos. El método es recomendado para pequeños que experimentan hiperactividad, tienen problemas en sus relaciones sociales por extrema timidez, problemas de insomnio, tristeza o depresión provocados por dificultades en su entorno, como, por ejemplo, la separación de los padres.

Cómo hacerlo

Es imposible desintoxicarse de las redes rápidamente. Lo ideal es hacerlo poco a poco para que los resultados sean verdaderos. No es recomendable ser extremistas y en un momento cerrar todos sus perfiles, ya que esto puede causar un trauma y ansiedad por estar incomunicado.

Aunque para muchos parece una tarea difícil desconectarse de las redes sociales, los expertos ofrecen nueve consejos para conseguir un descanso digital paulatinamente.

1. Crear horarios

Para iniciar el proceso de desintoxicación hay que organizarse y determinar en qué horarios revisará las redes sociales y comprometerse a cumplirlos. El consejo de Emelyn Barahona es comenzar con tres horarios: en la mañana antes de trabajar para estar enterado de lo que sucede en el mundo, antes o después de almuerzo durante su tiempo libre y, por último, en la noche. No es aconsejable hacerlo justo antes de dormir, ya que el uso de aparatos electrónicos, por la luz, pueden afectar su ciclo del sueño. “Lo ideal es también hacer horarios para contestar mensajes. Si es por trabajo, obviamente tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad y estar pendientes y responder cuando se debe. Pero, a los amigos y familia se les puede acostumbrar a que se tiene un horario y solo en ese tiempo les responderemos”, explica Barahona.

2. Establecer reglas sociales

“Nos hemos acostumbrado a que nos ponemos de acuerdo para juntarnos con amigos o familia, pero esa reunión no es cien por ciento real porque estamos con el celular en la mano y revisamos las redes a cada rato”, dice Barahona. Por lo tanto, lo ideal es tener el dispositivo en la bolsa, colocarlo en modo avión para no recibir ninguna notificación o si considera que no podrá con la tentación, mejor dejarlo en casa. No es recomendable tenerlo en la mesa y voltearlo, ya que aun así estará pendiente de las notificaciones. Además, hay que tomar conciencia de que se debe respetar el tiempo que los demás le dedican y se puede considerar una falta de respeto estar revisando el celular en cada instante.

3. Poner límites

Siempre hay lugar para todo, por eso es importante saber en dónde utilizar el celular para ver las redes sociales. Para comenzar a perder el hábito de usar el móvil en todos lados, puede iniciar dejando de utilizarlo mientras está en una reunión importante o cuando llega a su casa y saluda a su familia. Cuestiónese si realmente es importante ver las redes sociales en ese preciso momento. Si la respuesta es no, ya habrá dado un gran paso.

4. Desactivar las notificaciones

Los expertos consideran que este es uno de los puntos importantes de la desintoxicación, porque es “para quitarse la tentación”. Las notificaciones son consideradas como las responsables de todo el tiempo que pasa en las redes sociales. “Si le es posible eliminar las notificaciones, es un paso muy grande e importante, de lograrlo es señal de que va por buen camino porque comenzará a eliminar esa dependencia”, dice Hernández.

5. Escribir en una agenda

Apuntar en un cuaderno o en una agenda lo que publicaría en redes sociales funciona en este proceso. “Al principio sentirá raro escribirlo en papel, porque en las redes lo que da satisfacción es ver la reacción de los demás ante lo que publicamos. Sin embargo, este paso le ayudará a que poco a poco disminuya su deseo de publicar todo lo que pasa por su mente”, explica la psicóloga Isabel Flores.

6. Buscar distracciones del mundo real

En los horarios en los que no se usen las redes sociales, se pueden buscar actividades de distracción. Por ejemplo, ir al cine, salir a comer con amigos, ir de compras o leer un libro. Lo principal es descubrir el mundo real que se ha descuidado por estar mucho tiempo en redes sociales.

7. Llevar un libro

El celular se ha convertido en el mejor compañero cuando toca esperar algo o a alguien, porque hace que la persona se sienta menos sola y se distraiga. Sin embargo, llevar un libro que sea de su agrado es una buena opción. Al igual que revisar las redes sociales, le hará compañía y no sentirá aburrida la espera.

8. Selección de contenidos

A pesar del alejamiento de las redes sociales, hay que considerar que en algunas ocasiones serán necesarias para estar enterados de varios temas. Por lo tanto, se pueden crear filtros, listas o grupos de las cuentas que se siguen y así segmentarlos por temas e intereses.

9. Seguir cuentas diferentes a lo que le gusta

Cuando considere que el tiempo que invierte estando en redes sociales ha disminuido considerablemente, puede aprender a usarlas de una mejor manera. Una opción es siguiendo cuentas de temas a los que no está acostumbrado o de los que quisiera aprender. Por ejemplo, si le gusta el tenis, lo más seguro es que seguirá a varios jugadores de este deporte o a algunas marcas relacionadas. Pero si usted quiere aprender música o a tocar un instrumento, siga cuentas que hablen de este tema. Esto le ayudará a invertir de una mejor manera su tiempo en redes sociales.

Contenido relacionado:

> ¿Por qué el 2019 puede ser un año fatal para Facebook?
> Quiénes son los “nanoinfluencers” y cómo puedes convertirte en uno de ellos
> 4 cosas que debes hacer (y 4 que no) para que tus hashtags tengan éxito

0