Filgua se vuelve virtual, sin querer

A pesar de la situación actual, el deseo por tocar y oler el papel entintado con historias, poemas, críticas y ensayos parece no retroceder.

Los amantes de los libros tienen en Filgua virtual una opción para obtener nuevos títulos. Foto AnaPaula Feriani en Pixabay
Los amantes de los libros tienen en Filgua virtual una opción para obtener nuevos títulos. Foto AnaPaula Feriani en Pixabay

El encierro, definitivamente, ha sido más llevadero que nunca de la mano de un buen libro o como lo describe Vania Vargas en una hermosa metáfora en la que nos volvemos lectores hormiga que sin pensarlo mucho, llevan a su guarida una torre interminable de libros que luego, en un encierro como el que estamos sobrellevando, tiene una dosis extra de relatos que disfrutar y digerir en los momentos de ocio.

No sé ustedes, pero en mi caso, el adquirir más libros de los que puedo digerir en un mes se vuelve como un buen mal hábito. En lo personal, pienso que es bueno tener más libros de los que podamos leer, nunca son suficientes y nos asegura una vida de constante aprendizaje. Lamentablemente, el evento que muchos esperamos para llevarnos una torre de libros, lo aplazó un tal #COVID19 hasta el mes de octubre. Desilución.

 

La ventaja de lo virtual, es que rompe barreras de tiempo y espacio, en esta ocasión el gran punto de encuentro se volvió el internet: páginas de Facebook, Tweets con descuentos, Instagram Stories con reviews de libros, propuestas y crítica literaria en Youtube. La literatura no para.

El esfuerzo que desde antes ya hacía una industria con poca demanda (tristemente) y con tantos retos, se ve ahora golpeada como la mayoría de industrias. Pero el entorno virtual ha ayudado hasta cierta forma en permitir que quien tenga deseos de apilar libros en casa lo pueda realizar.

Les comparto algunos de esos espacios, que sin querer, han dado vida y brillo a una ausente feria del libro, pero ahora, en espacios virtuales:

  • @CATAFIXIAedita: twitter me dio la oportunidad de conocer personalmente a Luis Méndez Salinas, y su pasión por compartir poesía e historia guatemalteca contemporánea. Tienen una feria permanente e itinerante que lleva buenos libros hasta la puerta de tu casa. Búsquenlos como @CATAFIXIAedita
  • @Sophosenlinea: me atrapó con un descuento sorpresa del 25% en su tienda online. Tienen descuentos especiales por categoría, entregando libros en NuMu, y acompañando tu compra con textos tan mágicos como los de Vania Vargas.
  • @FyGEditores: de una forma muy peculiar, ha dado de qué hablar y han puesto sobre la mesa libros de pensamiento crítico que nos ayuda a repasar y repensar la historia de Guatemala.
  • @MagnaterraEd: Paolo Guinea nos da una muy buena mezcla de propuesta editorial, con accesorios de artesanos y pequeños empresarios locales. Lo más interesante: una combinación de literatura y pizza en sus promociones.
  • Y los canales oficiales de @FILGuatemala y #FilXela nos traen conversatorios virtuales sobre literatura. ¡Nos vemos en octubre!