Go es el juego milenario que despierta la inteligencia, con un documental en Netflix y una comunidad en Guatemala

Parece simple de jugar y un pequeño grupo de guatemaltecos lo juega y ha competido a nivel mundial. El Go se juega colocando piedras blancas y negras sobre un tablero, pero para ganar existen infinidad de probabilidades y estrategias.

(Foto Prensa Libre: Servicios)
(Foto Prensa Libre: Servicios)

No existen registros claros, pero se cree que este juego nació en China hace cerca de 4 mil años, ahí es conocido como Weiqi. Se llama Igo en Japón y Baduk en Corea.  Representa una fuente de ingresos económicos atractiva para sus jugadores más experimentados, que además son reconocidos con gran prestigio en sus países.

Una leyenda dice que es posible que lo haya inventado un emperador Chino llamado Shun (2255-2206 AC), quien lo utilizó para fortalecer las facultades mentales de su hijo.

Edgardo Cáceres, un jugador desde hace más de 30 años y uno de sus promotores más reconocidos en el país, explica que es un juego que se realiza sobre un tablero y es típicamente agrario, ya que se trata de la lucha de dos oponentes por controlar (cercar) la mayor cantidad de terreno.

Cada jugador en su turno coloca una piedra (pieza del juego) en un lugar y después las conecta con otras de su color hasta formar muros que delimitan su área. “Ya para el siglo V AC, el juego estaba bastante difundido en China, y existen varios textos de esa época que lo citan.  Probablemente algunos detalles como el tamaño del tablero y la forma de establecer el punteo final fueron evolucionando lentamente, pero la simplicidad básica del juego es posible que se origine en las fechas remotas señaladas”, explica Cáceres en una investigación que realizó sobre esta entretenida propuesta.

En los periodos clásicos en que florecieron las artes pictóricas y caligráficas, también se dio auge a perfeccionar este juego.  En la Dinastía Tang (618-906 DC) se escribieron los primeros libros dedicados enteramente al juego;  y en esta época también se introdujo el juego al archipiélago japonés.

Adrián Ramírez, vicepresidente del Club de Go, Baduk, Weiqi de Guatemala, comenta que actualmente se juega con regularidad en un tablero de 19×19 líneas, aunque el tamaño del mismo podría variar. Como se mencionó es de dos jugadores regularmente y existe la posibilidad de partidas dobles, en el que intervienen cuatro personas.  Los participantes tienen piedras de color negro o blanco y es lo único que se requiere para comenzar a divertirse.

Se juega en las intersecciones y no en los cuadrados, a diferencia del ajedrez.  El siguiente vídeo muestra un poco más de esta dinámica.

Existe un universo completo que gira con el Go, torneos a todos los niveles que ponen a prueba la capacidad de  los competidores en estrategia y resolución.  El juego incluso habla de la personalidad de las personas, estas pueden ser agresivas para sacar a sus pares y ganarles o bien ser más pasivos tratando de rodear el propio espacio sin que nadie moleste.

Hasta el 2016, apenas hace tres años se logró que la inteligencia artificial le ganará al campeón mundial de Go llamado Lee Sedol. Fue el programa  AlphaGo, de Google. Mientras que al ajedrez la tecnología logró vencer desde 1996 y 1997, cuando una supercomputadora venció a Gary Kasparov.

Netflix en 2017 lanzó un documental sobre esta historia llamada AlphaGo,  que se convirtió en una batalla entre el ser humano y la inteligencia artificial.    “Es intensamente contemplativo, es casi hipnótico… si tu juegas Go existe la posibilidad que estés expuesto a una experiencia que no se compare a nada en el planeta”, dice en la introducción al programa Frank Lantz, director de NYU Game Center.

¿Qué aprendemos con el Go?

En el año 900  los monjes budistas ya reconocían en el Go un gran instrumento, no sólo para adiestrar la mente, sino también para transmitir la doctrina.

Los jugadores actuales de Go comentan más de los beneficios de practicar este juego.  José Romero, presidente Club de Go, Baduk, Weiqi de Guatemala explica que las reglas son sencillas e incluso niños de tres y cuatro años podrían entrar al aprendizaje de éste.

“Como todo en la vida si uno quiere alcanzar un nivel competitivo o estar entre los mejores hay que dedicarle más tiempo de estudio y dedicación, o disfrutarlo como un pasatiempo”, agrega Romero.  También explica que es un juego de estretegia y se gana o se pierde con base en decisiones, nos da además disciplina, paciencia y es un ejercicio intelectual.

Para comenzar mejora la capacidad de atención y concentración.    Cada movimiento del oponente y el propio debe ser bien estudiado para tener cuidado en el avance del territorio.

Participantes del torneo de Go que se realizó en La Antigua Guatemala en el 2018(Foto Prensa Libre: cortesía)

Adrían Ramírez explica que el Go tiene incluso más probabilidades que el ajedrez porque tiene más posiciones, lo cual lo hace bastante complejo.  Ofrece posibilidades a futuro.

El Go además ayuda al desarrollo de habilidades creativas y lógicas de razonamiento.  Los jugadores experimentan con  tácticas y estrategias.

Se puede hacer planes y para ello se requiere de las aptitudes espaciales que son controladas por el hemisferio derecho del cerebro, y de las aptitudes secuenciales, que se encuentran en el izquierdo, así que despierta la creatividad y la planificación, al mismo tiempo.  Lo anterior se relaciona con la prevención de neurodegenerativas como el Alzheimer.

Además aunque en América Latina la comunidad de Go es pequeña, se mantiene unida y en campeonatos es posible compartir otros países.  Esto lo convierte en una experiencia social positiva.

En general cada profesión podría encontrar un punto de interés en este juego.  Un programador, por ejemplo, lo ve como un árbol de decisiones que conduce a la meta propuesta, mientras un banquero podría ver cómo encontrar mejores ganancias o alguien de arquitectura cómo maximizar el área útil para la cantidad de pared.

Incluso en el arte se ha relacionado con formas, conexiones y movimientos armónicos.

Podría interesarle:  Eugenia Cheng, la matemática que usa simple recetas de cocina para enseñar conceptos matemáticos complejos

También se habla de que mejora la confianza personal por el resultado de las decisiones que se toman en cada partida.  Sin olvidar que enseña a apreciar el trabajo del adversario, disfrutar de los éxitos y también de las derrotas.

Las habilidades aprendidas y desarrolladas, se aplican a todos los ámbitos de la vida, además de que refuerza el conocimiento en áreas  como la matemática.

Nancy Ramírez, jugadora de Go, en su experiencia expresa que es un juego que estimula la capacidad de pensamiento de las personas y es importante que más personas lo jueguen .  Insiste en que en general la participación de mujeres todavía es baja y es importante involucrarse más en ella.

Llega a Guatemala

De América Latina destacan Argentina, Brasil y Chile, donde hay clubes que tienen cientos de jugadores.  En 1997 se fundó la Federación Iberoamericana de Go, en la que participan España y Portugal.  México, Cuba, Uruguay  y Venezuela, entre otros países. Perú, donde hay una fuerte presencia japonesa, también hay un esfuerzo local de varios años en la promoción del juego.

En Guatemala  algunas personas empezaron a aprenderlo en el extranjero, especialmente Francia.  Después del terremoto de 1976, el Comité Católico Francés para el Desarrollo cooperó en la realización de unos talleres de capacitación de promotores rurales de salud en diversas regiones del área rural, agrega el médico y promotor Edgardo Cáceres.

Entre las disciplinas que se enseñaron fue el uso de plantas medicinales y la acupuntura.  Para ayudar a romper el hielo, se introdujo el Juego de Go.  Varios de los participantes no hablaban bien español;  sin embargo, captaron el juego rápidamente, y disfrutaron enormemente el juego.  En esos talleres se jugaba con tableros rayados sobre un cartón, y de piedras se usaban botones o semillas, típicamente maíces y frijoles.

En 1986, Cáceres, en su tesis de graduación como Médico y Cirujano llamada “La acupuntura como tecnología apropiada para la salud”, incluyó una breve descripción del juego.  A varios pacientes se les empezó a enseñar en una especie de terapia ocupacional.

Una década más tarde, en 1996, un grupo de guatemaltecos y extranjeros decidieron fundar el Club de I Go de Guatemala, que se reúne desde entonces a pulir técnicas y aprender más del juego.  Cáceres comenta además que algunos técnicos japoneses que realizan trabajos para el país han contribuido con lecciones y textos al mejoramiento del nivel de los miembros del Club.  En mayo de 1998 se incluyó al Club en el listado internacional.

Ese mismo año visitó Guatemala un jugador considerado de los mejores llamado, Yoshiaki Nagahara, 6º Dan profesional y en 2003 Hans Pietsch, 4° Dan profesional, ambos compartiendo sobre su experiencia con los jugadores guatemaltecos.

Este juego comenzó a ser parte de los procesos de aprendizaje de matemáticas para los niños y  jóvenes que se preparan para las Olimpiadas de Matemáticas.

Durante las clases de Olimpiadas de Matemáticas que se imparten el segundo sábado de cada mes. (Foto Prensa Libre: cortesía)

El programa actualmente cuenta con casi 150 estudiantes de todo el país en nuevas metodologías y aprendizajes de esta ciencia.  Su proceso de aprendizaje es creativo e integran además del Go, otros juegos como ajedrez, sudoku, Hex y otros que estimulan el proceso de pensamiento lógico y que resultan divertidos.

Edgardo Cáceres (al fondo y con boina) es uno de sus pioneros y grandes promotores de Go en Guatemala.  En la imagen juega contra Sergio Zapeta.  Al frente Adrián Ramírez y Dafne Ríos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Además se promueve entre  los estudiantes de la Escuela de Física y Matemáticas de la Universidad San Carlos de Guatemala, USAC, como iniciativa de Adrián Ramírez. Hace dos años en el 2017 organizó un torneo entre estudiantes universitarios y olímpicos, y los dos mejores jugadores obtuvieron una beca para participar en el 2do. Congreso Go de América Latina, que se realizó en La Antigua Guatemala.

El Club de la USAC se reúne cada miércoles al mediodía,  en el edificio T3 de Ingeniería.  Para ser parte de este club comuníquese al escribir un mail a clubdegousac@gmail.com.

Cada año los guatemaltecos participan en el Korea Prime Minister Cup International Baduk Championship, una copa en Corea en la que se patrocina a un jugador de Go a nivel nacional.  En el 2018 participó Adrián Ramírez, quien actualmente tiene el 2do. lugar en en ranking nacional.

 

Contenido relacionado

>Instale y diviértase con estas aplicaciones de juegos creadas por guatemaltecos
>Sophie Germain, la extraordinaria matemática francesa que tuvo que mentir para que la tomaran en serio (y la ciencia se lo agradece)
>El truco matemático para hacer cálculos más fácilmente que se hizo viral (y que nadie nos enseñó en la escuela)