La inteligencia artificial encuentra respuestas a la propagación de covid-19 relacionadas con la humedad ambiental

Esta carrera contra-reloj, que realizan la ciencia y la tecnología para conocer más sobre este virus y la manera de propagación, ha derivado en estudios que tratan de encontrar nuevos elementos y respuesta a la pandemia.

Hay razones biológicas por las que la humedad es importante en la transmisión de virus en el aire.  Foto Prensa Libre: archivo EFE
Hay razones biológicas por las que la humedad es importante en la transmisión de virus en el aire. Foto Prensa Libre: archivo EFE

La inteligencia artificial se basa en conocimientos previos que ayudan a resolver nuevos problemas.

Entre los estudios realizados relacionados con las condiciones ambientales se cuenta con al menos 10 que suponen una relación entre variables ambientales como la temperatura y la humedad y la transmisión del virus.

Con la ayuda de inteligencia artificial, científicos de Alemania que por años han estudiado la contaminación del aire, ahora están utilizando sus herramientas y técnicas para determinar factores que pudieran ayudar a contener la propagación de covid-19 ahora que sabemos que se transmite por aerosoles.

Los físicos del Instituto Leibniz de Investigación Troposférica (TROPOS) en Leipzig y el Laboratorio Nacional de Física CSIR en Nueva Delhi han estado estudiando las propiedades físicas de las partículas de aerosol durante años. “En la investigación de aerosoles, se sabe desde hace mucho tiempo que la humedad del aire juega un papel importante: cuanto más húmedo es el aire, más agua se adhiere a las partículas y pueden crecer más rápido”.

Otro estudio anterior de Australia ya había indicado que “El aire seco parece favorecer la propagación del covid-19”

¿ Por qué es importante la humedad ?

Hay razones biológicas por las que la humedad es importante en la transmisión de virus en el aire. Cuando la humedad es más baja, el aire está más seco y hace que los aerosoles sean más pequeños y por consecuencia más livianos.

El profesor Ward de la Universidad de Sidney ya había indicado que “Cuando se estornuda y tose, esos aerosoles infecciosos más pequeños pueden permanecer suspendidos en el aire por más tiempo. Eso aumenta la exposición para otras personas. Cuando el aire es húmedo y los aerosoles son más grandes y pesados, caen a las superficies más rápido.”

Los hallazgos del estudio alemán y el autraliano sugieren la necesidad de que las personas usen mascarilla, tanto para evitar que los aerosoles infecciosos se escapen al aire de alguien infectado, como la exposición a aerosoles infecciosos en el caso de alguien sano.

Hay que considerar que la humedad ambiental no es posible regularla, pero si lo es dentro de los edificios. El estudio alemán sugiere que en condiciones cerradas los edificios deberían favorecer ambientes controlados y humedad relativa del aire entre 40 a 60 por ciento para reducir la propagación.

Según estos estudios, no se encontró el mismo vínculo para otros factores climáticos: lluvia, temperatura o viento. Las condiciones climáticas que propician la propagación de covid-19 presentan un desafío para la salud pública, por lo que sugieren continuar con más investigación.

Con información de ScienceDaily.com