Las claves de oro para ser un gamer profesional

No son pocos los que sueñan por llevar su pasión por los videojuegos al mundo profesional.

Publicado el
Las claves de oro para un gamer profesional
Según un reporte de The Wall Street Journal, un streamer con entre 15 mil y 25 mil espectadores puede generar unos 30 mil dólares por hora de retransmisión. Foto Prensa Libre: Victoria_Borodinova/ Pixabay

Según el último reporte de Newzoo habrá cerca de 3 mil millones de gamers en todo el mundo en 2021, un aumento de más del 5.3% en comparación con el año anterior. Latinoamérica está entre las regiones de más rápido crecimiento por número de jugadores, con 289 millones pronosticados para este año, un aumento de un 6.2% comparado con el 2020.

Según un reporte de The Wall Street Journal, un streamer con entre 15 mil y 25 mil espectadores puede generar unos 30 mil dólares por hora de retransmisión, máxime si se trata de juegos que acaban de llegar al mercado o fenómenos como Fortnite.

Cada cadena de ese gran emporio que es la industria de los videojuegos tiene sus propias particularidades y es un negocio en sí. Mientras seguimos ampliando nuestras líneas gaming insignes con tecnologías únicas, los propios gamers no paran de tener nuevas oportunidades.

Aquí las claves de oro:

Escoger un juego y convertirse en el mejor. Existen dos tipos de escuelas: juego emergente y juego establecido. Escoger un juego establecido tiene un valor, por ejemplo, los eSports tienen infraestructura y recursos para respaldar al gamer profesional. La desventaja es que representan escenarios más difíciles para ingresar para los que recién comienzan.

Con los emergentes, los jugadores tienen la oportunidad de ayudar a escrutar el juego y poder avanzar a la meta. También existe el riesgo de que el escenario competitivo no logre prosperar, momento en el cual quizás haya que escoger otro juego. Lo más recomendado es probar varios juegos y quedarse con el que verdaderamente le guste porque va a jugarlo mucho.

Invertir en el mejor equipo. Parte de ser un buen jugador es tener la preparación adecuada y esto va acompañado de un excelente computador, además de un ratón especial para gaming y un teclado a la medida. Un equipo puede hacer la diferencia. Temas como teclado, pantalla, sistema de enfriamiento, sistema operativo o tecnologías adicionales e innovadoras son un plus para cualquier jugador que se respete.

Buscar un equipo después de tener una reputación como competidor serio. Jugar con otros, especialmente si son mejores o tienen habilidades diferentes, es una de las experiencias más valiosas que puede tener un jugador. Si es bueno de verdad, es probable que el equipo lo busque a usted. Si no, puede tratar de encontrar equipos. El sitio web Teamfind, por ejemplo, tiene foros y herramientas para que se comuniquen los equipos y los jugadores. Los servidores de Discord, subreddits y grupos de Steam también funcionan como un terreno para reclutar equipos amateurs y codearse con jugadores de élite.

Una de las claves es el equilibrio. Convertirse en un jugador profesional lleva años y requiere práctica y un arduo trabajo.  Los profesionales deben aprender a equilibrar su régimen de práctica con actividades alejadas de la pantalla. Según algunos jugadores profesionales consultados se requiere un enfoque holístico con respecto a la práctica, que incluya la debida nutrición, ejercicio y una vida social activa, esto mejora la concentración mental y previene el agotamiento.

 

Gerente de Mercadeo Acer Latinoamérica*