Por qué es importante proteger a su carro de las inundaciones

Las calles de Guatemala se pueden ver afectadas por la lluvia; su carro, también.

Archivado en:

automóvilesclimaLluvias
Su carro puede soportar la lluvia, pero cuidado con las grandes cantidades de agua (Foto Prensa Libre: Pexels/Matheus Bertelli).
Su carro puede soportar la lluvia, pero cuidado con las grandes cantidades de agua (Foto Prensa Libre: Pexels/Matheus Bertelli).

Guatemala se suele identificar por dos temporadas: la calurosa y la lluviosa. Ambas se extienden por largos períodos aunque con diferentes manifestaciones.

Sus consecuencias son obvias. En el caso de la lluviosa, las precipitaciones de agua se incrementan en diferentes regiones del país, incluida la capital y con dificultades particulares.

Los drenajes, que están repletos de basura o en malas condiciones, junto con el estado de las calles pavimentadas y la saturación de vehículos hace que una lluvia, incluso al no ser de tanta duración, provoque daños en la vía pública, que luego se refleja en tránsito complicado.

Una de las razones de ello son las inundaciones. Calles que, por los agujeros en la ruta, retienen grandes cantidades de agua; o bien, porque los drenajes están tapados y los líquidos permanecen en la vía.

Además de provocar tráfico, las inundaciones también representan un riesgo para los vehículos. Someterse a un agujero lleno de agua o avanzar por una calle inundada, en donde los líquidos cubren gran parte del carro, también es un problema.

Cómo afectan las inundaciones

Considere la altura de su vehículo antes de pasar por agua estancada (Foto Prensa Libre: EFE).

Si bien los carros están hechos para soportar agua de alguna manera, pues en la calle y hasta estacionados es inevitable la lluvia, es necesario notar que la acumulación de agua es la que puede causar problemas.

O bien, someter al carro a pasar por una inundación que puede cubrir gran parte del vehículo. Si al agua llega a la mitad o por debajo de las llantas, el paso puede ser despacio; sin embargo, tome en cuenta que la falta de visibilidad evitaría notar grietas o agujeros que podrían golpear el auto.

Lea también: FaceApp: A quién le está entregando sus datos, fotos y videos al utilizar la aplicación

Si comienza a avanzar y se da cuenta que la cantidad de agua crece, lo mejor es ponerse a salvo. Lo ideal es no entrar en esa zona pero, si ocurre y la situación se complica, deténgase y apague el vehículo para evitar que las tomas de aire del motor no se vean afectadas (si es demasiada agua, salga del vehículo y póngase en un lugar seguro).

El apagar el vehículo y quitar la llave del contacto, además, disminuye el riesgo de provocar un daño en el sistema eléctrico. Si la situación es complicada, mejor deténgase y solicite apoyo a una grúa o las autoridades de tránsito.

Las partes que pueden ser afectadas

Las calles de Guatemala se ven afectadas constantemente por inundaciones (Foto: Hemeroteca PL).

Si el carro definitivamente se vio afectado por una inundación en la que el agua cubrió gran parte del vehículo, los daños pueden ser varios y severos.

Entre las partes que se pueden perjudicarse son:

  • Escape: el catalizador se puede obstruir, lo que afectaría la aceleración del vehículo y el rendimiento del motor.
  • Toma de aire del motor: de igual forma al escape, el agua estancada puede bloquear el paso de aire hacia el motor y otros componentes.
  • Cilindros: los residuos de agua pueden dañar también los pistones.
  • Frenos y ejes: esto suele ocurrir más cuando se pasa por partes con lodo, que luego puede solidificarse y afectar el movimiento de estas piezas.
  • Tapizado: si entra agua al carro, la tapicería puede retenerla y humedecerse, lo que descompone los materiales.
  • Tanque de combustible: pese al buen sellado que pueda existir en donde se vierte gasolina, el agua puede entrar y afectar el proceso de combustión.
  • Batería (sistema eléctrico): el agua puede causar cortos circuitos y dañar desde la batería hasta cable que distribuyen la energía al interior del vehículo.

Los cuidados posteriores

Si su carro es afectado por una inundación, lo mejor es llevarlo a un taller lo más pronto posible para que sea evaluado por un profesional y determinar los daños.

Aún así, usted mismo puede llevar a cabo ciertas actividades para reducir el riesgo de un daño mayor. Aunque si desconoce de mecánica, lo mejor será solicitar la ayuda de un profesional.

  • Revisar la batería y el filtro de aire. Quitarlos de ser necesario.
  • Verifique los niveles de aceite y el filtro.
  • Limpie y seque las conexiones eléctricas (desconecte la batería antes).
  • Verifique que el combustible no tenga agua.
  • Lleve su carro a un espacio bajo techo y fresco para abrir las puertas para que se facilite el secado del interior. También puede quitar los sillones y colocarlos bajo el sol.
  • Evalúe si se deben cambiar el aceite de motor y filtro, el filtro de aire, de combustible y de freno, y aceite de caja de velocidades.

Contenido relacionado:

> La cámara de su teléfono también le ayudará a traducir textos

> El sedentarismo aumenta el riesgo de desarrollar sarcopenia en etapas tempranas

> Por qué sale el acné, qué hacer y qué no hacer para eliminarlo

0