Twitter prohíbe propaganda electoral y envía este mensaje a los políticos del mundo

El problema no son los contenidos políticos, sino que los recursos invertidos son los que los hacen relevantes; y son los mensajes los que deben ganar por cuenta propia la atención.

Twitter restringe publicidad política. (Foto Prensa Libre: pixabay)
Twitter restringe publicidad política. (Foto Prensa Libre: pixabay)

Jack Dorsey, CEO de Twitter, hizo el que probablemente sea el anuncio más importante de la compañía en varios años: la plataforma ya no permitirá promocionar anuncios de candidatos políticos; es decir, ya no permitirá que un anuncio de carácter electoral pueda pagar por alcanzar y llegar a más personas.

Sin duda, el anuncio de Twitter es una decisión bastante acertada en el contexto actual, en el que la comunicación política se encuentra saturada de mensajes falsos que buscan colocar discursos de dudosa calidad y posverdades en las tendencias de discusión de las plataformas digitales, cuyo objetivo principal es confundir a los electores y la población en general.

Las razones que Dorsey expone son contundentes y por primera vez, una plataforma de redes sociales asume la responsabilidad que tiene en la difusión de rumores, noticias falseadas y bulos que abundan en el contexto político. “Un mensaje político merece alcance cuando la gente decide seguir una cuenta o dar un retuit. Pagar por tener alcance, elimina esa decisión, al llevar de manera forzada mensajes políticos altamente segmentados y eficaces. Esa decisión no debería verse comprometida por dinero”.

 

La atención en un mensaje político debe ganarse, no imponerse es lo que parece decir Twitter. Y tiene todo el sentido cuando vemos que las plataformas digitales han ayudado a difundir e incluso imponer una postura ideológica a grandes segmentos de la población, sobre todo en contextos electorales.

La decisión de Twitter se da en un contexto complejo para las redes sociales. Apenas Zuckerberg defendía a capa y espada frente al Congreso estadounidense su modelo de negocios y la libertad de hacer campañas políticas. 

El anuncio viene en un momento idóneo para la plataforma de microblogging: a la mitad de grandes cuestionamientos a nivel mundial sobre el papel de las redes sociales en la construcción de campañas políticas de manera legítima y Twitter, además, con una credibilidad muy baja.

En los últimos años, Twitter ha crecido de manera muy limitada respecto de otras redes sociales y a pesar de la implementación de algunos cambios importantes (la inclusión de 280 caracteres o la creación de hilos, por ejemplo), sigue sin poder conectar con grandes audiencias y con las generaciones más jóvenes.

Además, el CEO de Twitter señaló que es necesario crear leyes y normativas que regulen la propaganda política en internet, puesto que la estructura democrática existente no está preparada para soportarla. Y es verdad, desde las definiciones técnicas y formatos de publicidad en redes sociales, hasta los objetivos que se persiguen, están muy lejos de ser regulados de manera inteligente en cualquier ley en el mundo. 

 

Por ello, el anuncio de Twitter no es menor; lo que está proponiendo es precisamente una vía que permita consolidar esfuerzos legislativos; el problema no son los contenidos, el problema siempre han sido los recursos invertidos que hacen relevantes a las publicaciones. 

Y esta, a final de cuentas, es la parte sustantiva de la democracia. Si la propagación de ideas depende exclusivamente de dinero, entonces tendremos que sólo cuenten con suficientes recursos podrán ser escuchados y eso definitivamente se convierte en una inequidad de acceso al poder. 

Las nuevas reglas de Twitter

La red de microblogging resaltó que sus normativas se aplican a los productos publicitarios pagados en la plataforma.

“Twitter prohíbe globalmente la promoción de contenido político. Hemos tomado esta decisión en base a nuestra creencia de que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse”, publicó la empresa en su blog oficial.

¿Qué está sujeto a esta política?

Según Twitter, el contenido político lo definen como el que hace referencia a un candidato, partido político, funcionario gubernamental electo o designado, elección, referéndum, medida de votación, legislación, regulación, directiva o resultado judicial.

“Los anuncios que contienen referencias a contenido político, incluidas las apelaciones de votos, las solicitudes de apoyo financiero y la defensa a favor o en contra de cualquiera de los tipos de contenido político mencionados anteriormente, están prohibidos bajo esta política. Tampoco permitimos anuncios de ningún tipo por parte de candidatos, partidos políticos o funcionarios gubernamentales elegidos o designados.”, agregó la empresa en el comunicado.

* En alianza con Forbes México y Centroamérica, artículo de Rubén Vázquez.

Contenido relacionado:

> Estas son las 5 novedades que Twitter presentará en 2020
> Facebook estrena su “pestaña de noticias” y se asocia a medios de comunicación
> Twitter cierra miles de cuentas de noticias falsas en todo el mundo