El Progreso

Deportista sanarateca muere en accidente cuando regresaba a su casa

La alegría de un grupo de jóvenes que jugaban volibol en una cancha de Sanarate, El Progreso, se convirtió en tragedia, luego de que Fabiola Ruano Alias, de 22 años, seleccionada departamental en este deporte, muriera en un accidente de tránsito, después de finalizado el partido. 

Por Hugo Oliva

Una familiar identifica el cadáver de la deportista en el lugar donde ocurrió el accidente. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Una familiar identifica el cadáver de la deportista en el lugar donde ocurrió el accidente. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

Luego de terminar el juego, Héctor Méndez, 19, ofreció a Ruano Alias llevarla a su casa en la aldea Monte Grande; sin embargo, la alta velocidad en la que conducía su automóvil sobre la calzada Florea de Ramos, causó que perdiera el control del vehículo y volcara sobre el pavimento.

En el hecho ocurrió en Monte Grande, Sanarate, informó la Policía Nacional Civil (PNC). También resultó herida Aracely Sánchez, 20, y el piloto, quienes fueron trasladados con traumatismo general al Hospital Nacional de Guastatoya. Méndez quedó bajo custodia policial.

El accidente se registró en la calzada Flora de Ramos, Monte Grande, Sanarate. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
El accidente se registró en la calzada Flora de Ramos, Monte Grande, Sanarate. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

Según vecinos, la joven fallecida era muy conocida, ya que integraba la selección de volibol del departamento y también era una destacada estudiante universitaria.

“Luego del fuerte impacto varios vecinos salimos a ver lo que sucedía y corrimos para ayudar a las personas que quedaron atrapadas dentro del vehículo mientras llegaban los socorristas pero lamentablemente la señorita ya había muerto  por los fuertes golpes que sufrió en el cráneo”, comentó un vecino.

La deportista con el número 15, quien murió en el accidente, junto a sus compañeras de equipo. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
La deportista con el número 15, quien murió en el accidente, junto a sus compañeras de equipo. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

Otra vecina que no quiso identificarse, expresó: “Es lamentable que sucedan estas tragedias por  la imprudencia de los pilotos de conducir a excesiva velocidad”.