Guatemala

Encuesta revela que el 15% de menores entre 13 y 15 años son fumadores

Una encuesta sobre tabaquismo realizada en el 2015 en establecimientos educativos públicos, con jóvenes de entre 13 y 15 años, revela que el 15% de los encuestados son fumadores y siete de cada 10 indicaron que pueden adquirir cigarrillos sin ninguna limitación.

Por Roni Pocón

Autoridades del Ministerio de Salud y de la OMS escuchan la propuesta de Ley que impulsa la Universidad de San Carlos de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)
Autoridades del Ministerio de Salud y de la OMS escuchan la propuesta de Ley que impulsa la Universidad de San Carlos de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)

La encuesta fue dada a conocer este martes con motivo de la conmemoración del Día Mundial sin Tabaco, declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual alerta sobre cómo el consumo del tabaco atenta contra el desarrollo de los países y recomienda a los gobiernos tomar medidas firmes.

Según la encuesta, 21.6% de los jóvenes indicaron que no fuman, pero están expuestos como fumadores pasivos, porque inhalan el humo de un fumador activo en su hogar y el 38.6% indicó que ha estado expuesto al humo de tabaco en lugares públicos, pese a la Ley de Ambientes Libres del Humo de Tabaco.





Guatemala ratificó en febrero de 2015 los compromisos de Estado del Convenio Marco para el Control del Tabaco, y prohibió  el consumo de tabaco en lugares públicos y la difusión publicitaria del producto.

Tabaco frena el desarrollo

Este año el mensaje de la OMS se enfoca en las repercusiones que tiene el consumo de tabaco en el desarrollo de los países, y parte de que siete millones de personas mueren al año por enfermedades asociadas al consumo del tabaco.

Adrián Chávez, viceministro técnico de Salud

Estos datos obligan a una interrelación más directa con el Ministerio de Educación. Evidentemente tiene repercusiones importantes. Esto condiciona a una muerte prematura, van a ser adultos enfermos y afectados en su desarrollo, y tenemos que admitir que se ha debilitado la vigilancia y el cumplimiento de esta ley.

La OMS calcula que las familias y gobiernos invierten unos US$1 mil 400 millones al año (unos Q10 mil 287 millones) por gastos médicos y pérdidas de productividad, además de los efectos contra el ambiente, porque el residuo del tacaco contiene unas siete mil sustancias químicas y tóxicas, además del humo con altos contenidos de cancerígenos.

“Hay una meta que incluye la reducción de las enfermedades crónicas no transmisibles como cardiovasculares y el cáncer. Esas enfermedades van en aumento y están asociadas al consumo del tabaco,  lo que afecta a las poblaciones más desprotegidas”, resaltó Óscar Barreneche, representante de la OMS y Organización Panamericana de la Salud.

El informe de la OMS añade que unos 860 millones de fumadores viven en países de ingresos medianos o bajos y que gastan más del 10% para mantenimiento de su adicción a la nicotina, y le dan prioridad a ese gasto sobre necesidades básicas como la alimentación y la salud.

Berreneche reiteró la preocupación por la temprana edad en la que los niños guatemaltecos empiezan a consumir cigarrillos  y apoya que se endurezca la legislación contra el consumo de tabaco.

Funcionarios del Ministerio de Salud, de la Organización Mundial de la Salud y de la Universidad de San Carlos de Guatemala en presentación de iniciativa de Ley de Control del Tabaco.  (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)
Funcionarios del Ministerio de Salud, de la Organización Mundial de la Salud y de la Universidad de San Carlos de Guatemala en presentación de iniciativa de Ley de Control del Tabaco. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)

Impulsan mejores controles

La Universidad de San Carlos de Guatemala impulsa una nueva iniciativa de Ley Integral para el Control de Tabaco que aglutina recomendaciones de la representación de la OMS y otras instituciones afines a la salud, cuya principal razón es que se protejan las políticas públicas de salud, que se regule las relaciones entre las empresas tabacaleras y las Instituciones del Estado, y que se mejoren los controles en la venta del producto.

Óscar Barreneche, representante de OMS en Guatemala.

Si fuman el tabaco los va a matar; si no los mata habrán desperdiciado mucho dinero durante toda su vida, porque no los hace ni más masculinos, ni más femeninas. Mi mejor consejo para salir adelante en la vida es no caer en la adicción de la nicotina. Con probarlo una vez podrían volverse adictos.

“La ley se resume en proteger la salud de los guatemaltecos. La sociedad civil siempre ha apoyado las acciones para el control tabaco, pero el Ministerio de Salud es el responsable de la salud de la población y de la implementación de la Ley”, resaltó Miguel Garcés, integrante del Consejo Nacional Contra el Tabaco de la Universidad de San Carlos.

El viceministro de Salud, Adrián Chávez, resaltó que desde el Ejecutivo revisarán la iniciativa y de ser favorable para la población la apoyarían, y aseguró que no se trata de una acción contra las empresas, sino a favor de la personas.