Guatemala

En 50 metros cuadrados vivirían familias de escasos recursos de áreas urbanas

El déficit de vivienda en el país presiona al Gobierno a impulsar la construcción de multifamiliares para familias de escasos recursos que viven en asentamientos y que ahora podrían ser una solución.

Por Edwin Pitán

Archivado en:

Ciudades Guatemala Vivienda
El Ministerio de Comunicaciones tiene previsto que los apartamentos para familias afectadas de Jesús de la Buena Esperanza sean de 50 metros cuadrados. (Foto Prensa Libre: Esteban Arreola)
El Ministerio de Comunicaciones tiene previsto que los apartamentos para familias afectadas de Jesús de la Buena Esperanza sean de 50 metros cuadrados. (Foto Prensa Libre: Esteban Arreola)

Hace 25 años, el Gobierno construyó en Nimajuyú, zona 21, el último proyecto de vivienda social en la ciudad. Esos apartamentos, de 52  metros cuadrados, constan de tres habitaciones, baño, cocina y un área común. Ahora se propone retomar ese tipo de viviendas con la ejecución de un complejo  de edificios  en la zona 6,  con dos metros cuadrados menos.

El objetivo del proyecto piloto, con el que se intenta demostrar que es viable implementar edificios multifamiliares, es la reubicación de 490 familias del asentamiento Jesús de la Buena Esperanza, de la zona 6, en terrenos de la Policía Nacional Civil (PNC), en el área que ocupa el polígono de tiro.

Los terrenos miden 16 mil 500 metros cuadrados y las autoridades calculan que se podrían construir cuatro edificios multifamiliares. 

Características

El Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda promueve el proyecto  y considera que los apartamentos medirían 50 metros cuadrados; tendrían dos habitaciones, baño y  área común para cocina, comedor y sala.

Los apartamentos estarían distribuidos en seis pisos que se conectarían por medio de escaleras.

Autoridades del  Viceministerio de Vivienda explicaron que en los planes preliminares no se contemplaron  ascensores, porque  se elevaría el costo, ya que los habitantes tendrían que cubrir el mantenimiento.

El complejo residencial tendría parqueo para motocicletas y áreas de recreación, a fin de promover ambientes de convivencia.

El complejo residencial se construiría en el polígono de tiro de la PNC en la zona 6 capitalina. (Foto Prensa Libre: Esteban Arreola)
El complejo residencial se construiría en el polígono de tiro de la PNC en la zona 6 capitalina. (Foto Prensa Libre: Esteban Arreola)

No se previó espacio para  automóviles por el tamaño del terreno  y la cercanía con las paradas del Transurbano —300 metros—  y un centro comercial, lo que  ayudaría a la movilización de los vecinos.

Glendy Flores,  encargada de Evaluación del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), explicó que la dimensión de cada apartamento —50 metros cuadrados— es idónea para una familia de cinco miembros.

“En el mercado hay apartamentos de 36 metros cuadrados, aunque lo ideal son 50 metros cuadrados”, expuso Flores.

Financiamiento

Los apartamentos tendrían un costo de Q250 mil, y las familias beneficiadas pagarían cuotas de entre Q900 y Q1  mil 300 hasta por 20 años.

El FHA sería el garante de la inversión de las empresas privadas que construirían los edificios de apartamentos. 

Unas 500 familias viven en la ladera en riesgo por los fallos en el sistema de drenajes en Jesús de la Buena Esperanza, zona 6. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Unas 500 familias viven en la ladera en riesgo por los fallos en el sistema de drenajes en Jesús de la Buena Esperanza, zona 6. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Rechazan proyecto

El impulso del proyecto de apartamentos empezó el año pasado, pero no ha sido bien recibido tanto por  familias del asentamiento Jesús de la Buena Esperanza como las de  Proyectos 4-4 y 4-10,  zona 6.

Las familias del asentamiento no quieren dejar sus viviendas  —bajo el puente Belice, área declarada en riesgo— y las de los proyectos 4-4 y 4-10 no aprueban el complejo residencial porque consideran que más población afectaría la calidad de servicios que reciben.

El colapso del sistema de drenajes que pasa debajo de las viviendas de Jesús de la Buena Esperanza aumentó el riesgo en la ladera. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El colapso del sistema de drenajes que pasa debajo de las viviendas de Jesús de la Buena Esperanza aumentó el riesgo en la ladera. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)