Guatemala

Enterovirus enferma a médicos del Hospital Roosevelt y suspenden cirugías programadas

Veintiún trabajadores del Hospital Roosevelt, entre ellos 14 médicos residentes anestesistas, fueron suspendidos de labores por padecer síntomas de una infección por un tipo de enterovirus y que obligó la suspensón de cirugías programadas desde el viernes pasado. 

Por Roni Pocón

Fachada del hospital Roosevelt en un día normal de atención en todas las unidades. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)
Fachada del hospital Roosevelt en un día normal de atención en todas las unidades. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)

Desde finales de la semana pasada las actividades en la sala de operaciones del centro asistencial  fueron vieron afectadas cuando 14 médicos anestesistas presentaron con diarrea y vómitos, síntomas de un enterovirus.

Carlos Soto, director Hospital Roosevelt 

Hasta que pasen 72 horas sin que se reporte un nuevo caso no vamos a proceder a abrir las salas de operaciones, aunque creemos que el virus que ocasionó las infecciones es externo al hospital, pero todavía estamos investigando la fuente de contaminación.

Además de los médicos, otros ocho trabajadores del hospital habrían adquirido la infección, quienes también fueron suspendidos de sus labores y se analizan otros dos posibles casos, pero los indicios suponen que se trataa de la misma infección.

Personas esperan afuera del hospital Roosevelt la hora de la visita para ver a sus familiares que permanecen internos. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)
Personas esperan afuera del hospital Roosevelt la hora de la visita para ver a sus familiares que permanecen internos. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)

Medidas reactivas

Carlos Soto, director ejecutivo del hospital,  informó que aún no se determina dónde pudo haber sido el contagio, debido a que el  virus puede ser ifectado  a través de la ingesta de alimentos. Se sospecha que los médicos pudieron haberse infectado en alguna actividad externa del hospital a la que asistieron.

Las autoridades del hospital confirmaron que desde el viernes último se tomó la decisión de suspender las cirugías que estaba programadas y se atendien únicamente las de emergencia. Además las autoridades del centro médico aseguraron que llegaron a un acuerdo con el Hospital General San Juan de Dios para referir algún caso de emergencia que no pudiera ser atendido.

Soto explicó que implementaron otras medidas para evitar la propagación del virus en el nosocomio. entre las acciones está la prohibición del ingreso de comida rápida, el lavado obligatorio de manos en todas las unidades y la creación de un equipo destinado a la vigilancia del brote y la evolución de los pacientes.

La consulta externa y el ingreso de visitas continúa de manera normal, pero se prohibió el ingreso de alimentos al centro asistencial. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)
La consulta externa y el ingreso de visitas continúa de manera normal, pero se prohibió el ingreso de alimentos al centro asistencial. (Foto Prensa Libre: Roni Pocón)

Contradicción

Zagreb Zea, presidente de la junta directiva de médicos del hospital refirió: “A nosotros nos llegó información de que se habían cancelado las cirugías por esa causa e incluso que había 33 pacientes que estaban enfermos con enterocolitis”. 

Agregó que solo tres quirófanos están habilitados para dar atención, de los ocho que funcionan en el centro asistencial porque “no hay suficientes anestesistas”. Por lo general practican unas 35 cirugías por día.

Autoridades del hospital aseguraron que no hay ningún caso de infección en pacientes y que los 21 casos confirmados son empleados.





“Esos brotes son muy fuertes, pero en 24 horas suelen mejorar sin necesidad de antibióticos”, explicó Carlos Soto, director del hospital, quien agregó que no se debe entrar en pánico “ni ser alarmistas”, para que la población no se vea afectada.