Guatemala

Labor social que cambia la vida de muchos niños 

Blanca Estela Fuentes Maldonado, a través de la Fundación Pedro Poveda,  ha rescatado a unos  dos mil niños y adolescentes en la zona roja de la colonia  San Julián, Chinautla, Guatemala, víctimas de la pobreza.

Por Oscar Felipe Q.

Blanca Estela Fuentes Maldonado, nacida en El Tumbador, San Marcos, disfruta de la compañía de niños beneficiados del proyecto Xajanaj Kahalepana, que trabaja en Chinautla desde el 2003. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Blanca Estela Fuentes Maldonado, nacida en El Tumbador, San Marcos, disfruta de la compañía de niños beneficiados del proyecto Xajanaj Kahalepana, que trabaja en Chinautla desde el 2003. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Fuentes Maldonado es  defensora de los derechos de la niñez y adolescencia desde hace 14 años, cuando se unió a la fundación que trabaja con programas socioeducativos que buscan la construcción de una sociedad más justa, equitativa y democrática.

“Respondemos a las necesidades educativas desde una opción preferencial por los grupos más desfavorecidos”, dijo Fuentes Maldonado, profesora en educación media  y pedagogía, quien  es miembro de la  Comisión Continental de la Propuesta Socioeducativa: Educar en Tiempos Difíciles.

“Muchos niños del programa ya estarían involucrados  en las pandillas si no estuvieran aquí, porque viven en una zona vulnerable a los grupos criminales y que fácilmente los involucran en la venta de drogas o cobros de extorsión”, expuso.

En la actualidad, la educadora es  impulsora del proyecto Xajanaj Kahalepana (Construir juntos, saliendo juntos adelante, en poqomam), que educa a niños vulnerables a las pandillas.

Mujer altruista

Nació el 27 de septiembre de 1954, en el barrio Los Tres Reyes, zona rural de El Tumbador, San Marcos. En el 1971 se trasladó a la capital para comenzar sus estudios de maestra de educación primaria y luego   un profesorado en psicopedagogía.

Cuenta con un diplomado en Fortalecimiento al Sistema Local de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia en Guatemala. 

Su vida tiene varias facetas. Durante  su adolescencia fue testigo del conflicto armado interno en  San Marcos y escuchaba los estallidos de las bombas en las montañas. Su padre tenía una tienda y con más miedo que ganas le tocó abastecer con productos de primera necesidad tanto a guerrilleros como a miembros del Ejército.

En 1990 apoyó a  las poblaciones de comunidades en resistencia y  formó parte del movimiento de diálogo para los acuerdos de paz.

En el 2003, junto a Gloria Alonzo, hizo un diagnóstico por los derechos de la niñez  de Chinautla, específicamente de Santa Faz, Jocotales y San Julián, el cual reflejó el poco acceso que tienen los menores a la educación, lo  que la motivó a promover el programa.

Promueven desarrollo

Fuentes  resalta la proyección  de la Fundación en los últimos 13 años, gracias al trabajo que hace un grupo de profesionales,  todos  de la Institución Teresiana y una asociación de laicos de la Iglesia Católica, quienes  promueven  la educación y la cultura desde los valores del Evangelio.

Cuentan con un programa educativo, una biblioteca y ludoteca. Además ayudan en la actualización y formación de docentes de  escuelas públicas, una sala de computación y junto a la  Fundación Esfuerzo y Prosperidad  sostienen un  centro comunitario infantil, tipo guardería.

Del 2006 al 2016, la fundación que preside Fuentes Maldonado, a través del programa de apoyo escolar, ayudó a mil 531 niños a mejorar su aprendizaje; 332 niños y adolescentes concluyeron la  educación primaria. Además, del 2015 al 2016 otorgó 30 becas a estudiantes de educación básica, diversificado y universitaria.

También ha involucrado a mil 43 niños y adolescentes en los programas de escuela de vacaciones. Ha contribuido en la formación de 861 docentes, en busca de una mejor calidad de enseñanza. Además, en el centro comunitario infantil atienden a 415 niños  y niñas, hijos de padres trabajadores.

Fuentes Maldonado participa en la planificación de las actividades de la Fundación Pedro Poveda. (Foto Prensa Libre: Cortesía).
Fuentes Maldonado participa en la planificación de las actividades de la Fundación Pedro Poveda. (Foto Prensa Libre: Cortesía).

Labor social

La Fundación Pedro Poveda para la Educación y Promoción Humana surgió en el país en agosto de 1997 y funciona en San Julián, Chinautla.

La entidad pertenece a una red latinoamericana que trabaja el programa Educar en tiempos difíciles.

Trabaja con proyectos financiados por la comunidad internacional,   este año, con fondos públicos de España.

Poveda (1874-1936) fue un sacerdote católico, pedagogo y escritor español, fundador de la Institución Teresiana.  En el 2003 fue canonizado.

Durante su época de seminario hizo vida misionaria en las cuevas del pueblo en Guadix, Granada, España. Su amor por los desamparados era tal  que se trasladó a vivir a una de las cuevas y vivió con  desposeídos. Fue asesinado donde ahora es el Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena, en Madrid.