Guatemala

Vecinos de Amatitlán enfrentan problemas para transportarse por paro de pilotos

Pilotos de los Transportes Transuama, empresa que cubre la ruta de la Central de Mayoreo hacia Amatitlán, paralizaron labores este miércoles como una medida de presión para exigir a la Policía Nacional Civil (PNC) más seguridad, después del ataque armado del pasado martes en el murió el chofer Jorge Mauricio Pérez Fajardo. 

Por José M. Patzán

El bus de los transportes Transuama atacado el martes último en la ruta al Pacífico.(Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
El bus de los transportes Transuama atacado el martes último en la ruta al Pacífico.(Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

Por la tarde, jefes policiales se reunieron con los pilotos a quienes ofrecieron mayor seguridad, con lo cual estos anunciaron que reanudarán labores el jueves a las 16 horas.

Los conductores indicaron a las autoridades que el paro del servicio no solo se debe a la muerte de un piloto, sino también a la inconformidad que existe con la junta directiva de la empresa de transporte, ya que no los apoyan cuando surgen problemas y les  descontaron dinero, supuestamente para un seguro de vida, pero con la muerte de su compañero se percataron que no existe, ya que la familia del conductor ha recibido los beneficios.

También argumentan que reciben malos tratos de los propietarios de las unidades.

El predio donde se estacionan las unidades, ubicado en el kilómetro 28 de la ruta al Pacífico permanece cerrado, por lo que los vecinos de Amatitlán enfrentaron problemas para trasladarse a la capital desde ese municipio.

Lea también: Niños reciben clases en una vivienda porque escuela permanece cerrada 

Juan Luis de la Rosa, presidente de un consejo comunitario de Desarrollo de Amatitlán, indicó que las personas se trasladaron en vehículos particulares o con amigos.

“A la Central de Mayoreo cobran Q5.00, para moverse adentro del municipio Q 4.50. Está difícil e incontrolable la delincuencia por las extorsiones”, se lamentó.

Cámaras de seguridad captaron a los supuestos responsables cuando escapaban en una motocicleta. Las autoridades policiales indicaron que analizan las imágenes para encontrar a los victimarios.

Asedio

El 21 de enero de 2016 en la 5a. avenida final, en el lugar conocido como La Fuente, Amatitlán, desconocidos balearon al otro piloto de la Transportes Transuama, Joel López, de 28 años.

Los Bomberos Voluntarios lo trasladaron herido a la emergencia del Hospital Nacional de esa localidad, donde a su ingreso falleció.

El bus atacado contaba con una cámara de seguridad.(Prensa Libre: Érick Ávila)
El bus atacado contaba con una cámara de seguridad.(Prensa Libre: Érick Ávila)

En esa oportunidad, los compañeros de trabajo de López movilizaron el bus y con ello evitaron que el Ministerio Público (MP) e investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) llevaran a cabo los peritajes respectivos para poder establecer el origen del hecho criminal.

Ese mismo día, otro ataque armado ocurrido en la salida de la Central de Transferencia (CentraSur), ubicada en la zona 12 de Villa Nueva, dejó al ayudante de un bus de la misma empresa amatitlaneca herido y fue trasladado por los Bomberos Municipales al hospital Roosevelt en donde murió. La víctima mortal fue identificada como Timoteo López Díaz, 23.

Contenido relacionado:

Capturado en Zacapa: La Santa Muerte me pidió que matara a alguien al azar

Video revela como guardia evitó asalto en cooperativa en Totonicapan

Ataque armado en cemeterio de Jalapa deja seis muertos