Petén

Sujetos ultiman a predicador en intento de rescatar a reo

Un vehículo del Sistema Penitenciario (SP) fue atacado por desconocidos en Santa Elena, Ciudad Flores, Petén, en el intento de rescatar a un reo, un transeúnte quedó en el fuego cruzado y falleció. 

Por Rigoberto Escobar

Vehículo del SP es atacado por desconocidos, que pretendían liberar a reo. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Vehículo del SP es atacado por desconocidos, que pretendían liberar a reo. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Hugo Leonel Cocón Luna, de 31 años, predicador evangélico, murió cuando desconocidos atacaron el camión del SP, en su intentó por rescatar a un privado de libertad.

Autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) comentaron que Cocón Luna había salido minutos antes de la prisión, donde en compañía de un amigo, había ofrecido un servicio religioso, pero quedó en medio del ataque y una bala le quitó la vida.

Según testigo, dos sujetos en una motocicleta fueron los protagonistas del ataque, en las cercanías del área conocida como La Basurita, calle que comunica a la prisión.

Autoridades señalaron que los desconocidos intentaron liberar al reo Rakel Alexánder Pacheco Estrada, quien había estado en una audiencia en un juzgado de esa localidad, sindicado de asesinar a su suegro e hijastro.

Según archivos de la PNC, Pacheco Estrada está acusado de asesinar a machetazos y balazos a su suegro Guillermo Ernesto Morán, 54, y a un menor de 4 años, hecho registrado el 18 de abril de este año, en San Joaquín, La Libertad.

“Los delincuentes empezaron a dispararle al piloto, quien esquivó las balas y aceleró para no ser alcanzado”, relató un vecino.

Bomberos Voluntarios auxiliaron a Cocón Luna, quien debido a las heridas falleció en el Hospital Regional de San Benito. Su acompañante salió ileso.

Peritos del Ministerio Público localizaron más de 20 casquillos de diferente calibre en el lugar. 

En el lugar se hallaron unos 20 casquillos de diferente calibre. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
En el lugar se hallaron unos 20 casquillos de diferente calibre. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)