Quetzaltenango

Campaña busca frenar el acoso sexual en Quetzaltenango

Palabras obscenas, silbidos o masturbaciones en lugares públicos son parte de las acciones que cometen los acosadores callejeros en la Ciudad de Xela.

Por María José Longo

Rita Botran, una de las integrantes de la red, muestra un afiche de los que se utilizarán durante la campaña. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Rita Botran, una de las integrantes de la red, muestra un afiche de los que se utilizarán durante la campaña. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

La red municipal Las Niñas Lideran con su proyecto Voces por el Cambio, lanzó ayer una campaña contra la agresión sexual en esa ciudad.

¡Cuéntalo! es la campaña que busca frenar la violencia física, psicológica, sexual y el acoso callejero contra las menores. La campaña incluye mantas, visitas a mercados, pláticas a pilotos del transporte de pasajeros, teatro callejero y talleres con establecimientos educativos públicos y privados. 

Cindi Oroxom integrante de la red

"La violencia sexual puede iniciar con un beso forzado o un abrazo y terminar en una violación y se necesita prevenir”.

El grupo juvenil constató que la violencia sexual, física y psicológica y el acoso callejero afectan de forma severa a las niñas en la ciudad de Quetzaltenango.

El año pasado, la red  se acercó a 14 planteles educativos en los que  seleccionaron al azar a 117 niñas, quienes, por medio de un árbol de problemas y lluvia de ideas, dieron  a conocer las situaciones que más las afectan.

Las jóvenes identificaron entre los agresores a  líderes religiosos, maestros, familiares y desconocidos, pero las víctimas callan, por temor al rechazo.

“Nos dimos cuenta que los casos de acoso sexual y callejero son alarmantes en la ciudad. Buscamos que las niñas y adolescentes no tengan miedo de denunciar”, dijo Alejandra Teleguario,  de la red en Quetzaltenango.

“Cuando una niña o niño es víctima de algún tipo de violencia o es acosado, se aisla de los demás, generalmente no quiere contar lo que le sucede por temor, pero es importante que sepa dónde y cómo denunciar o quien le puede ayudar, porque la violencia sexual puede iniciar con un beso forzado o un abrazo y terminar en una violación y se necesita prevenir”, dijo Cindi Oroxom integrante de la red.

El grupo de niñas, durante el lanzamiento de la campaña. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
El grupo de niñas, durante el lanzamiento de la campaña. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Financiamiento

La red financiará la campaña con los US$4 mil que recibieron por haber obtenido el el tercer lugar, a escala nacional,  del concurso Yo me atrevo, organizado por Glaswin y Usaid.

El costo aproximado será de Q118 mil durnate los seis meses que tardará. La iniciativa también es apoyada por las organizaciones Levantemos, Nuevos Horizontes, entre otras. “Buscamos apoyo local, pero no tuvimos respuesta positiva de la comuna, y vimos abierta la posibilidad del concurso nacional”, dijo Juani García, coordinadora nacional de  Levantemos.