Quetzaltenango

Voluntariado es vital para mejorar calidad de vida de familias de escasos recursos

El trabajo de jóvenes voluntarios es fundamental para llevar  a cabo actividades altruistas, como las de Techo Occidente, que construye casas para personas de escasos recursos.

Por María José Longo

Con el apoyo de voluntarios, la organización Techo Occidentes construye casas para familias de escasos recursos. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Con el apoyo de voluntarios, la organización Techo Occidentes construye casas para familias de escasos recursos. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Techo Occidente ha logrado reunir a más de cinco mil voluntarios, quienes han vivido la situación precaria en la que se encuentran cientos de familias en las comunidades.

La organización hace un llamado a los jóvenes para que se sumen  al  proyecto que  beneficia a familias de las comunidades del área. 

José Balam Say, coordinador de voluntariado en Xela, recuerda que han construido más de 400 casas, después del terremoto del 2012, que empezaron a trabajar en esta región. 

Say comentó que la respuesta de los jóvenes ha sido positiva, pero la agrupación necesita constantemente de colaboradores, en especial para los campamentos, en los cuales construyen viviendas junto a los vecinos.


Cada año, los jóvenes recaudan fondos para aportar en la construcción de las viviendas. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Cada año, los jóvenes recaudan fondos para aportar en la construcción de las viviendas. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Testimonios

Para explicar a la sociedad civil y jóvenes de la región sobre la función y el trabajo de Techo, los voluntarios recopilaron experiencias publicadas en la revista “Construyendo historias”, que relatan los momentos más emotivos en la organización.

“Combinamos la literatura con las experiencias que los voluntarios han tenido en las comunidades donde han trabajado. Es un homenaje a quienes han acompañado como voluntarios o como líderes comunitarios”, manifestó Say, quien agregó que el trabajo en las comunidades comprende una fase previa de acercamiento con la población y un seguimiento posterior para promover el desarrollo en la comunidad.

El propósito de Techo es ser la voz de las comunidades abandonadas, porque buscan la  incidencia política.

“El objetivo de la revista es invitar a la sociedad civil a que se una y empezar a generar la conciencia de voluntariado en Quetzaltenango. Techo busca generar un vínculo entre los comunitarios y los voluntarios, ya que no somos un programa asistencialista, sino buscamos dar herramientas para el desarrollo”, expresó el coordinador.

Con deseos de ayudar

Actualmente Techo Occidente cuenta con 30 voluntarios permanentes, que colaboran en la oficina, son líderes comunitarios y visitan a los pobladores cada 15 días. Esa sede atiende a 12 comunidades de San Marcos, Quetzaltenango,  Sololá, Totonicapán y Huehuetenango.

El próximo evento será del 21 al 23 de julio, en Nueva Santa Rosa y San Carlos Miramar, Colomba , Quetzaltenango, donde se construirán 24 viviendas.

Los jóvenes hacen un llamado a universitarios para que se unan al esfuerzo. Pueden inscribirse en la oficina de Quetzaltenango, ubicada en la 19 avenida  1-06 zona 1, o comunicarse al 77655915. El costo de participación es de Q50, que incluye transporte, una playera y alimentación.