Sacatepéquez

"El caminante" llega a Antigua y Escuintla para llevar su mensaje de lucha

Oswaldo Ochoa, más conocido como “El Caminante” arribó en horas de la tarde del jueves a Antigua Guatemala y el viernes por la mañana a Escuintla, donde culminó la primera parte de su travesía a pie, en la que al momento acumula 600 kilómetros desde su natal Quetzaltenango.

Por Renato Melgar y Enrique Paredes

El caminante llama la atención de los antigüeños en el parque central. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)
El caminante llama la atención de los antigüeños en el parque central. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)

Ochoa pretende recorrer todo el país. Al llegar a la ciudad colonial hizo énfasis en el cuidado del medioambiente, la corrupción y la inseguridad. 

Luego partió a Escuintla donde hará una pausa del recorrido debido a que ya no cuenta con recursos. Espera retomar la singular protesta en los próximos dos meses de Escuintla hasta Puerto Barrios, Izabal, un total de 800 kilómetros.

En su camino, Owsaldo Ochoa,  señaló que el mal estado de las carreteras, así como la gran cantidad de basureros clandestinos dan un mal aspecto al país, y “no hay forma que las autoridades y la población misma actúe para contrarrestar la contaminación” que provoca que los propios guatemaltecos no viajen a la provincia. 

Ochoa, también hizo el llamado al gobierno central, mencionando el mal estado y condiciones inapropiadas en la que se encuentra la Policía Nacional Civil.

“Resulta que ganan poco y de su sueldo deben aportar para repuestos, combustible, lo que no es correcto y justo. Esto hace pensar que el gobierno le está robando a sus mismos trabajadores”, mencionó Ochoa.

Tres peticiones

“El caminante” inicio su viaje el pasado 2 de julio, con la finalidad de llevar un mensaje a la población guatemalteca de cuidar el medioambiente, también para luchar contra la corrupción y pedir seguridad.

Oswaldo Ochoa camina frente a la Catedral de Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)
Oswaldo Ochoa camina frente a la Catedral de Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: Renato Melgar)

Su intención: que la población se despierte y alce su voz, y que el gobierno de Jimmy Morales, cumpla  con sus obligaciones.

Llega a Escuintla

El caminante hizo sonar su shofar al llegar a Escuintla donde concluyó su recorrido de 600 kilómetros que se propuso en esta primera parte de su travesía.

En esa cabecera departamental, “El Caminante” buscó el palacio municipal en la 9ª calle y 4ª  avenida, zona 1,  en donde colocó pancartas con mensajes de denuncia contra la corrupción así como del cuidado al medioambiente.

También toco hizo sonar su shofar frente a la entrada del edificio edil. Ochoa dijo que siempre lo hace en cada lugar al que llega pues el objetivo es que el sonar de su instrumento los políticos del pueblo sepan que está ahí vigilante para que hagan su trabajo con honradez.

Ochoa argumentó que la idea de la peculiar manifestación nació hace dos años cuando hubo un auge de manifestaciones en contra de la corrupción en el gobierno de Otto Pérez Molina que derivó en la renuncia del mandatario, de la vicepresidenta Roxana Baldetti y otros funcionarios, ahora procesados.

Según Ochoa, el fervor ciudadano se ha debilitado, así como el nivel de conciencia que en lugar de elevarse bajó, por eso retomó la protesta.

En la primera parte de su marcha, ya recorrió Quetzaltenango, San  Marcos, Retalhuleu, Suchitepéquez, Sololá, Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla.

  • Videos de Oswaldo Ochoa, "El Caminante"