Sololá

Sentenciado a 25 años de prisión por haber ultimado a adolescente

Pese a su corta edad, Kendy Marleny Mucia Barán, de 17 años, tenía muy claras sus intenciones de ser comerciante y sacar adelante a su familia, pero sus sueños quedaron frustrados cuando decidió formalizar su vida con un hombre casado, quien lejos de apoyarla, la asesinó.

Por Ángel Julajuj

Luis Pedro Bajan Mucia, de 22 años, quien fue sentenciado a 25 años de prisión es trasladado a la cárcel. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Luis Pedro Bajan Mucia, de 22 años, quien fue sentenciado a 25 años de prisión es trasladado a la cárcel. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

Murcia Barán desapareció el 4 de julio del 2016, en el Paraje Pacoc,  San Lucas Tolimán, Sololá, pero cinco días después, su cadáver fue localizado en estado de putrefacción, en un barranco que colinda con  Santiago Atitlán.

El Tribunal de Sentencia Penal de Femecidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer de Sololá encontró culpable de la muerte de la menor a Luis Pedro Baján Mucia, 22, quien fue condenado a 25 años de prisión inconmutables.

Según investigación, el femicidio se registró la noche 4 de julio del 2016 en un barranco, entre cafetales. De acuerdo con el informe forense del Inacif, se constató que la menor falleció por golpes en la cabeza, lo que le causó hemorragia cerebral y trauma craneoencefálico.

Vecinos, amigos y familiares dieron el último adiós a Marleny Mucia Barán, en junio del 2016. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Vecinos, amigos y familiares dieron el último adiós a Marleny Mucia Barán, en junio del 2016. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

El Tribunal indicó que tenían valor probatorio 11 llamadas telefónicas y las amenazas que Murcia hizo a la víctima a través de mensajes en Facebook, en los cuales le exigía mantener en secreto la relación para evitar desprestigio de su familia. Además, se localizaron manchas de sangre en el tuc tuc en el que fue trasladada la víctima.

La sentencia, que se logró después de cinco audiencias, el relato de 15 testigos referenciales, de cinco peritos del Inacif y de ocho testigos técnicos o expertos de diferentes ámbitos, queda como precedente ante la sociedad, ya que en el departamento es la segunda sentencia de femicidio que se registra.

Cornelio Sicay, fiscal del Ministerio Público, expresó que de parte de la Fiscalía se presentaron todas las pruebas de acuerdo a la investigación y que a raíz de eso fue que la sentencia es 25 años de prisión.

Miguel Sulugui, de la Defensa Publica Penal, defensor del acusado, relató: “Nos interesó el esclarecimiento de la verdad, pues toda persona tiene derecho a impugnar la resolución judicial pero en su momento se analizará la sentencia. Si existe posibilidad de presentar recursos se hará, de lo contrario, se pondrá un recurso tomando en cuenta que no se logró evidenciar dónde ocurrió el crimen ni se esclareció si la sangre localizada en el vehículo se trata de la víctima”.

Marleny Mucia Barán había dejado los estudios y trabajaba para dar un futuro a su familia. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Marleny Mucia Barán había dejado los estudios y trabajaba para dar un futuro a su familia. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

Angelina Barán, madre de Marleny, declaró que  su hija soñaba en ser comerciante. “Somos de escasos recursos, por lo que ella decidió abandonar los estudios y se dedicó a trabajar para apoyarnos, pero lamentablemente sus sueños fueron truncados”.