Suchitepéquez

Ultiman a sacerdote maya cuando se disponía a celebrar una ceremonia

Un guía espiritual maya fue asesinado en aldea El Progreso, San Bernardino, Suchitepéquez, cuando se dirigía a un lugar donde celebraría una ceremonia religiosa.

Por Cristian I.Soto

Sacerdote maya fue ultimado en El Cerrito, donde haría ceremonia. (Foto Prensa Libre: Cristian I. Soto)
Sacerdote maya fue ultimado en El Cerrito, donde haría ceremonia. (Foto Prensa Libre: Cristian I. Soto)

Bernardino Solval Morales, de 68 años, salió desde temprana hora de su vivienda, en Samayac, después de haber recibido una llamada en donde le solicitaban realizar la ceremonia en el área conocida como El Cerrito, en el trayecto, desconocidos le quitaron la vida.

“Este lugar es sagrado para los sacerdotes mayas de esta región, y es un mal mensaje a la sociedad haberle quitado la vida a un guía espiritual”, afirmó Ignacio Castillo, sacerdote maya quien llegó al lugar del crimen.

Franck García, sobrino del fallecido

"Desconocemos quién lo llamó, pero nunca imaginamos que era para quitarle la vida.  El pueblo maya ha sido golpeado por este cobarde asesinato”.

Familiares de Solval confirmaron que recibió una llamada, después de la cual se alistó y salió rumbo a El Cerrito.

“No podemos creer lo que le paso a mi tío, era una persona muy buena y buen consejero. Me duele la forma en que lo mataron, no merecía esto. Desconocemos quién lo llamó, pero nunca imaginamos que era para quitarle la vida.  El pueblo maya ha sido golpeado por este cobarde asesinato”, lamentó el sobrino Franck García. 

El fallecido es padre de Rosalia Solval, actual delegada de la Defensoría de la Mujer Indígena de Suchitepéquez, quien hasta el momento no se ha pronunciado.

Óscar Sen, socorrista de Bomberos Voluntarios, informó que a un costado del cuerpo se localizó un bolsón, dentro del cual había candelas de colores, veladoras, alcohol, azúcar; material que se utiliza para las ceremonias mayas.

Fiscales del Ministerio Publico localizaron seis casquillos del arma utilizada en el lugar del crimen.

Familiares y amigos del sacerdote desconocen las causas del ataque. (Foto Prensa Libre: Cristian I. Soto)
Familiares y amigos del sacerdote desconocen las causas del ataque. (Foto Prensa Libre: Cristian I. Soto)