Totonicapán

Supuesto laboratorio de pornografía infantil desmantelado enciende las alertas

La reciente captura Florencio Morales Mendoza, de 65 años, trabajador de la Dirección Departamental de Educación (Dideduc), investigado por el MP por un caso de pornografía infantil, pone en alerta a varios sectores de Totonicapán.

Por María José Longo

Vivienda de Florencio Morales Mendoza, ubicado en la 8a avenida de la zona 3 de Totonicapán, donde las autoridades hallaron ropa íntima femenina y discos con contenido pornográfico infantil. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Vivienda de Florencio Morales Mendoza, ubicado en la 8a avenida de la zona 3 de Totonicapán, donde las autoridades hallaron ropa íntima femenina y discos con contenido pornográfico infantil. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La detención de Morales, analista de asistencia pedagógica de la Dideduc, es parte de una investigación del Ministerio Público (MP), que lo señala de posesión de material pornográfico de personas menores de edad, por lo que el jueves último se efectuó un allanamiento en su residencia.

 

Luego de conocerse la aprehensión de Morales, en cuya residencia las autoridades localizaron equipo de computación, 42 prendas de ropa interior femenina y varios discos de pornografía, dos de ellos infantil, las alarmas se encendieron en el departamento, pues con eso se evidencia el grado de vulnerabilidad en que se encuentran los menores.

Élmer Martínez, fiscal distrital del MP, señaló que los indicios localizados en el allanamiento serán analizados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses.

Añadió que esas conductas pueden inducir al sindicado a cometer otros hechos que ponen en riesgo a menores de edad. “Son conductas al margen de la ley que pueden inducir a que cometa otros delitos o involucre a otros a hacerlo. Se expone a menores de edad a ser víctimas de delitos sexuales”, indicó.

La investigación empezó luego de una denuncia sobre la existencia de un laboratorio de pornografía infantil en la casa de Morales, donde funciona un café internet que, según las autoridades opera sin registro.

Florencio Morales Mendoza es señalado de posesión de material pornográfico de personas menores de edad. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Florencio Morales Mendoza es señalado de posesión de material pornográfico de personas menores de edad. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
 

Organizaciones que velan por el bienestar de los niños, así como líderes comunitarios de Totonicapán indicaron que este caso genera preocupación y reflexión sobre la vulnerabilidad de los niños a ser víctimas de delitos sexuales.

Para Rebeca Pérez, integrante del Centro Ecuménico de Integración Pastoral, es necesario prevenir la producción y distribución de este tipo de material, por lo que considera que el papel de las comunidades es fundamental en la promoción de la educación sexual y la denuncia.

Añadió que aún no se ha logrado que en las comunidades se entienda que la seguridad de los niños es fundamental y que deben generarse las medias de protección necesarias para evitar que sean vulnerables a hecho como este.

Álvaro Baquiax, presidente de la organización de Alcaldes Comunales 48 Cantones, señaló que este es un caso lamentable que violenta los derechos de menores de edad.

“De comprobarse los hechos pedimos que haya justicia”, señaló Baquiax.

El líder comunitario también motivó a la población a denunciar estos actos y a promover los valores para evitar la adquisición de material pornográfico. “Sobre todo se debe denunciar, porque de lo contrario no se puede indagar más en el tema, también incentivamos a promover los valores en toda la población, tanto adultos como niños, para prevenir estas conductas", afirmó.

El departamento de Comunicación de la Dideduc informó que el caso de Morales es un asunto personal, por lo que esperaran conocer la resolución judicial.