Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

18/10/13 - 00:00 Cultura

Oro, joyas y objetos para un viaje al más allá

La tumba del faraón egipcio Tutankamón guardaba unos cinco mil objetos, en un monumento funerario de seis estancias que cubren en total un área de más de cien metros cuadrados, en el Valle de los Reyes, en Egipto.

Réplicas de algunos de estos suntuarios o sagrados artículos son parte de una colección que se exhibe este mes en la ciudad de Núremberg, Alemania.

Sin duda la pieza más famosa del arte egipcio y de los tesoros funerarios de Tutankamón es la máscara funeraria. Fue esculpida en técnica policromada por orfebres egipcios hacia 1354-1340 a. C, en oro batido con incrustaciones de pasta de vidrio y turquesas, obsidiana, lapislázuli, cuarzo y cornalina. Mide 54 centímetros de altura y pesa aproximadamente 24 libras.

La máscara representa el rostro idealizado de Tutankamón, “imagen viva de Amón”. Este faraón gobernó Egipto de 1336 a 1325 a. C.

En la cámara funeraria con paredes decoradas, el cuerpo momificado del soberano estaba protegido por cuatro urnas de madera recubiertas de oro, una dentro de otra. Estas encerraban un sarcófago de cuarcita roja, que en su interior contenía tres ataúdes, uno dentro del otro, dos fabricados de madera enchapados en oro y el último de oro macizo, el cual guardaba la momia del faraón con los hombros y la cabeza cubiertos por la máscara funeraria.

La máscara original se exhibe permanentemente en el Museo Egipcio de El Cairo.

La tumba del Rey

Los artículos encontrados en la tumba de Tutankamón  reflejan que en el antiguo Egipto se creía en la inmortalidad de sus gobernantes.

Se  encontraron panes, pasteles de trigo y cebada, espalda de buey y costillas de cordero condimentadas con especias y miel.

Treinta jarras grandes debieron contener  vino.  Además dátiles, higos, uvas y almendras.

Armas para combate: 46 arcos, uno  infantil de 30 centímetros hasta otro de 180 centímetros de  largo, mazas, bumeranes y cuchillos.

Seis carruajes desensamblados:  cuatro de madera revestida con oro e incrustaciones de cristal,  para  ceremonias, y dos  livianos aparentemente usados para la caza.

Trece capas de lino envolvían la momia del rey;  143 joyas y amuletos se encontraron entre las  telas cuyo propósito era proteger al  faraón en su viaje a la   inmortalidad.

POR REDACCIóN CULTURA /

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.