Una casa inteligente

Puedo encender cualquiera de las luces de mi casa desde mi smartphone, y no solo eso, puedo entrenar las zonas de mi casa para detectar cuando voy saliendo al trabajo y que encienda las luces necesarias para ello, y luego las vuelva a apagar después de un par de minutos. Y no creo haber gastado más de U$150.