Fútbol Internacional

Argentina se persigna y apuesta a la salvación con su Messi-as

En el infierno. Argentina está este sábado fuera del Mundial Rusia-2018 y debe enfrentar al archirrival y líder Brasil en una parada difícil del largo camino de la clasificatoria sudamericana con la obligación de ganar y, una vez más, toda la esperanza puesta en Lionel Messi.

Por Buenos Aires/AFP

Los seguidores esperan que con Messi dentro de la cancha, Argentina clasifique a Rusia 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los seguidores esperan que con Messi dentro de la cancha, Argentina clasifique a Rusia 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Si algo le faltaba al maltrecho presente de la selección que conduce Edgardo Bauza era la decisión de la Fifa que hizo escalar posiciones a Chile en desmedro del sancionado Bolivia y empujó a la Albiceleste al sexto lugar.

De esta manera está excluida hasta de la repesca, una tragedia para el equipo que tiene al mejor del mundo.

Chile, que era séptimo con 14 puntos, pasó al quinto lugar con 16 unidades, por delante de Argentina y Paraguay, que bajan un puesto.

La noticia cayó como un balde de agua helada en Argentina, donde todas las miradas apuntan a una AFA débil, que se muerde la cola en su propia crisis.

“No tenemos representación ni en la Fifa ni en la Conmebol, no tenemos quien nos defienda”, se quejó desde Dubai Diego Maradona al declararse “preocupado” por la clasificación.

La noticia ensombreció el regreso del recompuesto Messi cuya ausencia por lesión en la última doble fecha dejó expuesta las falencias de una Argentina tambaleante.

El equipo de Bauza atrapó sin merecerlo un gris empate (2-2) con Perú en Lima y sufrió una histórica derrota ante Paraguay  (1-0) en Córdoba  (centro) , en las fechas novena y décima.

Ahora necesita redimirse. El 10 de noviembre se medirá con Brasil en Belo Horizonte y luego recibirá a Colombia el 15 noviembre en San Juan.

Llueve sobre mojado

“No estamos en un buen momento pero tuvimos peores”  confesó Sergio Agüero en España tras conocerse el castigo de la Fifa a Bolivia por alineación indebida de un jugador.

“Habrá que conseguir los puntos para clasificar, todavía depende de nosotros, pero lógicamente que preocupa”, admitió Javier Mascherano.

“El partido con Brasil es de los más difíciles que podemos tener”, se sinceró Pablo Zabaleta.

Messi se llamó a silencio. Todos los rezos están puestos en que el capitán salve la nave del naufragio.

La Pulga se recuperó de un desgarro y ha desplegado de nuevo su mejor juego en el Bara, pese a la caída de la última fecha ante el Manchester City de su amigo Agüero.

Bauza, con apenas cuatro partidos en la selección, todavía busca al equipo mientras la pasional afición argentina le reclama aplicar el bisturí, y renovar a fondo a un equipo que luce desgastado y sin ideas atado a una Messidependencia.

Pero de la lista divulgada por el entrenador, el único titular que se quedó afuera es el lateral Marcos Rojo. Como novedad asoman el regreso de Ezequiel Lavezzi y la convocatoria del habilidoso volante de San Lorenzo Fernando Belluschi, de 33 años.

Pese a los retoques está claro que Argentina volverá a apostar a un Messi salvador que lo saque del entuerto y de aquí en adelante a rezar para que no sufra otra lesión que deje al equipo huérfano.

“Somos muy grandes como país para que el Barcelona nos quite a Messi cuando está lesionado, antes nosotros nos cuidábamos más para la selección que para los clubes”, se quejó Maradona.

El Diez le deseó suerte a Bauza

“Falta mucho (en la clasificatoria) pero los partidos hay que ganarlos. Le deseo lo mejor a Bauza pero Argentina no está jugando como él quiere”, sentenció.