Fútbol Internacional

Arturo Vidal es la estrella de Chile y de Sampaoli

En la cima de su carrera, el mediocampista Arturo Vidal siente que es el momento de ganar con su país cosas importantes como la Copa América Chile 2015, aseguró el futbolista en una entrevista publicada en Santiago.

Por Redacción Tododeportes

“Siento que es el momento de ganar algo importante, pero no estoy diciendo que la vamos a ganar”, señaló a la revista del diario El Mercurio, uno de los protagonistas de la clasificación del Juventus de Italia a la final de la Liga de Campeones de Europa, tras haber dejado en el camino al campeón defensor Real Madrid.

Vidal, pieza clave en el equipo de Turín y en su selección, admitió que para Chile la Copa “es una responsabilidad porque se juega de local. Pero nadie dice que la vamos a ganar, porque Chile nunca ha ganado nada, como tú dijiste. Sí tenemos un buen equipo y vamos a luchar por ese sueño, pero paso a paso”.

El volante, junto a Alexis Sánchez son las grandes figuras del equipo chileno que buscará de local quebrar la historia y quedarse con su primer título.

Vidal destacó a los últimos tres entrenadores argentinos de la selección chilena: (Marcelo) “Bielsa fue el primero en pensar más el futbol, estudiar más a los jugadores”.

Aprendizaje

“Claudio (Borghi) me enseñó mucho, porque siempre hablaba conmigo, me daba las herramientas para poder seguir adelante y no achicarme nunca con nadie. Y con (Jorge) Sampaoli estoy aprendiendo, como lo que aprendí con Bielsa, pero a jugar al futbol con más alegría”, refiere.

El sueño chileno comenzará a rodar el 11 de junio en el estadio Nacional de Santiago cuando contra Ecuador inaugure la Copa América-2015.

México y Bolivia serán los otros dos rivales de La Roja en el Grupo A, primer escollo a superar por los chilenos en un torneo colmado de figuras y en el que Argentina, subcampeón del mundo y con Lionel Messi, parte como uno de los grandes favoritos.

Los otros candidatos a llevarse el título son un herido Brasil, que busca redimirse de la humillante caída en las semifinales del pasado Mundial; Colombia y Uruguay, el actual campeón y máximo ganador del torneo que llega sin su máxima figura, Luis Suárez, a defender su título.

Continuidad

Presionado por el cuerpo técnico de Jorge Sampaoli, en vez de reposar al menos dos meses, Vidal disputó el Mundial 37 días después de haberse operado de los meniscos.

“Claudio (Borghi) me enseñó mucho, porque siempre hablaba conmigo. Y con Sampaoli estoy aprendiendo, como lo hice con Bielsa, pero a jugar al futbol con más alegría”.

El técnico lo considera indispensable porque es un jugador temperamental, capaz de contagiar a sus compañeros, incluso si está disminuido. En total disputó 235 minutos en tres partidos de Brasil 2014, sin goles, ni asistencias, ni grandes jugadas, a diferencia del papel determinante que había cumplido en las eliminatorias como goleador de La Roja.

Chile se despidió en octavos de final, tras haber perdido por penales ante Brasil, y al poco tiempo el Mánchester United desistió de contratarlo ante las dudas que tenía el club inglés sobre su rodilla.

Vidal permaneció en la Juventus, pero arrancó la temporada 2014-15 en bajo nivel y muchos creyeron que la Juve había cometido un error al no venderlo.

“Sabía todo lo que me iba a costar volver al mismo nivel, pero tenía que hacerlo por Chile, por la camiseta”, señaló recientemente el volante todoterreno, de 28 años.

CHILE.jpg