Fútbol Internacional

Caballero de la hipnosis, al rescate de los goles de Gignac en México

Largos 70 días pasó el delantero francés André-Pierre Gignac sin celebrar un gol en el futbol mexicano. La falta de tino en la cancha le causó desesperación y, ya entrada la liguilla, encontró una solución para volver a embocar la pelota: el Caballero de la Hipnosis.

Por México/AFP

Gignac festejó con Miltonseñal en agradecimiento a John quien le devolvió la confianza goleadora. (Foto Prensa Libre: EFE)
Gignac festejó con Miltonseñal en agradecimiento a John quien le devolvió la confianza goleadora. (Foto Prensa Libre: EFE)

Así llaman a John Milton, un hipnotista reconocido en México que una noche de noviembre pasado, después de un show de hipnosis colectiva, recibió al ídolo de los Tigres del Monterrey, el francés Gignac.

Para entonces, el delantero cargaba una pesada cadena de 764 minutos sin anotar gol en liga; el más reciente lo había hecho de penal el 17 de septiembre.

“Pudiésemos decir que Gignac estaba un poquito preocupado”, dijo Milton, un chileno radicado en México desde 1970.

En 26 años de trayectoria profesional, Milton ha atendido a universitarios, enfermos en hospitales, presos, políticos y artistas. Ahora, Gignac se suma a su lista de clientes con un par de sesiones.

“Él cayó en un estado alterado de consciencia donde se hizo un poco de tratamiento”, comentó, al subrayar el impresionante resultado.

“Después de la sequía goleadora de dos meses pasaditos, él se destapa con tres goles”, celebra.

Fue en el partido de vuelta de los cuartos de final en el que los Tigres vencieron 5-0 a los Pumas. En ese partido, Gignac cortó su mala racha y la dejó en 768 minutos sin anotar.

El técnico de Tigres, Ricardo Ferretti, reaccionó inmediatamente ante el despertar goleador de Gignac: “Ojalá siga yendo (con el hipnotista), mientras meta tres goles que vaya las veces que quiera”.

No obstante, Ferretti también resaltó la labor de Gignac en el entrenamiento y su actitud positiva como factores que ayudaron a su desempeño.

“Si realmente el hecho de ir con este señor fuera la única causal por la cual André marcó tres goles, entonces déjame mandar a Sosa, déjame mandar a Aquino, a Damm, ¡mando a todo mundo!”, dijo.

Milton está de acuerdo: “Gignac no metió los goles por mí, lo hizo porque es un excelente centro delantero”.

La célebre Miltonseñal

Aunque no puede dar detalles sobre las sesiones de hipnosis del francés, Milton asegura que necesita la confianza y la concentración de su cliente, y “lo más importante, es una respiración específica”.

“La hipnosis no es magia, no son poderes”, recalca, al explicar que se producen “alteraciones bioquímicas. Inclusive se llegan a crear cambios metabólicos a nivel corporal, fisiológico y cerebral”.

Tras una segunda sesión de hipnosis, Gignac hizo gol en cada uno de los dos partidos de la semifinal ante León.

Además de ser espectaculares, los goles llamaron la atención por la forma en que fueron celebrados: la Miltonseñal.

En agradecimiento a su terapeuta, tras el primero de sus tres goles ante los Pumas, Gignac simula entrar en trance y cae sobre el césped con un ademán de inducción a la hipnosis que le hizo su compañero Javier Aquino.

Luego, en su segundo gol contra León, es Gignac quien juega a ser el hipnotista con varios de sus compañeros.

“A modo de conversación, le dije: cuando meta gol, acuérdese de hacer la Miltonseñal y él, sonriente y jugando, aceptó. Mas nunca pensamos que esto fuese a darle la vuelta al mundo con tanta fuerza y tanta vehemencia, ya es algo viral”, comenta Milton.   





Antecedentes hipnóticos

La hipnosis en el futbol no es nueva para el Caballero de la Hipnosis. En los años 70, su padre Milton Motta hipnotizaba a uno de sus tíos, entrenador de un equipo de futbol en Brasil.

En México, el también llamado Taurus do Brasil, hipnotizó a un delantero chileno que jugó para el América, Oswaldo Castro, quien había perdido la confianza como futbolista por una seria fractura. Con ayuda del hipnotista, el Pata Bendita fue campeón de goleo en la temporada 1973-74.

Para Milton hijo, “es maravilloso tener de nuevo al gran artillero”  Gignac.

Al esgrimir el resultado de cinco goles en 270 minutos, comentó que el francés “es un ser humano maravilloso, una persona sencilla que tiene los pies en la tierra y que quiere dar lo mejor de él ante su afición en Monterrey, Nuevo León, y ante el mundo entero con la selección francesa” .

Con sus goles, Gignac ha llevado a los Tigres a la final de la liga mexicana y con el Caballero de la Hipnosis de su lado enfrentará al América.