Fútbol Internacional

Catar se viste de gala para recibir al Barcelona

La ciudad de Doha se ha vestido de gala para recibir al FC Barcelona, que pisará por primera vez en su historia el pequeño y rico emirato de Catar para jugar esta tarde contra el Al Ahli de Arabia Saudí, ganador de la liga saudí

Por Doha/EFE

Los jugadores del FC Barcelona posan junto a su presidente José María Bartomeu y Akbar Al Baker de Catar Air Ways. (Foto Prensa Libre: FC Barcelona)
Los jugadores del FC Barcelona posan junto a su presidente José María Bartomeu y Akbar Al Baker de Catar Air Ways. (Foto Prensa Libre: FC Barcelona)

La expectación creada por la llegada de los azulgranas quedó reflejada en la rapidez con la que se vendieron las 25 mil entradas del estadio Thani Bin Jassim. Pocas horas después de ponerse a la venta, la administración del campo colgaba el letrero de "agotado".

Ni siquiera el también amistoso París Saint Germain-Inter, disputado en Doha el año pasado, fue capaz de completar el aforo del circo futbolístico en el que jugaron, con una aforo menor que el del estadio Thani Bin Jassim.

El partido marcará también el broche de oro a los cuatro años de patrocinio de Qatar Airways, que el próximo julio dejará de lucir su marca en la camiseta de los hombres de Luis Enrique, en favor de la compañía japonesa de servicios de internet Rakuten.

"Se trata de una ocasión especial porque pronto será el día nacional (el 18 de diciembre), por lo que (este partido) es un regalo de Qatar Airways a los cataríes" declaró durante la presentación del encuentro Akbar Al Baker, director general de la compañía catarí, que patrocina tanto al Barça como Al Ahli saudí.

El centro neurálgico de la capital está inundado de carteles con las fotos del tridente del Barcelona -Messi, Suarez y Neymar-, que anuncian el evento desde finales de noviembre.

Según se ha ido acercando la fecha, también se ha podido percibir un mayor número de aficionados vistiendo la camiseta del club catalán, especialmente en los centros comerciales, en los que no faltan los puestos promocionales del partido.

No solo se espera que entre la afición haya cataríes y saudíes, sino que se espera que acudan españoles, de otros países europeos y también fans de China, Tailandia o Singapur.

Los organizadores, que han mostrado su deseo de que el estadio se convierta en "un carnaval" del fútbol, quieren también aprovechar la ocasión para "demostrar que Catar puede albergar grandes eventos deportivos", de cara al Mundial de 2022.





Según el secretario general del ente organizador de la Copa del Mundo 2022, Catar quiere convertirse en "puente entre culturas, con el primer mundial que no será solo catarí, sino del mundo árabe".

Para este último adiós con su patrocinador, el Barcelona ha traído al grueso de su plantilla, con la única ausencia del defensa Jeremy Matthieu.