Fútbol Internacional

Colombia ante la presión de sentirse favorita por primera vez

Colombia sorprendió a todos en el Mundial de Brasil 2014 al terminar invicta la primera fase y despedirse en los cuartos de final, por lo que tendrá que soportar en la Copa América de Chile 2015 la presión de ser una de las selecciones a batir.

Por Edwin Fajardo

Colombia en el penúltimo entrenamiento que desarrolló en tierras argentinas (Foto Prensa Libre: EFE)
Colombia en el penúltimo entrenamiento que desarrolló en tierras argentinas (Foto Prensa Libre: EFE)

El combinado cafetero debutará el domingo en Rancagua frente a Venezuela, en la apertura del Grupo C, consciente de que el factor sorpresa no actuará a su favor, pues su potencial ya es de sobra conocido tras la cita brasileña, así como el modus operandi del técnico José Pekerman.

“El favoritismo creo que nace más en la gente por lo que se hizo en Brasil. La Copa es un reto diferente, y lo importante es seguir teniendo los pies sobre la tierra pensando que al objetivo se llega partido tras partido y respetando a las demás selecciones”, admitió el guardameta del combinado y el Arsenal inglés, David Ospina, en rueda de prensa.

“Estamos ante un reto importante, es una linda oportunidad para ganarla, pero sabemos que será complicado por la calidad del resto de la selecciones y el buen momento que atraviesan varios jugadores”, recalcó el uno cafetero, inamovible en el once de Pekerman.

“El favoritismo creo que nace más en la gente por lo que se hizo en Brasil. La Copa es un reto diferente, y lo importante es seguir teniendo los pies sobre la tierra”, dijo Ospina.

Y es que el Mundial brasileño, donde Colombia alcanzó los cuartos de final, donde perdió con la verdeamarela 2-0, posicionó a la selección cafetera como uno de las mejores en el ranking de la Fifa, que en su última publicación —4 de junio— la ubica en el cuarto lugar, por debajo de Alemania, Bélgica y Argentina.

“Manteniendo la competitividad y las ganas de ganar podemos cumplir muchos objetivos, llegar a donde todos queremos”, analizó el defensor Carlos Váldez (Nacional, Uruguay), llamado a ocupar la vacante del excapitán Mario Yepes (San Lorenzo, Argentina) , y quien acompañó a Ospina el viernes en el único contacto de la selección con la prensa.

Un nuevo estatus

Pekerman, un sabio del banquillo y que no emite una palabra de más sin estar convencido de que está en lo cierto, fue el primero en asegurar que Colombia debe ratificar en Chile lo que hizo en el último Mundial.

“Somos candidatos por razones obvias. Tenemos a la mayoría de los jugadores que estuvieron en el Mundial. Queremos ratificar por qué Colombia tuvo esa actuación”, afirmó Don José sin titubeos.

Y por esa misma línea de pensamiento el capitán del seleccionado, el artillero Radamel Falcao García, había advertido recientemente que Colombia “tiene que acostumbrarse” a ser considerada favorita y “saber manejar esa expectativa” para no chocarse con derrotas sorpresivas.

“Nuestra ilusión es seguir creciendo y reafirmar lo que viene haciendo Colombia desde el Mundial, por eso no nos incomoda que nos vean como protagonistas porque sabemos para dónde vamos” , analizó el 9.

Colombia se permite soñar porque el técnico sabe lo que tiene para hacerle daño a sus rivales: un 10 como James Rodríguez en plena forma y un arsenal de goles con Jackson Martínez, Carlos Bacca, Teófilo Gutiérrez y, por supuesto, los del Tigre.

“La Copa del Mundo nos dejó mucha experiencia. A partir de ahí hemos seguido creciendo, madurando y aprendiendo”, comentó Valdés.

“Estamos en un proceso de crecimiento y de un cambio de mentalidad, que queremos mantener y seguir marcando la historia”, puntualizó el zaguero central.

Colombia, que arribó a suelo chileno en la madrugada de este viernes procedente de Buenos Aires, donde se concentró durante 12 días y enfrentó a Costa Rica (victoria 1-0) en un amistoso de preparación, trabajó a puertas cerradas en la sede deportiva del club Universidad Católica, en el este de Santiago, en la precordillera de los Andes.