Fútbol Internacional

Cristiano conduce a Portugal a vital victoria sobre Rusia

Cristiano Ronaldo lideró hoy a Portugal a una victoria vital por 1-0 ante el anfitrión de la Copa Confederaciones de fútbol de Rusia.

Por DPA / Rusia

El portugués Cristiano Ronaldo inicia el festejo después de anotar el gol que le daría el triunfo 1-0 a su país contra Rusia. (Foto Prensa Libre: AP)
El portugués Cristiano Ronaldo inicia el festejo después de anotar el gol que le daría el triunfo 1-0 a su país contra Rusia. (Foto Prensa Libre: AP)

El tanto del Balón de Oro en el minuto 8 permite al campeón de Europa vislumbrar con optimismo su clasificación a las semifinales del torneo, pues suma cuatro puntos y solo le resta jugar ante el rival más débil del Grupo A, Nueva Zelanda.

Rusia, por el contrario, se queda con tres unidades y se jugará probablemente su pase a la ronda de los cuatro mejores ante el México de Javier "Chicharito" Hernández, que más tarde se enfrenta a los neozelandeses en Sochi.





El partido demostró que a la renovada Rusia de Stanislav Cherchesov todavía le falta cocción para enfrentarse a los equipos de jerarquía antes de la disputa en casa del Mundial de 2018.

Portugal, por su parte, demostró de nuevo que sabe competir bajo presión, tanto dentro como fuera de la cancha. Ni se dejó intimidar por el ruidoso público ruso ni parece verse afectado por los titulares en torno a su máxima estrella y su supuesto deseo de dejar el Real Madrid.

El técnico Fernando Santos sorprendió con una novedosa alineación en la que introdujo hasta cuatro cambios respecto al duelo anterior, en el que Portugal cedió en el último suspiro un empate 2-2 ante México.

José Fonte, Joao Moutinho, Quaresma y Nani dejaron su lugar a Bruno Alves, Bernardo, Adrien Silva y André Silva. Y la apuesta le salió bien al entrenador luso, pues su equipo fue claro dominador en los primeros 45 minutos.

Rusia no modificó su dibujo, con una línea de cinco defensas y un solo delantero, puesto ocupado por su principal estrella, Fedor Smolov. Sin embargo, el seleccionador Cherchesov reforzó defensivamente el centro del campo respecto al duelo ante Nueva Zelanda, consciente de la jerarquía del rival de hoy en el estadio Spartak de Moscú.

De poco le sirvió. A los ocho minutos, un gran centro de Raphael Guerreiro desde la izquierda llegó a la cabeza de Cristiano, que si está preocupado por el "affaire" de sus impuestos en España, no lo demostró lo más mínimo.

"Aquí estoy yo", dijo Cristiano con su gesto característico, señalándose el pecho y al suelo. El 7 del Real Madrid pudo ampliar la cuenta en el 32, pero tras deshacerse de un defensa en brillante jugada personal, disparó a los pies del arquero.





Portugal manejó el balón y el ritmo del partido en la primera mitad, con Rusia encerrada en su campo a la espera de enlazar un contragolpe. Pero la primera ocasión digna de ese nombre para los locales no llegó hasta el minuto 41, en un remate que Smolov no enganchó bien y se fue sin peligro fuera.

Cherchesov movió sus piezas en el descanso y sacó del campo al defensa Roman Shishkin, al que había alineado en el centro del campo, para dar entrada a Alexsandr Erokhin, un auténtico centrocampista con más criterio en el manejo de la pelota.

La actitud de los locales cambió, pero la primera gran oportunidad de la segunda mitad fue para André Silva, que con un buen cabezazo obligó a Igor Akinfeev a justificar su centenario con la selección con una felina atajada.





Rusia, en cualquier caso, había dado un paso adelante. El balón era ahora de los locales, mientras que Portugal esperaba para rematar el partido en alguna contra vertiginosa. Cristiano pudo hacerlo dos veces antes del 65, pero en ambas ocasiones desvió el punto de mira.

Rusia apostó entonces aún más fuerte al retirar a Dmitry Kombarov y dar entrada a Dmitry Polov: un defensa por un delantero. La grada, llena con 42 mil 759 espectadores, empujaba entusiasta a su equipo, pero lo cierto es que los futbolistas rusos mostraban más voluntad que precisión.

La energía duró media hora. A partir de ahí, Portugal retomó el control del partido y, más allá de un par de intentos desesperados en el descuento, no volvió a pasar apuros. Las semifinales están al alcance de su mano.