Fútbol Internacional

Cuatro años de suspensión a un jugador del Canelas por agredir a un árbitro

El delantero del club aficionado portugués Canelas, Marco Gonçalves, que agredió a un árbitro a comienzos de abril, fue suspendido por cuatro años y cinco meses, anunció la Asociación de Futbol Portugués de Oporto.

Por AFP/ Portugal

Marco Gonçalves es suspendido por cuatro años en la liga portuguesa tras agredir a un árbitro. (Foto Prensa Libre: Internet)
Marco Gonçalves es suspendido por cuatro años en la liga portuguesa tras agredir a un árbitro. (Foto Prensa Libre: Internet)

"Marco Gonçalves fue condenado a una suspensión de cuatro años por agresión a un árbitro, dos meses por injurias y amenazas y tres meses por agresión a un adversario", señaló a la AFP un portavoz de la liga regional de Oporto.

Un video muy compartido en las redes sociales y por la prensa digital lusa recoge lo sucedido el 2 de abril: tras mostrar una tarjeta roja a Marco Gonçalves, atacante del Canelas de 34 años, en un partido en Rio Tinto, el árbitro José Rodrigues recibe un violento rodillazo por parte del jugador, que le hizo caer al suelo.

La policía intervino rápidamente para controlar la situación y el árbitro, con una fractura de nariz, fue conducido a un hospital de Oporto. El partido apenas duró dos minutos.

El club de cuarta división tomó la decisión de expulsar definitivamente al futbolista debido a su "actitud irreflexiva".

El club de las afueras de Oporto ya provocó incidentes en el pasado. Muchos de sus adversarios les acusan de ser "unos brutos y no respetar las reglas". El Canelas terminó marzo al frente de su división regional, tras conseguir varias victorias por incomparecencia del rival, temeroso de enfrentarse a ellos.

La mayor parte de los clubes de la Asociación de Futbol de Oporto prefirieron no medirse al Canelas y pagar la multa correspondiente de 750 euros.