Fútbol Internacional

De Luis Enrique al estilo: cinco causas de un naufragio inesperado

El Barcelona sufrió el martes una de esas derrotas que marcan el futuro de un club y hoy se buscan unas causas que van desde Luis Enrique hasta el estilo perdido o el bajo rendimiento de sus estrellas.

Por Madrid/DPA

Luis Enrique, técnico del FC Barcelona, observa el partido que su equipo perdió por goleada 4-0 contra el PSG en la Liga de Campeones de Europa. (Foto Prensa Libre: AP)
Luis Enrique, técnico del FC Barcelona, observa el partido que su equipo perdió por goleada 4-0 contra el PSG en la Liga de Campeones de Europa. (Foto Prensa Libre: AP)

A continuación se exponen cinco motivos que marcaron la derrota 4-0 ante el Paris Saint-Germain que dejó al Barcelona con pie y medio fuera de la Liga de Campeones en octavos de final.

El equipo catalán deberá recibir al PSG en el Camp Nou el próximo 8 de marzo con la misión de ganar por el mismo marcador para alargar la serie o por cinco goles para clasificar.

LUIS ENRIQUE

El técnido es el principal señalado por la prensa. El diario "Sport" le dedicó hoy la siguiente reflexión: "El equipo jugó en París sin entrenador". Además, el futbolista Sergio Busquets no le ayudó precisamente al declarar tras la derrota que "el planteamiento táctico del PSG fue mejor".

El propio técnico, quien todavía no renovó con el club, perdió los nervios tras el partido y tuvo un enfrentamiento desagradable con un periodista del canal catalán TV3. "Al estilo Mourinho", lo calificó "Sport". Malos tiempos para un entrenador cada vez más discutido. Y ya comienzan a sonar los nombres de posibles sucesores, con Jorge Sampaoli a la cabeza.

LA "MSN"

Messi, Neymar y Suárez forman la delantera más cara del mundo y su rendimiento en París estuvo alejadísimo de lo que se espera de tres delanteros de su talla.

Llamó la atención el pobre rendimiento de Messi, quien se marchó de París sin realizar un solo disparo a portería. Además, perdió 18 balones y uno de ellos dio origen al segundo gol del PSG. No hizo ningún esfuerzo en recuperar esa pelota.

EL ESTILO 

desde los tiempos de Johan Cruyff, en los años 90, el Barcelona siempre fue reconocible por su estilo. En la victoria y en la derrota. Pero cada vez son más los críticos que aseguran que el equipo se desnaturalizó para abandonar su tradicional juego de posesión y combinaciones de balón para mostrar otra cosa, esas transiciones rápidas tan denostadas en otras épocas.

"(Luis Enrique) ha convertido a los organizadores en meros peones. Ya no enhebran, sólo sufren y quedan en evidencia", afirmó hoy "El Mundo" en relación al papel secundario de los centrocampistas.

Ahora todo el peso del equipo recae en la "MSN", en un sistema con tres delanteros que deja huérfano al centro del campo, muy expuesto ante cualquier equipo que decida presionar arriba y crear superioridad en esa zona. Como hizo el PSG

LOS FICHAJES

El Barcelona se gastó 130 millones de euros (136 millones de dólares) en fichajes para cerrar "la mejor plantilla" a la que entrenó Luis Enrique, según él mismo dijo, pero la realidad es que prácticamente ninguna de las contrataciones aportó nada mejor a lo que ya existía.

Junto al entrenador, otro de los grandes objetivos de la crítica es el centrocampista portugués André Gomes, que volió a ser titular. A la hora de la verdad, Luis Enrique continúa confiando en los veteranos, a pesar de que jugadores como Busquets o Andrés Iniesta estén en una baja forma evidente tras salir de lesiones.

UN FUTURO INCIERTO

El margen de maniobra no es demasiado a la hora de recomponer el equipo porque renovaciones como las de Neymar, Suárez o Busquets ocuparon una gran parte de la masa salarial disponible.

Y todavía falta el contrato más grande jamás firmado por un futbolista, el de Messi, quien aspira a ganar 40 millones de euros anuales. Además, Iniesta también reclama su momento para tratar su renovación.

El hecho de que Messi todavía no se haya sentado a renovar aumentó los rumores y sospechas. Éstas no se refieren tanto a si el argentino seguirá en el Barcelona, que se da por supuesto, sino a cómo el club encontrará el dinero para afrontar un contrato tan elevado y mantener compensada la plantilla.