Fútbol Internacional

El Benfica confía en la historia; los alemanes en recuperar la intensidad

Benfica y Borussia Dortmund abren mañana su eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones habiendo superado los portugueses una mala racha y con dudas los alemanes tras perder en la última jornada de la Bundesliga con el colista.

Por Lisboa-Berlín/EFE

El Benfica se entrenó este lunes por última vez antes de recibir la visita del Borussia Dortmund en Portugal. (Foto Prensa Libre: Benfica)
El Benfica se entrenó este lunes por última vez antes de recibir la visita del Borussia Dortmund en Portugal. (Foto Prensa Libre: Benfica)

El Benfica afronta su cuarta presencia en octavos de la Liga de Campeones desde que la competición adoptó su formato actual y pondrá a prueba su invencibilidad en la eliminatoria, ya que consiguió pasar en las tres ocasiones anteriores (ante el Liverpool y dos ante el Zenit, la última la pasada temporada).

Las "águilas", campeonas de Europa en 1961 y 1962, se clasificaron para octavos tras quedar en segunda posición en el grupo B tras el Nápoli italiano y llegan con la sensación de haber dejado atrás una racha con varios tropiezos.

Probable alineación del Benfica:

  • Ederson; Nelson Semedo, Luisão, Lindelof, Eliseu; Fejsa, Pizzi; Salvio, Cervi, Mitroglou y Jonas o Carrillo.

Todavía líder de la Liga, aunque con el Oporto pisándole los talones, el conjunto encarnado no sabe si podrá contar ante el Borussia con el brasileño Jonas, máximo goleador liguero la temporada pasada y que se perdió toda la fase de grupos este año debido a una lesión.

El delantero regresó en diciembre y desde entonces ha marcado 8 goles en todas las competiciones, pero este lunes se ausentó del entrenamiento debido a problemas físicos, por lo que podría fallar el encuentro.

Por el contrario, el argentino Eduardo Salvio, baja la pasada jornada en Liga -cuando fue sustituido por el peruano André Carrillo, que cumplió con un gol-, parece estar recuperado y se espera que llegue a tiempo al partido.

Quien no estará seguro es el joven extremo serbio Zivkovic, que se ha ganado la confianza de Vitória desde que volvió a estar en plena forma en diciembre pero que debe cumplir un partido de sanción, por lo que el entrenador portugués deberá buscarle un sustituto.

Con la baja del español Grimaldo, lesionado desde hace tiempo y ni siquiera inscrito, se espera que Rui Vitória opte por la línea defensiva usada en los últimos encuentros, integrada por el sueco Lindelof, el brasileño Luisão y los portugueses Nelson Semedo y Eliseu en los laterales.

El luso Pizzi, habitual en el centro del campo, está apercibido y si ve una amarilla se perdería la vuelta, al igual que el griego Samaris.

El Dortmund llega al duelo en un momento de muchas dudas tras perder, de forma sorpresiva pero justa, en la última jornada de la Bundesliga ante el colista Darmstadt por 2-1.

Probable alineación del Dortmund:

  • Dortmund: Bürki; Piszczek, Sokratis, Batra, Schmelzer; Weigl; Castro, Guerreiro; Dembelé, Reus; Aubameyang.

La derrota ante el colista reflejó una de las caras que ha venido mostrando el Dortmund en lo que va de temporada y es la falta de intensidad con la que juega los partidos ante rivales que son inferiores sobre el papel.

El mismo equipo que en la Liga de Campeones logra el primer puesto en el mismo grupo en el que estaba el Real Madrid o que en la Bundesliga ha sido el único capaz de derrotar al Bayern se enreda inexplicablemente ante equipos de la parte baja de la clasificación.

Tras la derrota ante el Darmstadt, el entrenador Thomas Tuchel dijo que a la hora de pensar en los objetivos de la temporada hay que pensar en los dos rostros del Dortmund.

"No somos sólo el equipo que brilla ante el Bayern o ante el Leipzig sino también el que pierde contra Darmstadt", dijo Tuchel.





En todo caso, el equipo tiene claro que mañana contra el Benfica tiene que mostrar otra actitud si aspira a meterse en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El capitán, Marcel Schmelzer, ha mostrado cierto optimismo convencido de que "basta con que se oiga el himno de la Liga de Campeones" para que él y sus compañeros empiecen el compromiso con otra actitud.

Tuchel no podrá contar con Mario Götze, que tiene problemas musculares.