Fútbol Internacional

El Camp Nou, feudo maldito para el Real Madrid en Liga

El Camp Nou, que el próximo domingo acogerá una nueva edición del Clásico español, con un Barcelona líder y un Real Madrid a un solo punto, por tanto con la Liga prácticamente en juego, en un escenario que prácticamente maldito para el equipo madridista.

Por Madrid/EFE

De los 84 duelos precedentes ligueros en suelo barcelonés, los números son abrumadores en favor del “patrón” de la casa: 48 triunfos del Bareclona, por sólo 19 del Real Madrid, y con 17 empates. Además, el conjunto catalán marcó 167 goles, por 98 de sus rivales.

Un duelo que con sólo ser nombrado ya dice todo. Y es que decir Barcelona-Real Madrid o Real Madrid-Barcelona, pues en este caso el orden ni la competición afectan, es hablar de uno de los enfrentamientos más importantes del panorama futbolístico mundial; sino el más seguido y esperado.

Y es que hay mucho en juego; y no sólo estrictamente en lo deportivo. Los dos equipos, las dos aficiones, se temen, se odian y se respetan, pero sobre todo no pueden vivir “una sin la otra”.

Difícil, por no decir imposible, imaginarse una competición importante que en su inicio no vea partir con ambos en su parrilla de salida.

El primer encuentro liguero entre el Barcelona-Real Madrid en suelo catalán llegó el 17 de febrero de 1928, en la segunda jornada de Liga. Tuvo lugar en “Las Corts” y su primer árbitro fue el guipuzcoano José María Steimborn Ludeuvik.

  • Será el “Clásico 85” liguero con el conjunto barcelonés como local.

El triunfo cayó del lado madridista, por 1-2, con un doblete de Rafael Morera en los minutos 10 y 55). Por el conjunto catalán marcó Ramón Parera Panella (al 70).

Roman Forns Saldaña era el técnico del Barcelona en este primer duelo entre ambos, mientras que José Ángel Berraondo Inchausti estuvo en el banquillo del Real Madrid. Muy lejos quedaba aún la denominación de Clásico.

En la siguiente temporada, el partido también acabó con victoria visitante, por 1-4.

Fue en el tercer enfrentamiento liguero catalán entre ambos (abril de 1931) cuando llegaría la primera victoria azulgrana (3-1), con un “triplete” del local Ramón Pera (minutos 12, 35, 73) y tanto madridista de Eugenio Calvo (al 38).

El primer empate (2-2, abril de 1932) fue especialmente celebrado por el Real Madrid. Le suponía matemáticamente la obtención del que fue su primer título liguero; y además sin perder partido alguno por parte de los entonces entrenados por Lipp Hertzka.

Tras un nuevo triunfo madridista en la campaña 1933-34 (1-2), el Clásico en la Ciudad Condal dio paso ya a las goleadas. La mayor de los 84 enfrentamiento fue el 7-2 logrado por el Barcelona sobre el Real Madrid en la campaña 1950-51.

Un Barcelona que, a lo largo de estos enfrentamientos, ha endosado nuevos duros correctivos a su gran rival en otras cuatro ocasiones, con sendos 5-0: 1934-35, 1944-45, 1993-94, 2010-11. El Clásico barcelonés con más goles llegó con el 5-5 de la campaña 1942-43.

  • La victoria más contundente madridista aconteció en la campaña 1962-63, cuando se registró un 1-5.

A diferencia de la campaña 2013-14, cuando en el Camp Nou se midieron por vez primera el argentino Gerardo “Tata” Martino (Barcelona) y el italiano Carlo Ancelotti (Real Madrid), no se verá un duelo inédito en los banquillos.

Además, del partido de la primera vuelta en el madrileño Santiago Bernabéu, Luis Enrique y Ancelotti ya se han enfrentado como técnicos en la campaña 2013-14 cuando el asturiano dirigía al Real Celta de Vigo y el transalpino estaba en su primera campaña como madridista.

De momento, el balance entre ambos técnicos favorece a Ancelotti: victoria en el Santiago Bernabéu ante el Celta (3-0) y el Barcelona (3-1). Luis Enrique le ganó en Vigo (2-0) en la jornada 37, con lo que el Real Madrid decía adiós al título de liga 2013-14.

A lo largo del Clásico en liga, lógicamente, ha acontecido prácticamente “de todo”. Baste recordar, como escuetos meros ejemplos y por aquello que están más recientes en la memoria, la “cola de vaca” de Romario a Alkorta (1994), el gesto de Raúl de acallar al Camp Nou tras marcar un gol (1999), la gran pitada en la vuelta de Luis Figo tras su huida al Real Madrid (2000) o el primer triplete en estos partidos de Messi (2007).

Los hay también luctuosos, como el fallecimiento del uruguayo barcelonista Julio César Benítez (6 de abril de 1968) por una presunta intoxicación por mejillones producida en la víspera del partido y que motivó se aplazase y jugase un par de días después.

La última visita liguera madridista vio el triunfo del Barcelona (2-1). Curiosamente, la anterior ocasión en que el Camp Nou registró ese mismo marcador, a la temporada siguiente (2010-11) llegó la “manita” (5-0).

El último triunfo del Real Madrid se remonta a la campaña 2011-12, por 1-2.