Fútbol Internacional

Griezmann-Torres, al asalto del tercer puesto en La Rosaleda

El Atlético de Madrid, mermado por siete bajas entre lesiones y sanciones, retoma la Liga al asalto de la tercera posición y con el francés Antoine Griezmann y Fernando Torres como ataque titular en su visita a La Rosaleda contra el Málaga, que acumula cuatro derrotas en las últimos cinco jornadas.

Por EFE / Madrid

Torres y Griezmann esperan guiar al Atlético de Madrid a otra victoria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Torres y Griezmann esperan guiar al Atlético de Madrid a otra victoria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A pesar de esa racha, es una visita exigente para el Atlético, como demuestran sus números en la era Diego Simeone en este estadio -una victoria en cinco duelos allí, con una derrota, la pasada campaña, y tres empates-, y una prueba crucial en su ambición de alcanzar el podio, al que mira a dos puntos de distancia.

No hay excusas en el Atlético, ni siquiera por las bajas. En las dos últimas semanas ha perdido a cinco futbolistas para Málaga: Sime Vrsaljko, Miguel Ángel Moyá, Nico Gaitán y Kevin Gameiro, este último por una tendinitis en el aductor que probablemente le apartará del choque, además de Yannick Carrasco por cinco amarillas.

Tampoco están disponibles desde hace tiempo ni el argentino Augusto Fernández, fuera de competición desde septiembre por una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla, ni el portugués Tiago Mendes, que se ha perdido ya los últimos 22 encuentros del conjunto madrileño por unas molestias en la rodilla por las que paró el pasado 12 de diciembre.





Todos esos contratiempos han dejado al argentino Diego Simeone, a falta del entrenamiento vespertino en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, con sólo dieciséis futbolistas aptos para viajar a Málaga, pero, en cualquier caso, con un equipo muy competitivo, relanzado en 2017, y con el delantero francés Antoine Griezmann.

El repunte del Atlético tiene un porqué colectivo y un factor individual: el internacional galo. De su peor racha, los 483 minutos que encadenó sin marcar en sus últimos cinco partidos de 2016, hasta los 13 goles que ha anotado ya en 2017, siete de ellos, además de tres asistencias, en los ocho choques más recientes con su equipo.

Griezmann es decisivo para el Atlético. Y este sábado liderará su ataque de nuevo en La Rosaleda, donde el argentino Diego Simeone, que rememorará su debut en el club rojiblanco el 7 de enero de 2012 en el mismo escenario con un 0-0, planteará un once similar al de los últimos encuentros, a pesar de las numerosas bajas que tiene.

Tres de ellas alteran el once respecto al triunfo por 3-1 de la última jornada ante el Sevilla: Vrsaljko, Carrasco y Gameiro. El primero será suplido por Juanfran Torres en el lateral derecho; el segundo por Thomas Partey en la banda diestra; y el tercero por Fernando Torres en la delantera.

En el resto de posiciones no se esperan cambios, quizá uno si Simeone opta por dar descanso a Diego Godín tras jugar con su selección -su puesto sería para Lucas Hernández-, pero ninguno más, con Jan Oblak en la portería; Stefan Savic en el centro de la defensa, Filipe Luis en el lateral izquierdo; Gabi Fernández, Saúl Ñíguez y Koke Resurrección en el medio y Griezmann en la delantera.





Ese es el once probable del Atlético, afianzado en la cuarta plaza, con siete puntos de ventaja sobre la Real Sociedad y el Villarreal, y ya con la tercera posición al alcance. Ya la ve a dos puntos por las tres victorias consecutivas que suma en la Liga: 3-0 al Valencia, 0-1 al Granada y 3-1 al Sevilla, su rival directo.

Un impulso reconfortante para el conjunto rojiblanco, que hace tres jornadas estaba a nueve puntos de distancia de ese puesto y que ahora lo tiene a tiro, además con la diferencia particular con el equipo andaluz a su favor y, encima, con todo el refuerzo que supone el solvente partido con el que doblegó al Sevilla antes del parón.

Ese triunfo fue un salto cuantitativo y cualitativo, reafirmante para el Atlético, que ya ha encontrado la regularidad en el campeonato desde que empezó 2017. Desde entonces, ha disputado trece partidos de la Liga, con ocho victorias, tres empates y sólo una derrota (el 1-2 con el Barcelona), antes de su visita a La Rosaleda.

Enfrente, el Málaga, que se encuentra a seis puntos de los puestos de descenso tras haber sumado uno de los últimos quince, acumula cuatro derrotas y un solo empate ante el Leganés en sus últimos partidos, con lo que querrá superar esta racha depresiva en juego y resultados para hacer frente a los de Diego Simeone.

El equipo andaluz ganó por última vez el pasado 20 de febrero a Las Palmas en La Rosaleda por 2-1 y, a partir de ese momento, perdió frente a Eibar (3-0), Betis (1-2), Athletic de Bilbao (1-0) y Alavés (1-2), sangría de resultados que hace que todo partido se encare como una final.

Los buenos resultados conseguidos en las últimas dos temporadas contra el Atlético de Madrid como local (2-2 y 1-0) hacen que los malaguistas afronten el encuentro de mañana con la esperanza de puntuar y salir del bache, para lo que su entrenador, José Miguel González, 'Michel', y sus jugadores han apelado a la épica y al apoyo de la afición.

Míchel tendrá la baja de Charles, sancionado, y es duda el delantero Sandro Ramírez, lesionado contra el Leganés, por lo que ofrecerá mañana los 18 jugadores convocados para el enfrentamiento contra el conjunto rojiblanco.