Fútbol Internacional

Guardiola y Mourinho cierran la primera vuelta fuera de puestos de Champions

El Manchester City de Pep Guardiola y el Manchester United de José Mourinho han cerrado la primera vuelta de la Premier League 2016/2017 fuera de los puestos de Liga de Campeones.

Por Londres/EFE

Los entrenadores más seguidos de la Premier League deben reforzar su estrategia para recuperar los puestos de la Champions League. (Foto Prensa Libre: Agencias)
Los entrenadores más seguidos de la Premier League deben reforzar su estrategia para recuperar los puestos de la Champions League. (Foto Prensa Libre: Agencias)

Los dos clubes de la ciudad de Mánchester, que partían como los grandes favoritos para hacerse con el título, marchan en quinta (City) y sexta posición (United), por detrás de Chelsea, Liverpool, Arsenal y Tottenham Hotspur.

El conjunto entrenado por Guardiola se ha ido desinflando tras un inicio fulgurante, en el que sumó 10 triunfos en línea: seis en Premier, dos en la fase previa de la Liga de Campeones, uno en la fase de grupos de la Champions League y otro en la Copa de la Liga (EFL Cup).

A raíz de un empate con el Celtic en Escocia (3-3), en la fase de grupos de la máxima competición continental, el City encadenó seis partidos sin ganar, igualando tres (Everton, Southampton y el del Celtic) y perdiendo otros tres  (Tottenham, Barcelona y Manchester United).

La derrota del sábado en Anfield ante el Liverpool (1-0) ha sembrado todavía más dudas sobre el ambicioso proyecto del técnico catalán, puesto que el City se ha descolgado de la lucha por el título -está a 10 puntos del Chelsea- y ha salido de puestos de Liga de Campeones.

Por su parte, los Diablos Rojos de Mourinho, tras las dudas iniciales, han sumado seis triunfos consecutivos  (cinco en liga y uno en Liga Europa).

Sin embargo, aunque la dinámica es ganadora, el equipo de Old Trafford se mantiene fuera de los puestos de la máxima competición continental, a tres puntos del Tottenham, el cuarto clasificado.

La pelea por el título se antoja, no obstante, una quimera para los hombres de Mourinho, que se encuentran a 13 puntos de un Chelsea inapelable, que no parece tener fisuras y que el próximo miércoles buscará en el estadio londinense de White Hart Lane su victoria consecutiva número 14 en liga.