Fútbol Internacional

Jack Warner dice que no tendría juicio justo en EEUU y lo acusa de doble moral

El exvicepresidente de la FIFA Jack Warner, en el centro del escándalo de corrupción en el ente rector del fútbol mundial, acusó este martes a Estados Unidos de doble moral y dijo que ese país no le garantiza un juicio justo.

Por Trinidad/AFP

Archivado en:

Caso Fifa EE.UU Jack Warner
Warner no cree en un jucio justo por parte de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP)
Warner no cree en un jucio justo por parte de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP)

El trinitario Warner dijo que Estados Unidos no es “la jurisdicción apropiada” para resolver el caso contra los directivos de la FIFA “de manera justa” ya que es parte agraviada porque no obtuvo la sede de la Copa del Mundo de 2022, en el editorial de su semanario Sunshine que será publicado el viernes.

“Hay que ser cuidadoso y preguntarse si Estados Unidos puede ser justo al tomar acciones contra un cuerpo internacional que siente que le fue injusto“, señaló el exdirigente en el artículo, que fue adelantado a la AFP por el opositor Partido Liberal Independiente que Warner lidera en Trinidad y Tobago.

“Hay que ser cuidadoso y preguntarse si Estados Unidos puede ser justo al tomar acciones contra un cuerpo internacional que siente que le fue injusto“ Jack Warner

“Pese a lo que Estados Unidos desea hacer ver, si hubieran obtenido la sede, nunca hubiera existido la actual acritud legal“, señaló Warner, quien es acusado por fiscales estadounidenses de haber recibido 10 millones de dólares a cambio de apoyar la candidatura de Sudáfrica para el Mundial de 2010 y se encuentra en la lista roja de los más buscados por Interpol.

Warner, un millonario parlamentario de 72 años en libertad bajo fianza mientras espera una decisión sobre su extradición a Estados Unidos, ha rechazado los cargos en su contra.

Acusó a Estados Unidos de doble moral, alegando que mientras lo quiere procesar por presuntos sobornos, él y el dimitido presidente de la FIFA Joseph Blatter fueron recibidos por Barack Obama en la Casa Blanca, en medio de la campaña norteamericana para lograr la sede del Mundial 2022.

“¿Buscaba el presidente de Estados Unidos que el vicepresidente de la FIFA hiciera lobby por él o lo estaba ‘sobornando’ con una visita y una comida en la Casa Blanca? No lo creo“, escribió Warner en el editorial.