Fútbol Internacional

Hackean las redes sociales del Barcelona y anuncian el fichaje de Ángel Di María

Las redes sociales temblaron este martes cuando el Barcelona anunció en su cuenta de Twitter el fichaje del argentino Ángel Di María; sin embargo, minutos después se conoció que las cuentas de Twitter y Facebook del club catalán habían sido hackeadas.

Por Milton Meléndez U.

El defensa Gerard Piqué es uno de los protagonistas en las redes sociales con los memes por el tuit del FC Barcelona. (Foto Prensa Libre: Twitter)
El defensa Gerard Piqué es uno de los protagonistas en las redes sociales con los memes por el tuit del FC Barcelona. (Foto Prensa Libre: Twitter)
"Esta noche nuestras cuentas han sido hackeadas. Estamos trabajando para solucionarlo lo antes posible", escribió el club catalán, después de haber recuperado sus redes.

Y como cada día sucede algo nuevo en torno al club, la prensa catalana aseguró este miércoles que tampoco fichará al volante francés Jean Michael Seri un día después de dar por "cerrada" la contratación. Por "motivos técnicos", se argumentó. En resumen: otro fichaje frustrado sin que se sepa muy bien por qué.

La realidad pone a Bartomeu contra la pared tras ser reelegido el 19 de julio de 2015 con el 54,63 por ciento de los votos después de superar ampliamente al ex presidente Joan Laporta.

Entonces, Bartomeu dirigía al Barcelona del "triplete" -Liga española, Liga de Campeones y Copa del Rey- y la hinchada lo votó masivamente al amparo de los resultados.

Entre la demanda a Neymar y los fichajes frustrados, el Barcelona atraviesa un momento difícil, que además añadió el episodio del hackeo en sus redes sociales. El defensa catalán Gerard Piqué y el brasileño Neymar son de los principales protagonistas en los memes de los internautas.

























De momento, y fiel al rechazo que le tiene Bartomeu a los micrófonos, todavía no ofreció una explicación pública de las fotografías de Neymar con Messi, Gerard Piqué, Luis Suárez y hasta Dani Alves, un jugador que también salió mal del Barcelona.

Tampoco habló sobre los fichajes frustrados ni envió un mensaje tranquilizador a su masa social, cada día que pasa más inquieta. Ni explicó por qué Messi todavía no firmó la anunciada renovación.